Un mago de Terramar, de Ursula K. Le Guin

a_wizard_of_earthsea_by_devilevn-d6t1xzjUn mago de Terramar es una novela de fantasía escrita por Ursula K. Le Guin en 1968. Narra la historia del Archimago Ged en los años en los que era un simple aprendiz.

Un mago de Terramar es un libro orientado a un público juvenil, aunque con algunos detalles que le hacen válido para lectores más adultos. Se lee con sencillez, pues tiene una prosa directa y poco recargada. Además es un libro bastante corto, poco más de 200 páginas.

La historia se ambienta en Terramar, un mundo consistente en un gigantesco archipiélago donde la magia está muy presente. Los magos viajan de un sitio a otro y al ser un mundo en el que casi todas los pueblos y ciudades son costeros, suelen ofrecer sus servicios a marineros y pescadores. En comparación con otras novelas de fantasía, el nivel de magia es muy alto, tan frecuente que Le Guin describe sus efectos como si fuera algo mundano, dando casi la misma importancia a un combate mágico contra un grupo de dragones que a la preparación de un barco para un largo viaje por mar.

La novela tiene algunos elementos que en su momento fueron innovadores y que después sería usados en otras novelas del género. Por un lado, la escuela de hechicería en la que adolescentes estudian las artes mágicas de mano de un grupo de profesores, algo llevado al máximo en la saga de Harry Potter. Y por otra parte, la idea de basar la magia en el conocimiento de los verdaderos nombres de los seres y elementos de la naturaleza, base de la novela “El nombre del viento” (que también toma prestado el concepto del colegio de magia)

Sin detallar mucho la trama, el libro se centra en como Ged, un joven pero muy dotado aprendiz de mago, provoca durante sus estudios un desequilibrio en el balance de las fuerzas mágicas del mundo que tendrá que reparar. Al contrario que otras novelas de fantasía en la que el enemigo es una amenaza externa, aquí se trata más bien de una lucha contra los propios errores.

A la novela le lastra su espíritu intermedio. Juvenil por un lado, oscura y adulta por otro. A veces se le echa en falta un tratamiento más adulto, mientras que otras partes pueden resultar demasiado oscuras para un adolescente. También peca de ir demasiado rápido, sin detallar mucho. En la novela se nombran varias ciudades y lugares del mundo, pero tan de prisa y de pasada que no llegan a evocar mucho en la imaginación del lector. No se hasta que punto la escritora trata de reflejar así que al ser un mundo de islas, apenas hay grandes ciudades o lugares de gran renombre.

El libro forma parte de una trilogía. Un mago de Terramar no me ha llegado a entusiasmar, aunque si me ha gustado lo suficiente como para darle una oportunidad a su continuación, las tumbas de Atuan. Que este segundo libro sea aún más corto ayuda en este decisión, todo sea dicho.

Nota: Bien.

Un mago de Terramar en Amazon (Ebook)

La ilustración que acompaña esta reseña es A Wizard of Earthsea, © de Devilevn