La leyenda del ladrón, de Juan Gómez Jurado

La leyenda del ladrón, de Juan Gómez JuradoLa leyenda del ladrón es una novela histórica ambientada en la Sevilla del siglo XVI y escrita por Juan Gómez Jurado. Fue publicada en 2012.

La novela nos cuenta la historia de Sancho, un huérfano que por avatares del destino acabará metido en asuntos de ladrones, asesinos y comerciantes dispuestos a todo por una onza más de oro. También tenemos otra trama paralela, la Clara, una joven esclava indiana que trabaja en casa de uno de los comerciantes más ricos de la ciudad. Como es de esperar, la vida de ambos protagonistas y sus tramas respectivas acabaran por su cruzarse.

La novela se ciñe bastante a los clichés de la novela histórica de aventuras. Unos personajes protagonistas que vienen de entre lo más bajo de la sociedad y que tratarán de ir ascendiendo. Unos enemigos malvados que están en la otra punta de la escala social. Alguna que otra estrella invitada en forma de personaje histórico conocido por todos. Tramas que se cruzan y cosas horribles y muy malas que ocurrirán a nuestros protagonistas.

En este sentido, la novela sigue casi a rajatabla el viaje del héroe de Campbell. Este es el mayor defecto que tiene, lo previsible que resulta todo. La historia tiene varios giros, pero en general nada sorprendente. Todo fluye por caminos conocidos y se puede anticipar en buena parte lo que ocurrirá a continuación. Poca sorpresas vamos a encontrarnos en La leyenda del ladrón.

Este ceñirse a un esquema clásico y a los clichés del género también tiene sus ventajas. Y es que resulta una novela que se lee con agrado, pues aunque no hay nada que destaque, tampoco hay nada que este mal. La ambientación está bien lograda, los personajes están bien construidos y la escritura es ágil.

Al final ocurre con lo que ocurre con muchos libros de este género. Que te gustarán si te atrae la época y el lugar. Como soy sevillano, el leer una novela ambientada en Sevilla me resulta más atractivo, pues conozco los lugares, entiendo las referencias y cuando el autor me dice “Sancho corrió desde la plaza de San Francisco a el puerto del Arenal” pues me situó. De la misma forma, la España de Felipe II, es una época muy atractiva. Más al ambientar la historia en Sevilla, que era uno de los centros mundiales del comercio en aquellos años.

Pero también es cierto que existe mucha novela histórica en el mercado. La leyenda del Ladrón no es una mala lectura, pero si te resulta más atractiva otra época o lugar del pasado, es posible que dentro del género tengas opciones más de tu interés.

En resumen. Novela entretenida, que resultará satisfactoria si buscas una novela histórica ambientada en Sevilla.