Fundación e Imperio. Segunda fundación.

Hari Seldon y un grupo de psicohistoriadores establecieron dos fundaciones, cada una de ellas en un extremo de la Galaxia

Fundación e Imperio y Segunda fundación son los dos libros que cierran la trilogía de Fundación, de Isaac Asimov. Los reseño juntos porque en conjunto forman una misma historia. Al contrario que el primer libro de la trilogía, que se puede leer de forma independiente, Fundación e Imperio tiene un final abierto, que obliga a leer Segunda Fundación para conocer el desenlace.

Partimos de la situación inicial en la que nos dejó Fundación. El plan Seldon para el futuro de la humanidad se está desarrollando como un reloj y el poder de la Fundación se extiende por la periferia de la galaxia. Pero pronto surgirán nuevas amenazas.

Las leyes de la historia son tan absolutas como las de la física. Si los errores son más frecuentes en la historia es porque no trata con tantos seres humanos como los incontables átomos con los que trabaja la física. Por lo que las desviaciones debido a actos individuales pesan más.

Segunda Fundación

Por un lado, el comandante imperial Bel Riose, que tratará de dar la vuelta al plan Seldon y a su predicción sobre el fin del Imperio y el triunfo de la Fundación. Por otra parte, la aparición de un misterio conquistador conocido como el Mulo, que se irá haciendo con el dominio de un sistema solar tras otro a una velocidad pasmosa.

Ante tales peligros, miembros de la Fundación parten en la búsqueda de la Segunda Fundación, de la que aún no se sabe nada. ¿Dónde está? ¿Cuál es su función? ¿Existe realmente? ¿A qué se refería Seldon con “el otro extremo de la Galaxia”?

Un traidor incompetente no es un peligro. Son los hombres capaces a los que hay que vigilar

Es sin duda la parte del Mulo la más poderosa de ambas novelas. Su amenaza se extiende a los dos tomos y el misterio que representa es uno de los puntos fuertes de la trama. ¿De donde ha salido el Mulo? ¿Cómo consigue una victoria tras otra, sin apenas esfuerzos? Hasta la propia historia de Bel Riose parece funcionar como anticipo de lo que después representará el Mulo.

Uno de los problemas que le podemos achacar a esta trilogía es que la fugacidad de muchos de sus personajes dificulta que nos dejen poso. No ocurre esto con el Mulo. Él y Hari Seldon son los dos personajes principales de toda la historia.

Fundación e Imperio

Hace un mes un desconocido soldado conquisto Kalgan sin lucha. El que fuera señor de Kalgan ya no existe. Los hombres solo hablan del poder y el genio de ese extraño caudillo … el Mulo

Asimov sigue desarrollando los temas ya expuestos en Fundación. ¿Es predecible la historia futura? ¿Se puede guiar la evolución de la sociedad? ¿Cuánta influencia puede ejercer un único individuo en esta evolución? Destacar que por un lado el plan Seldon marca un futuro teórico que no puede ser desviado por una única persona. Pero por otra parte, el plan Seldon es una acción desarrollada por una única persona.¿No es esto contradictorio? Como suele pasar con Asimov, la respuesta depende de las circunstancias en las que se haga la pregunta.

Acepto el desafío. Será la mano muerta de Hari Seldon y su psicohistoria contra mi viva voluntad

Fundación e Imperio y Segunda Fundación son novelas completas, al contrario que su predecesora, que era una recopilación de relatos cortos. Por tanto el tiempo para desarrollar las tramas e ideas es mayor. Podemos considerar a Fundación como un planteamiento de las ideas, mientras que estas dos novelas son ya el desarrollo completo.

En conclusión, si disfrutaste con la lectura de Fundación las dos segundas partes son lectura obligatoria, pues desarrollan los conceptos presentados en el primer libro y los llevan a su máxima expresión. Totalmente recomendados.

Nota a toda la trilogía: Sobresaliente.

Las ilustraciones que acompaña a esta reseña son “Arkady” y “Trantorian Dream”, de Michael Whelan

Comprar la Trilogía de la Fundación en Amazon

Publicidad