Ghost in the Shell (2017)

Ghost in the ShellGhost in the Shell es una película de 2017 dirigida por Rupert Sanders y protagonizada por Scarlett Johansson basada en la obra de Masamune Shirow. Ambientada en un japón futurista en el que los implantes cibernéticos son normales en la sociedad, se nos cuenta la vida de la mayor Mira, una agente especial con un cuerpo totalmente cibernético. Mira se tendrá que enfrentar a un terrorista que está asesinando a la cúpula de la principal empresa cibernética del país.

No he visto ni leído la obra original, por lo que me limitaré a juzgar la película como obra independiente, sin entrar en si es mejor o peor que la película de animación. Y como obra independiente, pues Ghost in the Shell 2017 no es que sea gran cosa. Ni buena ni mala. Mediocre.

Guión

Sobre la historia, es más interesante el trasfondo que la propia trama. La especulaciones sobre como sería un futuro mucho más tecnificado y digitalizado que el nuestro resultan muy atractivas. Entiendo que muchas de las ideas que ofrece la película no son propias, sino extraídas de la obra original. Aún así es interesante. Ghost in the Shell nos muestra un futuro que recuerda a Blade Runner, pero con mucho más colorido y con omnipresentes referencias a lo virtual, y a las consecuencias de digitalizar nuestras mentes y de reemplazar partes de nuestro cuerpo con implantes.

Pero por otra parte, la historia principal es muy previsible. Lo que nos cuenta Ghost in the Shell 2017 lo hemos visto ya muchas veces en otras películas o series. Y generalmente mejor contado. Todo avanza de forma esperada, sin giros ni sorpresas. Así que acabamos viendo un mundo muy interesante, pero a través de un camino poco satisfactorio.

 

Aspecto visual

Otra de cal y otra de arena por aquí. Los efectos visuales son apabullantes y las imágenes del Tokio futurista te dejan con la boca abierta. La película tiene varios planos en los que se recrea mostrándonos una ciudad luminosa, llena de anuncios 3D, carreteras con señalizaciones holográficas y una buena cantidad de seres mitad humanos mitad máquinas.

Pero la película falla bastante en las secuencias de acción. La mayoría son pobres y rodadas casi con desidia. La excepción es la primera escena de acción con la que arranca la historia, que además tiene la ventaja de ser nuestra entrada a este mundo. Pero a partir de aquí la mayoría de las peleas son cortas, no demasiado espectaculares y muy pobres para lo que se espera a día de hoy de una producción de Hollywood. Guste o no, las películas de superhéroes han puesto el listón muy alto y Ghost in the Shell no da la talla.

 

Dirección y actores

Y seguimos en la mediocridad. El director, Rupert Sanders, nos ofrece alguna secuencia o plano resuelto de forma imaginativa. Pero se ve que cae mucho en el “quiero ser un artista y mira que plano te pongo”. Pero se ve que anda escaso de recursos y apenas se queda en los planos básicos a la hora de narrar. La gran ciudad futurista pedía algún tipo de secuencia recreándose en ella, pero Sanders se queda en planos generales y marchando. Las secuencias de combate también resultan simples, para el partido que se le podría haber sacado. Y si indagas un poco descubres que las mejores imágenes son copiadas del anime original. Así que un aprobado ramplón para el director y gracias.

Sobre el reparto y la banda sonora, pues lo mismo. Funcional, pero sin destacar.

Conclusiones

Ghost in the Sheel 2017 es una película que tras un inicio de gran fuerza se va viniendo abajo cayendo en la repetición y en los clichés del género. No es una película horrible, pero es prescindible. Su mayor virtud es que hace que te pique la curiosidad por la obra original.

Nota: Suficiente