Batman Superman Dawn Justice

Marvel vs DC: Dawn of Civil War

Pues ya se han estrenado Batman vs Superman y Civil War, las dos películas de superhéroes más esperadas de 2016. Que alguno habrá que tenga más interés en ver X-Men: Era de Apocalipsis, pero supongo que serán los menos. Y aunque las comparaciones son odiosas y en DC Comics ya tienen que estar hartos de que todo el mundo les compare con Marvel, en este caso las comparaciones son necesarias.

Y es que ambas películas cuentan la misma historia. Que si, que lo mismo todas las películas de superhéroes cuentan la misma historia desde que Richard Donner se puso detrás de una cámara en 1978. Pero en este caso es muy significativo.

Nota: Nivel de spoilers medio. Cuento alguna cosa más de las que se muestran en los trailers, pero no lo suficiente como para destriparte las películas si no las has visto

Y es que el argumento de las dos películas se puede resumir en tres puntos:
– La administración publica decide que los superhéroes deben someterse a algún tipo de control gubernamental, debido al peligro que representan sus poderes.
– Los dos protas de la historia se pelean entre ellos a raíz de como ven su papel como héroes.
– Un villano aprovecha el lio para meter cizaña

marvel capitan america civil war

Y siendo tan parecidas ambas películas, ¿cuál es mejor? Pues viendo punto por punto, empecemos por el primero. El conflicto con los gobiernos está mucho mejor planteado en la historia de Marvel. En Guerra Civil tenemos a los personajes discutiendo sobre las implicaciones de sus acciones. Algunos argumentan a favor del control estatal y otros en contra. En ambos casos los argumentos están bien planteados, la película no se posiciona de forma clara por ningún bando.

En la película de Znyder tenemos a Superman mirando hacía el suelo lamentándose de que nadie le quiere. Muy flojo. Y es raro, porque en principio la película del kryptoniano tiene un tono más serio, en comparación de la del Capitán América, mucho más desenfadada. Pues a pesar de esta mayor ligereza, el punto de conflicto está mejor desarrollado.

Un detalle más. En la película de Batman y Superman quien decide tomar cartas en el asunto de los superhumanos es el gobierno USA. En la historia de Marvel es la ONU a petición de un país africano. Otro punto a favor de Marvel por tratar de apartarse de la visión “USA-céntrica” tan habitual en Hollywood.

Batman Superman Dawn Justice

Sigamos. Los bandos en conflicto. En la historia de DC tenemos a Batman contra Superman. En la historia de Marvel tenemos al Capitán América y 4 o 5 héroes más contra Iron Man y otros tantos. Pues en principio no hay color, la diversión parece garantizada del lado de Marvel.

Y sin embargo, me gustó más la lucha entre los héroes de DC. Mucho más brutal, salvaje y agresiva. Los personajes de Marvel parecen que estuvieran peleando de mentirijillas. En este sentido la película de Znyder gana a los puntos.

Tercero. El villano secundario. Punto para Marvel otra vez. El Lex Luthor de Batman versus Superman no solo es insufrible sino que nunca me acaban de dejar claras sus intenciones. ¿Qué le motiva? Parece que simplemente pensara “Oh, el tal Superman es más molón que yo, ¡tengo que matarle!”. Ridículo.

El villano de Marvel tiene una motivación mucho más sólida. Y su manera de actuar es más inteligente, ocultándose en un segundo plano. Tan escondido está que ni siquiera sale en el trailer. Lo cual es lógico, si eres un simple humano y te enfrentas a tipos como Superman o los Vengadores la aproximación directa no suele ser muy inteligente. Y además Daniel Bruhl le da sopas con onda a Jesse Eisenberg

La sensación es que cada película resulta mejor en lo que en principio iba a ser más floja. La trama de Civil War resulta más seria y compleja que la de Batman versus Superman. Mientras que la epicidad de Civil War queda por debajo del Amanecer de la Justicia.

Dentro del genero de superheroes, van a la calificación de Notables, quedando por debajo de Soldado de Invierno, Deadpool o X-Men: First Class.

Pd: También vi Ant-Man hace poco. Truuuuño.

Publicidad