The Curious incident of the dog in the night-time

The Curious incident of the dog in the night-time cover

Pobrecito Wellington

El último libro que me he leido es The Curious incident of the dog in the night-time de Mark Haddon. Como podeis deducir por el título, me lo he leido en inglés, motivado por la recomendación que hizo de él mi antigua profesora de este pérfido idioma.

El libro está narrado en primera persona por su protagonista, Christopher, un quinceañero que tiene un problema mental que lo convierte en una persona antisocial pero tremendamente inteligente. Odia comunicarse con las personas, sobre todo los desconocidos, odia determinados colores y tiene problemas para la vida social en general, pero es buenísimo con las mátemáticas y la ciencia en general

En el libro se mezcla la historia con pequeñas disertaciones de Chris sobre sus temas favoritos, en los que nos habla de astrofísica, de la existencia de Dios o de la influencia de las matemáticas en la toma de decisiones, todo ello desde su peculiar punto de vista. Una cosa muy llamativa es que la numeración de los capítulos corresponde a los números primos, en lugar de seguir una numeración normal.

El argumento arranca con la investigación detectivesca que inicia Chris cuando halla muerto a Wellington, el perro de su vecina. Desde esta base, y poco, acabaré descubriendo cosas bastantes trascendentales en su vida y teniéndose que enfrentarse a sus temores respecto al caótico mundo exterior. Es decir, es un libro del tipo “viaje iniciático”, pero con un protagonista bastante peculiar

El libro me ha resultado entretenido. Su lectura es fácil, si tenéis un nivel razonable de inglés. Como se supone que está escrito por una persona con una mente tremendamente lógica, no tendréis problemas con un exceso de frases coloquiales o metáforas. El libro está lleno de dibujos y diagramas que usa Chris para explicarnos las cosas, lo que lo hace mas distraído.

Es muy recomendable si queréis hacer una lectura en inglés que no sea una versión resumida de algún libro clásico, ni leeros de golpe un tocho en idioma original. Eso sí, no lo recomendaría para que os lo leáis traducido. Solo para practicar el idioma de la Reina Victoria.

Comprar en Amazon

Publicidad