Vasili Grossman, Vida y destino

Vida y destino es una obra del escritor ucraniano Vasili Grossman. Cuenta la vida de varios miembros de una familia rusa durante la II Guerra Mundial.

“El nacionalsocialismo había creado un nuevo tipo de criminal político. Los criminales que no habían cometido crimen alguno. El poder que ejercía el preso común sobre ellos fue otra innovación nacionalsocialista”

Para hablar de Vida y Destino hay que conocer a su autor. Grossman nació en 1905 en Ucrania. Al ser su país una de las repúblicas fundadoras de la URSS, pasa a convertirse en ciudadano soviético. Como tal, ejerce de periodista durante la II Guerra Mundial, trabajando para el periódico oficial del ejército rojo.

Durante este periodo asiste a las batallas más decisivas del frente oriental. Stalingrado, Kursk y Berlín. Esto le permite asistir a la derrota del nacionalsocialismo paso a paso y en primera fila.

“Atravesar en primer lugar una zona peligrosa de Stalingrado se consideraba un privilegio para los oficiales. Los alemanes no solían tener tiempo de disparar al que corría en primer lugar”

Grossman está entre las personas que descubren el campo de concentración de Treblinka. Como periodista, documenta lo que ve, siendo una de los que da a conocer el holocausto al mundo. Algo que le afectó de manera especial, pues su familia era de ascendencia judia.

Tras acabar la segunda guerra mundial, Stalin inicia una campaña contra los judíos . Al ser considerada una etnia relacionada con el origen del capitalismo, los judíos no gozaban de muchas simpatías en el estado soviético. No llegó ni de lejos al nivel de la represión nazi, pero puso a Grossman en contra del líder soviético.

“Todos los hombres son culpables ante una madre que ha perdido un hijo en la guerra; y lo largo de la historia de la humanidad todos los esfuerzos que han hecho por justificarlo han sido en vano”

En este contexto escribe Vida y Destino. El libro narra las vivencias de una familia rusa, los Sháposhinikov, durante la guerra . Algunos de ellos se encuentran en Stalingrado. Otros en Moscú. O en un gheto en los territorios ocupados por Alemania. O en campos de concentración, sean alemanes o rusos. Algunos incluso están en uno de los trenes que llevaban a los judios hacía los campos de exterminio.

El libro fue prohibido. Tiene claros mensajes contra la unión sovíetica y contra Stalin. En diversos pasajes los personajes defienden la necesidad de que exista libertad de prensa en la URSS, se acusa a Stalin de megalómano y son continuas las críticas al todopoderoso estado soviético y los límites que ponía a la individualidad de sus ciudadanos.

“Korol con su conducta manifestaba su desprecio a la amistad entre los pueblos. Y eran precisamente los fascistas los que se se servían de dichos prejuicios. El acto indecente de Korol, su actitud, era indigna de un soviético”

Pero Vida y Destino no es un libro anticomunista, solo anti soviético. En el libro, Grossman defiende el ideal comunista. Repite mucho que el comunismo era lo único que podría parar al fascismo que se extendía por Europa. Su crítica se centra más en la deriva estalista de la URSS que en el ideal de base.

¿Y que tal el libro? Interesante y dificil de leer. No tiene una trama unificada, sino que hay decenas de personajes y la historia va saltando de uno a otro. Cada personaje está en un lugar, se cuenta un instante de su vida y a otra cosa. Ninguno de ellos tiene una trama y objetivos fuertes. Son personas sencillas, alrededor de las cuales se cae el mundo a pedazos.

“El día en que el fascismo esté convencido de su triunfo definitivo, el mundo se atragantará en sangre. Cuando el fascismo no encuentre más resistencia armada, nada contendrá a los verdugos. El 12 de septiembre de 1942, cuando el nacionalsocialimo estaba en la cima de sus victorias militares, Adolf Hitler tomó la decisión de aniquilar a la nación judia”

Lo mejor del libro son los poderosos momentos que tiene de tanto en tanto. El ataque de un grupo de submarinos rusos al puerto de Sebastopol. La carta que escribe una madre judía encerrada en un gheto por los nazis, sabiendo que pronto será asesinada. La descripción del paso del tiempo para un soldado que asalta al enemigo entre las ruinas de Stalingrado. Las reflexiones de un oficial mientras su columna de blindados parte hacía la guerra.

El libro está lleno de grandes momentos y de grandes reflexiones. Pero no engancha, al no tener una trama que vaya a alguna parte. La historia no avanza, o lo hace muy lentamente. Esto hacía que disfrutara de su lectura pero que una vez cerrado no tuviera ganas de seguir leyendo al día siguiente.

“De camino al campo de exterminio había comprendido la diferencia entre vida y existencia. Su vida se había acabado, pero la existencia seguía, se prolongaba”

Otro problema es la multitud de conceptos que pueden resultar extraños si no conoces aunque sea por encima la historia de la URSS. Komiterm, mencheviques, troskistas, bolcheviques, politburó, el ejército blanco, etc. Estos son los más sencillos, pero aparecen muchos otros menos conocidos. En mi edición (Debolsillo) tienen una nota explicándolos  la primera vez que aparecen. Pero si no sabes algo sobre la Unión Soviética no entenderás muchos detalles. Si no conoces la diferencia entre un bolchevique y un menchevique, mal vamos.

También me despistó la gran cantidad de personajes con nombres rusos. Al resultarme poco familiares, me dificultó seguir la historia. Para empeorar la confusión se usan diminutivos. Anatoli Sháposhinikov a veces es Anatoli y otras veces Tolia. Maria Ivaneva es llamada Mashenka. Y a Yevguenia la apodan Zhenia. Se que en castellano Francisco es Paco y en inglés William es Bill, pero en ruso ni idea.

“En los casos de exterminios de personas la población no profesa un odio sanguinario contra las mujeres, ancianos y niños que van a ser aniquilados. Por ese motivo la campaña de aniquilación requiere una preparación especial. Es necesario incitar en la población el odio”

No me he terminado el libro. Son tres partes, de unas 350 páginas cada una. Solo he leido la primera. ¿Esto quiere decir que no me haya gustado? No. Lo que he leído me ha gustado. Tiene reflexiones muy interesantes y momentos muy emotivos. Si habéis leido otras de mis reseñas habréis notado que esta es la primera en la que he tomado apuntes y citas del libro. Pero es un libro denso, cuesta leerlo. Aún así, supongo que más adelante acabaré las dos partes que me quedan.

¿Lo recomiendo? Creo que con todo lo que he dicho ya deberías saber a estas alturas si el libro te atrae. Si quieres leer una serie de historias humanas ambientas en la segunda guerra mundial, pero contadas por una persona de la URSS y no desde el habitual punto de vista aliado, es muy recomendable.

Pero aviso. No es una lectura fácil.