Magia a la luz de la luna, de Woody Allen

Magía a la luz de la lunaMagia a la luz de la luna es la película de 2014 de Woody Allen. Nos cuenta la historia de una persona de mentalidad científica y racional que trata de desenmascarar a una joven espiritista y médium. La película está ambientada en la costa francesa, durante los felices años 20.

Con este punto de partida y siendo una película de Allen ya os podéis imaginar que pasará a continuación. Dos personas opuestas, que se llevan mal entre ellas, pero que se van conociendo poco a poco a base de discutir. Ya sabéis de que va esto.

Magia a la luz de la luna es una película normalita. Los actores están bien, el escenario es precioso y tiene algún diálogo que destaca. Simpática, sin más. Es de esas películas de Allen que se queda en obra menor, sin casi nada nuevo que aportar, pero que le permite seguir su ritmo anual.

En este caso Allen usa el conflicto entre el personaje racional y el personaje espiritual para centrarse en reflexiones sobre espiritualidad, religión, ateísmo y sentido de la existencia. Algunas de sus reflexiones son interesantes, pero todo suena a repetido, a que el director neoyorkino no estaba inspirado, ha puesto un par de personajes cliché y ha hecho un refrito de historias anteriores.

Un detalle sobre Emma Stone. Sale guapísima y encantadora en su personaje de Manic Pixie Dream Girl. Genial. Pero, ¿no podría Allen haber buscado una pareja más equilibrada en edad? Que Collin Firth le duplica en edad.

Nota: Bien, pero porque soy fanboy de Allen. Al nivel de Vicky Cristina Barcelona y por debajo de Blue Jasmine o Midnight in Paris.

Cartel sacado de Filmaffinity.

Publicidad