Krysten Ritter como Jessica Jones

Jessica Jones, la serie

Jessica Jones es una serie de 13 capítulos basada en el comic “Alias”, creado por Brian Michael Bendis para la línea MAX de comics adultos de Marvel.

En la serie tenemos a Krysten Ritter en el papel de Jessica Jones y a David Tennant en el papel de Killgrave, el malo. La historia nos cuenta el enfrentamiento entre Jessica, una detective privada con superfuerza, y Killgrave, un villano con un poder de control mental que es capaz de conseguir que cualquier persona haga lo que él le diga, suicidio incluido.

La serie tiene un tono oscuro y adulto, en la línea de la serie Daredevil. Buena parte de la trama está llena de referencias al acoso sexual y a la violación. En el fondo es la historia entre una víctima de violación (Jones) y su violador y acosador (Killgrave)

 

Jessica Jones, sus carencias

Krysten Ritter como Jessica Jones

La serie empieza bien, pero tiene graves problemas que la dejan un producto que tenía potencial, pero que se queda en algo mediocre.

El principal problema es la duración. La serie se hace laaaarga y repetitiva. Son 13 capítulos, pero la historia no daba para más de 8. Hay varias tramas que no aportan casi nada a la historia (la de la abogada, la de la vecina, la del marido infiel, o la del club de autoayuda). Algunas de estas tramas se podrían haber quitado por completo y la serie habría ganado en ritmo.

Otro problema grave es el final. No voy a contar que ocurre (obvio), pero es bastante insatisfactorio. Me dejó la sensación de que los guionistas no sabían muy bien como cerrar la historia así que lo hicieron de cualquier manera y a otra cosa. Nada épico, nada inesperado, nada creíble. Un buen final debería ser el cierre lógico de todas las tramas, la unión de lo que hemos ido viendo. La guinda del pastel. Y el final de Jessica Jones es tan insulso que se podría haber incluido en cualquier capítulo y no habríamos  echado mucho en falta.

También falla en credibilidad, que se resiente en bastantes momentos. Todo lo que se lía durante la serie y parece que el mundo ni se entera de lo que ocurre. El villano habla por la radio, tenemos asesinatos varios sin explicar, hasta hay una escena en la que la policía analiza pruebas de que algo ha ocurrido. Al día siguiente a nadie le importa, salvo a los protagonistas. Los hechos no dejan huella en la ciudad.

Y por acabar con los defectos, los efectos especiales dejan mucho que desear. Por suerte no se usan mucho, pero cuando Jessica usa sus poderes el resultado resulta bastante pobre.

Jessica Jones, las virtudes

David Tennant como Killgrave

Pero la serie también tiene sus cosas buenas. Los actores principales están magníficos. Krysten Ritter borda su papel de detective cínica y de vuelta de todo. ¿Alguna actriz que sea mejor que ella poniendo cara de asco? David Tennant crea a un gran villano, a medio camino entre el puro sadismo y el creerse alguien encantador.

El tono detectivesco también está bastante bien. Y es que Jessica Jonnes no es una historia de superheroes. Es una historia de género negro algo peculiar en la que sus protagonistas tienen poderes. La serie podría haber sido muy parecida si Jessica Jones *no* tuviera superfuerza, pues apenas hay momentos en los que estos poderes sean necesarios para que avance la historia.

En cierto modo, Jessica Jones es una historia de gente normal contra un supervillano. Hay varios protagonistas con poderes sobrehumanos, pero al ser el poder de Killgrave un poder de control mental, la superfuerza apenas sirve de nada.

Conclusiones

La serie se queda en un buen punto de partida, pero que no acaba de funcionar debido al exceso de capítulos, lo que a partir de un determinado momento la convierte en una historia repetitiva, que avanza a base de golpes de efectos muy forzado y que incluye grandes cantidades de relleno.

Solo la recomendaría si eres muy fan de los actores protagonistas o para completistas de series de Marvel. Si no es tu caso, puedes ignorarla sin perderte nada de importancia.