Robots e Imperio, Isaac Asimov

El trabajo de cada individuo es una contribución a la totalidad y de este modo se vuelve parte inmortal de ella. La totalidad de las vidas humanas, pasadas, presentes y futuras, forman un tapiz que existe desde hace miles de años y que se ha ido haciendo cada vez más hermoso. Una vida individual es como una hebra del tapiz, y ¿qué es una hebra comparada con toda la pieza?

Robots e Imperio es el cuarto libro en orden cronológico de la Saga del futuro de Asimov. Con él se cierra la saga de robots y sirve como nexo entre esta saga y la de las fundaciones.

La reseña empieza sin spoilers y al final destripo la novela, para quien ya la haya leído.

Los robots e imperio, portada de la edición francesa
Gladia, con sus dos robots, Daneel y Giskard.

Esta novela transcurre un par de siglos después de Los robots del amanecer. La primera consecuencia es que Elijah Baley no repite como protagonista en esta ocasión, pues por su edad ya está muerto. Si repiten otros personajes, como los espaciales Gladia y Amadiro, de mayor longevidad que un terrestre, y los robots Daneel Olivaw y Giskard Reventlov.

En este libro los protagonistas son estos dos robots. Daneel ocupa el papel de Baley pues tras trabajar con él ha comprendido el modo de pensar del detective, con lo que durante la novela tratará de usar el pensamiento especulativo propio de un humano. Giskard ocupará el papel ocupado por Daneel y dará la replica lógica a su compañero.

Los diálogos entre ambos robots es el mayor punto fuerte de la historia. Asimov refleja muy bien la forma carente de emoción que tendría un robot al hablar sin que resulte demasiado frio y plomizo.

En cuanto a Gladia, durante esta novela se debatirá entre su parte espacial y el apego adquirido hacía los terrestres tras conocer a Baley. Aunque los protagonistas son los robots, la trama avanza por los movimientos de Gladia, que visitará los tres planetas presentados hasta ahora, la Tierra, Aurora y Solaria. A fin de cuentas, los robots no pueden viajar de un sitio a otro si no lo hace su dueño. Por suerte los poderes mentales que Reventlov reveló tener en la anterior novela ayudarán a que Gladia esté dispuesta a abandonar la comodidad de Aurora.

El otro cambio es la magnitud del peligro al que se enfrentan los protagonistas. Ya no se trata de resolver un asesinato. Los colonos de la tierra se han ido expandiendo y en los planetas espaciales empiezan a temer esta expansión. Durante toda la novela está presente la posibilidad de una guerra a gran escala, si los dos robots no pueden evitarlo.

Robots e Imperio es un buen broche a la saga de robots, aunque baja algo el nivel respecto a la anterior. El final es bueno, pero no tiene toda la epicidad que podría haber tenido. Aunque parte del problema es que al ser una secuela de Fundación ya sabemos hacia donde nos dirigimos (si hemos leído Fundación antes, claro)

Otro problema es que la novela deja cabos sueltos y algunos bastante gordos. Aún así la unión entre la trama de robots y la de fundación es bastante coherente y original.

Nota: Bien.
Nota global de la Saga de Robots: Notable

Comprar Robots e Imperio en Amazon

Y ahora pasemos a los spoilers.

Spoiler Inside SelectShow

Publicidad