Creep, versiones espúrias, piratería y OT

Hoy voy a hablar de aberraciones musicales, versiones infectas y demás basuras, en especial las provocadas por ese programa conocido como Operación Triunfo. Ahora se como se sintieron los fan de Metallica cuando Nothing Else Matters fue inmisericordemente popeada por Lucy Silvas

Ver este vídeo, perpetrado por una concursante de OT llamada Virginia que llegó al puesto número de ventas en la lista de iTunes con la siguiente canción:

Aviso, puede causar daño. No he puesto el vídeo en mi blog por no mancillarlo

Ver en ventana nueva

Ok, como gran fan de Radiohead que soy he de decir que esta versión apesta. El único parecido con la canción original es que es deprimente e incita al suicidio. Aunque claro, las razones por la que provoca tal sentimiento son distintas. Para quién no conozca Creep, aquí la tiene en todo su esplendor:

Obviamente, esto no quiere decir que esté en contra de hacer versiones de canciones. Pero no me gusta que un programa de televisión prostituya de esta manera grandes clásicos como este y nos lo vendan semanalmente en bonitos cds y descargas para móviles. Por cierto, aquí un llamamiento a las sociedades de derechos de autor. ¿Por qué cojones es piratería que yo me baje música del P2P para escucharla en mi casa y no es piratería que un concurso de televisión gane dinero versionando canciones de otras personas?

Si para algo deberían servir los derechos de autor es para esto. Para que en OT no ganen dinero a costas de echar mierda sobre canciones de otros autores. El problema es que el sistema de derechos de autor es un monopolio tal que para publicar has de pasar por el aro de la gestora de derechos de tu país y esta gestora posteriormente podrá hacer lo que quiera con los derechos de las canciones.

Y que no vengan con legalismos. Que un programa de TV use el trabajo de otros para ganar dinero. Eso si es piratería. Y ojo, Operación Triunfo vive solo de eso. En todas sus galas se cantan canciones pirateadas. Originalidad cero.

Dicho lo cual, aprovecho para recordar el caso de Amaral y Bob Dylan. Amaral versionó una canción de Dylan, pero después de haber recibido el permiso expreso del autor. Así es como se hacen las cosas.

Y para acabar os dejo con algunas versiones de Creep, bien hechas y realizadas por grupos que son artistas y creadores y que también crean sus propias canciones:

Creep, versionada por The Pretenders
Creep, versionada por The Cure
Creep, versionada por U2
Creep, versionada por Korn

14 comentarios en “Creep, versiones espúrias, piratería y OT”

  1. «Prostituye», ¡qué cañero!, jeje.

    La verdad que hay una legión de fans de la tal Virginia esa (no he abierto el vídeo pero sé quién es). La chica es mona, aunque no la he visto cantar.

    A mí personalmente OT me parece un programa, a día de hoy, que entraría a formar parte de la telebasura, por su guionización para buscar la provocación como atractivo para audiencia.

    No obstante, conozco a mucha gente que está siguiendo esta edición, más que las anteriores. Para mí, lo mejor, la rubia del comienzo que luego salió en Interviú, jeje.

  2. Por cierto, estoy casi seguro que serían ‘versiones espurias’, aunque me has puesto en la duda, pero juraría que es ‘espuria’.

    Este comentario lo borras en cuanto quieras, ¿eh? 😉 Es que no tenía ganas de entrar a la cuenta de mail ya que estaba aquí.

  3. @Victor. Argh!! Mira que malotes son. Que asco de gente.

    Kurt Cobain se estará revolviendo en su tumba.

    ¿Alguien tiene un poco de Napalm a mano?

  4. No sigo OT ni nada parecido, pero omites que OT, aparte de ganar dinero, paga por los derechos de «convertir en mierda» las canciones que versiona. Culpa a quien se vende.

  5. @TOd$ Creo que no me he explicado bien. Lo que quiero hacer ver es que si OT quiere usar canciones de Radiohead o U2 no le hace falta hablar con ellos sino con la discográfica y es a la discográfica a la que paga.

    Tal y como está montando actualmente el asunto los grupos tienen que ceder sus derechos de autor a las discográficas para poder publicar un disco. El artista queda en segundo plano.

  6. Bueno, yo voy a salir en defensa de Virginia. Primero diré que Creep no fue un tema impuesto, si no que fue elegido por ella misma, cosa que dice mucho a su favor, no estamos ante el tipico triunfito voz-vibrato cutre. Emmm que mas, en mi opinión, si escuchas el playback, es horrible, ha desaparecido la parte de las guitarras del estribillo, y todo esta demasiado «suavizado», y a parte, Virginia tiene una voz demasiado suave y dulce para este tema. Aun así, considero que lo hizo bastante bien, ojo, no en directo, pero si te paras a escuchar la version estudio, te sorprenderas, seguiras pensando que le falta algo, como yo lo creo, pero para mi no es para nada un destrozo. Peores cosas se han visto en OT. Yo hubiera sido partidaria de una versión acustica, a lo Damien Rice, o los propios Radiohead mas adelante.

    Un saludo

  7. SAY NO TO DRUGS
    SAY NO TO TOMACCO
    SAY NO TO OT

    oye, oye amigo, acabo de encontrar esta entrada de tu blog algo tarde jeje pero es que en el sitio donde trabajo llevan varios dias poniendo esta version de creep y tenia curiosidad por saber quien era semejante terrorista musical, que curioso que no me sorprende xD, y nada, decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo en tu visión sobre la pirateria. Al fin y al cabo, cuando bajas o subes cosas a internet, lo estas compartiendo, no te lucras con ello, es como si compras un cd y se lo dejas a tus colegas para que se lo graben, es lo mismo, solo que a gran escala jeje, aun asi, la gente a la que le gusta la musica de verdad siguen comprando los cds originales que merecen la pena, que mira tu por donde, son los que menos se venden, por que al no ser «comercial» ninguna productora famosa quiere gastarse las pelas promocionandolos… bueno me estoy llendo por las ramas, volvamos al tema ot, a parte de piratas (aunq paguen sus derechos) son unos terroristas, porque mira que hacer semejantes destrozos con las canciones, los chavales puede que tengan buena voz y todo eso que tienen los cantantes, pero les falta lo esencial para ser artistas: personalidad. Que no se quejen si luego las abuelas se bajan sus discos de internet

  8. Me ha sorprendido gratamente este blog. He llegado a él de una manera curiosa. El otro día escuché en la radio una versión de creep y quería localizarla. Al introducir la cadena «versiones de creep» en el buscador, me he tropezado con el blog y reconozco que es la primera vez que me ha captado la atención el mensaje del mismo, hasta el punto de animarme a participar en él -cosa que por cierto nunca había hecho-.

    Comparto en su mayoría la opinión pero creo que sería interesante llevar más allá la reflexión.

    No es sólo OT, creo que es en general un problema de dinero. Por mencionar otro ejemplo, también las recopilaciones suelen ser una verdadera estafa, que alimenta a los coleccionistas radicales que valoran más la caja del CD que el contenido musical de la misma. A mí particularmente lo que me llena es llegar a un trabajo de un artista que me gusta y encontrar algo nuevo, ya sea que te guste más o menos, pero algo nuevo. Por eso me molestan por ejemplo las cien mil recopilaciones de Nirvana, por poner un ejemplo representativo. Posiblemente Kurt se retorciera en la tumba más con este tema que con las versiones facilonas.

    A mi entender, el problema -que vosotros lo habéis apuntado muy bien-es que el control del trabajo de un artista debería de tenerlo su creador y no su promotor: la música es del artista y no de la discográfica. Ya es bastante que la discográfica se lleve un porcentaje del trabajo del artista al que representa. En esto precisamente Radiohead representa un buen ejemplo con el concepto de In Rainbows. El grupo decidió gestionar de una manera determinada su nuevo trabajo y punto.

    Los tiempos de los contratos leoninos ya han pasado o deberían de haber pasado, básicamente porque se han abierto muchas puertas alternativas para llegar a producir un CD de buena calidad y por lo tanto también en esto el artista es un poco responsable de la «mierda» económica que genera su trabajo. Es decir, de lo que está dispuesto a contratar con las discográficas. Para esto último yo mencionaría precisamente a Metalica y cada uno que extraiga sus propias conclusiones.

    Te felicito por reflexionar en torno a la música pues como amante de la misma que soy, creo que esto es positivo.

  9. Y ahora respecto a lo de OT en particular. Creo que el concepto es precisamente el mejor exponente de lo que pretendía ilustrar en el comentario anterior.

    O de cómo un equipo de personas -productores, management, promotores, etc.- se junta para explotar el trabajo de otros pero de tal manera que se ha rebasado el límite de lo razonable. Es un montaje para sacar dinero. No nos confundamos, los concursantes aportan poco a ese concepto: su voz y poco más, pues todo es un montaje creado por el programa: los arreglos, la música que se elige, la forma en que deben de interpretarlo, etc., etc. Y, aunque un poco radical, pervierten incluso a los artistas que emanan de dicho concepto pues la mayoría de ellos posteriormente cuando triunfa, lo hace por la vía comercial. Dicho de otra manera ¿Qué parte creativa tiene por ejemplo David Bisbal en sus trabajos actuales? Podríamos quizás compararlo a Alejandro Sanz para ver dos polos un tanto opuestos en este sentido. Con todos mis respetos a estos o a otros artistas cualesquiera.

    Mi reflexión no va con los artistas sino con el concepto musical en el que se embarcan.

  10. Hola, ManuMi, gracias por tus comentarios, muy interesantes. Como bien dices, no es lo mismo Bisbal (artista-producto) que Sanz (artistas, te guste su música o no)

    Por cierto, la versión de Creep que escuchaste en la radio, ¿puede ser la de Scala & Kolacny? Sale en el trailer de «La red social» y se ha hecho bastante conocida ultimamente ( http://www.youtube.com/watch?v=axrqVfuGHh0 )

    También es un gran, y original, versión

  11. Jo, muchísimas gracias. Ahora me alegro del todo de haberme tropezado con este blog.
    Esta es justo la versión que buscaba. Cuando la escuché en la radio me evocó lo de «The String Quartet Tribute To». Por cierto os recomiendo este tipo de versiones pues algunas están realmente bien (por ejemplo la dedicada a The System Of A Down, a Radiohead o a Pink Floyd, entre otras). No es sólo una versión de una canción sino un intento de homenajear álbumes enteros.

    Muchas gracias de nuevo.

Los comentarios están cerrados.