Fundación y Tierra, Isaac Asimov

Fundación y Tierra es la última novela de Asimov dentro de su ciclo de historias del futuro. No es la última que escribió, ya que las dos precuelas de Fundación se publicaron después. Pero si es la que ocupa el último lugar dentro de la cronología de la historia.

En esta novela se unen de forma satisfactoria y definitiva las dos sagas, Fundación y Robots. Un rápido vistazo al índice de capítulos nos indica que en esta novela aparecen los planetas Aurora, Solaria y Tierra, que fueron escenarios de las novelas robots.

Golan Trevize y sus compañeros siguen su búsqueda del planeta Tierra. En su viaje hasta el mismo encontrarán los antiguos planetas de los espaciales, lo que les dará pistas de lo que pasó con ellos. Si recordáis, en Robots e Imperio quedó un cabo suelto respecto a uno de los dos planetas espaciales. Ese asunto se resuelve aquí.

foundation-and-earth

Mientras buscan la Tierra, Golan Trevize tendrá tiempo de conversar con Bliss, la representante de Gaia. Estas conversaciones tratan sobre como debe articularse la sociedad. ¿Ha de primar la libertad individual sobre el funcionamiento del grupo? ¿O el bien del grupo debe de estar por encima del individuo? Asimov no toma partido previo por ninguna postura, sin que ninguno de los dos personajes esté por debajo a nivel de argumentación (Aunque ya sabemos por la anterior novela que la opción defendida por Bliss será la que tomará la Galaxia)

También se nota una preocupación por los temas medioambientales que hasta ahora no había tenido Asimov en sus historias. Entre las novelas antiguas y estas el químico James Lovelock desarrolló la hipótesis de Gaia. La influencia de dicha hipótesis en esta obra es evidente.

Estos son los dos pilares de la historia. Recorrer los antiguos escenarios de la saga de Robots y ver en que quedaron sus antiguas sociedades y como afectaron al planeta en que habitaban. Mientras Trevize y Bliss discuten sobre el modelo óptimo de sociedad. Estamos, por tanto, ante una historia clásica de Asimov sobre tipos de sociedad.

Para rematar el libro, un cierre que une todas la historias y la semilla de lo que podría haber sido una continuación, de haber tenido Asimov tiempo para escribirlas.

Un detalle final. Este libro funciona como novela independiente, pero se apreciará mejor si se ha leído de forma previa las historias de robots. Si solo has leído Fundación y quieres continuar la historia, recomiendo leer la saga de robots antes de ponerte con Fundación y Tierra.

Nota: Notable

Comprar Fundación y Tierra en Amazon

La imagen que acompaña esta reseña es de Michael Whelan.

Los límites de la Fundación, Isaac Asimov

Primer orador, ¡el plan Seldon no tiene sentido!

Los límites de la Fundación es la primera de las novelas que escribió Asimov dentro del conjunto de secuelas y precuelas sobre la trilogía original. En ella trata de unir las historias de robots con la saga de Fundación.

Han pasado años de los hechos narrados en Segunda Fundación. La historia empieza cuando un consejero de la Fundación llamado Golan Trevize inicia la búsqueda de la Segunda Fundación, a la que toda la Galaxia considera destruida. La alcaldesa de Terminus acepta su misión, pero con la condición de que se haga en secreto. Para no despertar sospechas, le asignan a un historiador, Janov Pelorat, y le dan otro objetivo. Encontrar el legendario planeta origen de la humanidad. Encontrar la Tierra.

La galaxia parece un ser vivo arrastrándose por el espacio.

Como ya sabemos, la Segunda Fundación no fue destruida y sigue con su labor. Uno de sus oradores, Gendibal, tiene la sospecha de que existe un tercer grupo actuando en la Galaxia. Además de ambas Fundaciones, una misteriosa tercera fuerza parece estar actuando sobre el plan Seldon.

Los límites de la Fundación narra estás dos búsquedas, con Trevize y Pelorat por un lado y Gendibal por otro. Asimov inicia aquí el proceso de unión de Fundación y Robots, y es esta la primera novela de Fundación en orden de escritura en la que se mencionan los robots, aparte de la propia Tierra.

iss041e045469

El avance de la civilización consiste en un avanzar en la limitación de la privacidad

Este ha sido el mayor problema que me he encontrado con esta historia. El punto de partida requiere de un gran esfuerzo de suspensión de la incredulidad. En Terminus parece que nadie había oido hablar de robots o de la Tierra, salvo el historiador Pelorat. Se supone que son historias olvidadas, perdidas en la edad previa al Imperio.

Pero durante la novela los personajes irán encontrando pistas y leyendas sobre ambos conceptos. Llegan a un planeta, preguntan por Eh, ¿han oído ustedes hablar de la Tierra? ¡Si, por supuesto!. Y todo así. Robots y Tierra son a la vez conceptos olvidados por los habitantes de la galaxia, pero parte del folclore de varios sistemas planetarios enteros.

Asimov tratará de justificar esta dualidad, pero sigue chirriando. Mientras que en Robots e Imperio la conexión quedaba perfecta, aquí no funciona del todo bien. Solo queda aceptarlo, tener en cuenta que Asimov escribió estas historias como sagas separadas y que aquí trató de unificarlo como pudo.

¿Cómo habría podido Seldon elaborar su Plan si no hubiese entendido a las personas, y cómo habría podido lograrlo si las personas no fuésemos fáciles de entender?

Tampoco se ahonda demasiado en esta novela en temas sociales, como suele ser habitual en las otras novelas. En el momento de escribir esto ya he leído la continuación, Fundación y Tierra. Y la razón de esta carencia está clara. Los límites de la Fundación no es más que una introducción de nuevos personajes y temas que serán desarrollados en esta segunda novela.

Los límites de la Fundación no está mal y se lee con interés. Pero su carácter de libro introductorio se nota, siendo por ello uno de los más flojos de toda la saga.

Nota: Aprobado.

Comprar Los límites de la Fundación en Amazon

La foto es La vía láctea desde la estación espacial internacional, de la NASA.

Fundación e Imperio. Segunda fundación. Isaac Asimov

Hari Seldon y un grupo de psicohistoriadores establecieron dos fundaciones, cada una de ellas en un extremo de la Galaxia

Fundación e Imperio y Segunda fundación son los dos libros que cierran la trilogía de Fundación, de Isaac Asimov. Los reseño juntos porque en conjunto forman una misma historia. Al contrario que el primer libro de la trilogía, que se puede leer de forma independiente, Fundación e Imperio tiene un final abierto, que obliga a leer Segunda Fundación para conocer el desenlace.

Partimos de la situación inicial en la que nos dejó Fundación. El plan Seldon para el futuro de la humanidad se está desarrollando como un reloj y el poder de la Fundación se extiende por la periferia de la galaxia. Pero pronto surgirán nuevas amenazas.

Las leyes de la historia son tan absolutas como las de la física. Si los errores son más frecuentes en la historia es porque no trata con tantos seres humanos como los incontables átomos con los que trabaja la física. Por lo que las desviaciones debido a actos individuales pesan más.

Segunda Fundación

Por un lado, el comandante imperial Bel Riose, que tratará de dar la vuelta al plan Seldon y a su predicción sobre el fin del Imperio y el triunfo de la Fundación. Por otra parte, la aparición de un misterio conquistador conocido como el Mulo, que se irá haciendo con el dominio de un sistema solar tras otro a una velocidad pasmosa.

Ante tales peligros, miembros de la Fundación parten en la búsqueda de la Segunda Fundación, de la que aún no se sabe nada. ¿Dónde está? ¿Cuál es su función? ¿Existe realmente? ¿A qué se refería Seldon con “el otro extremo de la Galaxia”?

Un traidor incompetente no es un peligro. Son los hombres capaces a los que hay que vigilar

Es sin duda la parte del Mulo la más poderosa de ambas novelas. Su amenaza se extiende a los dos tomos y el misterio que representa es uno de los puntos fuertes de la trama. ¿De donde ha salido el Mulo? ¿Cómo consigue una victoria tras otra, sin apenas esfuerzos? Hasta la propia historia de Bel Riose parece funcionar como anticipo de lo que después representará el Mulo.

Uno de los problemas que le podemos achacar a esta trilogía es que la fugacidad de muchos de sus personajes dificulta que nos dejen poso. No ocurre esto con el Mulo. Él y Hari Seldon son los dos personajes principales de toda la historia.

Fundación e Imperio

Hace un mes un desconocido soldado conquisto Kalgan sin lucha. El que fuera señor de Kalgan ya no existe. Los hombres solo hablan del poder y el genio de ese extraño caudillo … el Mulo

Asimov sigue desarrollando los temas ya expuestos en Fundación. ¿Es predecible la historia futura? ¿Se puede guiar la evolución de la sociedad? ¿Cuánta influencia puede ejercer un único individuo en esta evolución? Destacar que por un lado el plan Seldon marca un futuro teórico que no puede ser desviado por una única persona. Pero por otra parte, el plan Seldon es una acción desarrollada por una única persona.¿No es esto contradictorio? Como suele pasar con Asimov, la respuesta depende de las circunstancias en las que se haga la pregunta.

Acepto el desafío. Será la mano muerta de Hari Seldon y su psicohistoria contra mi viva voluntad

Fundación e Imperio y Segunda Fundación son novelas completas, al contrario que su predecesora, que era una recopilación de relatos cortos. Por tanto el tiempo para desarrollar las tramas e ideas es mayor. Podemos considerar a Fundación como un planteamiento de las ideas, mientras que estas dos novelas son ya el desarrollo completo.

En conclusión, si disfrutaste con la lectura de Fundación las dos segundas partes son lectura obligatoria, pues desarrollan los conceptos presentados en el primer libro y los llevan a su máxima expresión. Totalmente recomendados.

Nota a toda la trilogía: Sobresaliente.

Las ilustraciones que acompaña a esta reseña son “Arkady” y “Trantorian Dream”, de Michael Whelan

Comprar la Trilogía de la Fundación en Amazon

Fundación, Isaac Asimov

La violencia es el último recurso del incompetente.

Bueno, pues ya me llegó el momento de leer Fundación. Este es el libro clave de toda la saga del futuro de Asimov, el que sirve de base para la historia. Eso no lo convierte en el mejor libro de la saga, debido a que tiene varios defectos que lo convierten en una novela con carencias.

¿De que va Fundación? En un futuro muy lejano, la humanidad ha colonizado toda la galaxia, y se encuentra unificada en una unidad política, el Imperio Galáctico. Un matemático, Hari Seldon, desarrolla una ciencia que le permite predecir la evolución futura de sociedades complejas. La psicohistoria.

asimov-fundacion-planeta-terminus

Usando esta técnica predice el inevitable colapso del Imperio. Tras la caída llegará un periodo de involución que podría acabar para siempre con la humanidad. Para minimizar este periodo, Hari Seldon creará dos fundaciones cuyo objetivo será recopilar todo el conocimiento humano para evitar que se pierda.

El mayor inconveniente es que Fundación no es una novela, sino una recopilación de relatos que se publicaron de forma independiente. Por tanto carece de la estructura de presentación – desarrollo – desenlace. En lugar de eso tenemos cinco partes (Los psicohistoriadores, los enciclopedistas, los alcaldes, los comerciantes y los príncipes comerciantes), y en cada una se nos cuenta una historia individual.

¿Problema? Que toca muchos temas, pero no llega a explorar sus implicaciones en profundidad. Echo de menos los largos diálogos analizando las posibles evoluciones de la trama presentes en otros de los libros de la saga. Aquí tenemos también este tipo de conversaciones, marca de la casa, pero mucho más escuetos.

Una civilización en decadencia. La energía atómica olvidada. La ciencia degenerada en mitología… Hasta que llegó la Fundación.

Para quien no haya leído nada de Asimov, la manera en la que los conflictos se suelen resolver en sus historias es la siguiente. Imaginemos dos planetas en guerra, cada uno con una estructura social y un nivel tecnológico distinto. En algún momento, uno de los planetas enviará un emisario a parlamentar con el enemigo. Se iniciará una discusión del tipo “Si nos atacáis, nuestra tecnología parará a la vuestra”. “Ya, pero vuestra estructura social os impedirá asimilar la victoria”. “No, porque tenemos una serie de alianzas que tal y cual”. “Bueno, pero esas alianzas dependen de tal adelanto tecnológico que perderéis por tal motivo”. “Si, pero vuestra costumbre cultural de hacer tal cosa provocará que vuestras armas acaben por ser inútiles”. Y así, hasta que uno demuestra que la victoria es inevitable por motivos sociales y culturales, y el otro rival se rinde. Pues bien, en Fundación estos diálogos son muy escuetos y están poco desarrollados, en comparación con otras novelas del autor.

Otro problema que tengo con esta novela es la sensación de estar leyendo una historia sobre mundos medievales. Vale, los protagonistas tienen naves espaciales, armas láser y usan dispositivos alimentados con energía atómica. Pero cuando nos describen la política o la sociedad parece más cercana a los usos del medievo que a una sociedad hipertecnológica. Entiendo que Asimov trata de reflejar la decadencia del imperio al hacerlo así, pero soy de la opinión de que por mucho que haya decaído una sociedad, si sigue teniendo la capacidad de viajar entre planetas debe mantener un mínimo de evolución cultural.

Una cañón atómico es arma poderosa, pero siempre se puede apuntar hacia el lado contrario

También flojean mucho las descripciones. Esto es algo habitual en Asimov, pero aquí creo que llega a ser excesivo. En la historia se nos presentan 5 o 6 planetas distintos, pero apenas sabemos nada sobre ellos, ni que aspecto tienen, ni como son sus gentes. Nada. El hecho de basarse en historias cortas hace que tenga que ser aún más escueto de lo habitual en este aspecto.

Esto también se aplica a los personajes. Cada una de las cinco partes tiene un protagonista distinto (excepto la tercera, que repite protagonista). Esto reduce a los personajes a meros clichés, sin apenas desarrollo ni evolución. Al ser relatos cortos, tampoco había mucho tiempo para más.

Pero a pesar de todo, la historia es bastante buena. Durante el libro se plantean muchas cuestiones sobre la influencia de la tecnología, la religión o el comercio en la sociedad. No se llega a desarrollar, pero en cierto modo esta novela no es más que una base para el resto de novelas. Otro punto importante que se explora es la inevitabilidad de los grandes procesos históricos. ¿Podemos evitar una debacle social si somos capaces de predecirla? ¿O si hemos sido capaces de predecirla es porque ya es inevitable?

El peligro está llegando. Cualquier tonto sabe cuando ha llegado una crisis. El verdadero servicio al estado es detectarla cuando aún se está formando

La conclusión es que Fundación es una buena historia, pero lo que la ha convertido en un mito de la ciencia-ficción es el haber iniciado la trilogía. No puede ser valorada fuera de su conjunto, sino como parte de un todo.

Nota: Notable.

La imagen que ilustra esta reseña se llama The Command System on Terminus y es un dibujo de sketchypages publicado bajo licencia CC BY-NC-ND 3.0

Comprar la Trilogía de la Fundación en Amazon

Hacia la fundación, Isaac Asimov

Seldon lo sabía todo sobre la frontera. La frontera era como una prenda de lana con un hilo suelto: bastaba con tirar del hilo para que todo se deshiciese, y la desintegración acabaría afectando al núcleo, al mismísimo Trantor.

Hacia la Fundación es la segunda novela de la saga de Fundación, de Isaac Asimov. Cronológicamente antecede a la trilogía original de Fundación, aunque fue escrita varias décadas después.

Continuación directa de Preludio hacía la fundación, no puede leerse como una novela independiente. Los protagonistas de esta historia son los mismos que aparecieron en el anterior libro. El profesor Hari Seldon, su mujer Dors Venabili, el hijo adoptivo de ambos, Raych, o el emperador Cleon I.

Por un lado asistimos al comienzo de la predicha decadencia del Imperio. El tecnológico planeta Trantor se va deteriorando, la delincuencia aumenta en la sociedad, las leyes se van diluyendo y la cohesión imperial se empieza a romper. Tal y como la psicohistoria anticipó.

Planeta Trantor. Hacia la Fundación

Mientras esto ocurre, Seldon tendrá que poner en funcionamiento a sus dos Fundaciones. En esta novela se revela la localización y objetivo de la Segunda Fundación, por lo que no debería leerse antes de “Segunda Fundación”, pues nos estropearía parte de la intriga de ese libro.

El otro punto de interés es ver como Seldon lucha por conseguir fondos y apoyo institucional para su proyecto. Este es un tema nuevo en las novelas de Asimov y supongo que representará parte de las frustraciones que el propio escritor tendría en su vida académica. Seldon se tendrá que enfrentar a la posibilidad de que el proyecto de su vida se venga abajo porque no recibe los créditos suficientes para pagar investigadores y recursos. Cuando la economía se viene abajo, el Imperio Galáctico prefiere recortar en investigación antes que en poderío militar.

Hacia la Fundación es una obra menor dentro de la Saga de Fundación. No es necesaria para comprender la historia, ni aporta ningún detalle importante que no aparezca en otros de los libros. Aún así, al igual que Preludio a la Fundación, se lee bien y ayuda a humanizar a Hari Seldon, uno de los personajes clave de todas estas  novelas.

Nota: Bien

Comprar Hacia la Fundación en Amazon

La imagen que ilustra esta reseña es Trantor, de ArtistMEF

Preludio a la Fundación, Isaac Asimov

 – ¿No puedes al menos suponer que yo haya aprendido algo de los errores de mis antecesores?
– No. La historia nos demuestra que nunca aprendemos nada de las lecciones del pasado

Preludio a la Fundación es la primera novela de la saga de Fundación, de Isaac Asimov. Cronológicamente antecede a la trilogía original de Fundación, aunque fue escrita varias décadas después.

También funciona como secuela a la saga de robots. De hecho, no recomendaría leer este libro sin haber leído primero los cuatro libros de robots. Si eres un lector recién llegado a Asimov y andas buscando que novela leer tras la trilogía de Fundación (que es el punto de inicio habitual) no continúes con sus precuelas. Lee robots primero. Las referencias a dicha saga son constantes.

¿De que va Preludio a la Fundación? Estamos en un lejano futuro, y la humanidad ha colonizado toda la galaxia, que se encuentra unificada en una unidad política, el Imperio. Dicho imperio ha durado miles de años, y parece que durará eternamente, aunque algunas voces afirman que ha entrado en un periodo de decadencia y estancamiento.

PreludeToFoundation

La historia empieza cuando un joven matemático, Hari Seldon, da una conferencia en la que explica su teoría de la psicohistoria. Él afirma que podría ser posible crear un modelo matemático de una sociedad y a partir de dicho modelo hacer predicciones sobre la evolución futura de la misma.

Seldon no afirma que esto sea posible, solo que podría serlo. Podría ser una teoría válidad sobre el papel, pero demasiado compleja para ser aplicada en la práctica. Pero la idea de que podría existir una herramienta capaz de predecir el futuro ya ha llegado a oídos de varios políticos, incluyendo al propio emperador.

Preludio a la Fundación narra la historia de como Seldon trata de resolver su duda. ¿Es factible la psicohistoria, o solo una teoría que nunca podrá ser puesta en práctica? Mientras tanto, diversas fuerzas conspiran para dominarle y usar su psicohistoria, desarrollada o no, en su propio beneficio.

Valoración

¿Y que tal? Pues no esta mal. No es un libro que destaque, pero no desmerece de la saga. Volvemos a las reflexiones sobre la evolución social. Seldon está tratando de desarrollar una ciencia que anticipe el comportamiento de una sociedad, lo que le lleva a analizar el comportamiento de los distintos grupos sociales que va encontrando mientras trata de huir de los que le persiguen. Pero este análisis es más disperso que en otros libros de Asimov. En vez de centrarse en un tema, lanza varias pinceladas sobre temas diversos, sin profundizar.

Otro problema es que a veces no sabes muy bien hacia donde se dirige la historia. Muchas cosas parecen ocurrir porque si. Como suele pasar con Asimov, todos estos cabos sueltos acaban por cerrarse de manera lógica, pero al libro le falta algo para que consiga atraparte.

En resumen. Un libro con buenas ideas, pero al que le falta más cohesión. Muy disperso. Aún así, los personajes tienen carisma y la historia cuenta con reflexiones puntuales de interés.

Nota: Bien

Comprar Preludio a la Fundación en Amazon

La imagen que ilustra esta reseña representa el planeta Trantor, capital del Imperio Galáctico y escenario de la novela. Es una ilustración de Peter Elson y se titula Prelude to Foundation

En la arena estelar, de Isaac Asimov

En la arena estelar es el primer libro de la trilogía del Imperio, de Isaac Asimov. Y por desgracia tengo que calificarla de obra menor y prescindible.

La narración se centra en un punto en el que la humanidad ha colonizado miles de planetas. Los habitantes del planeta Tyrann dominan con puño de hierro al resto. Pero un grupo de héroes tratará de iniciar una rebelión. Para ello contarán con una presunta arma secreta que fue encontrada en la Tierra por el padre de uno de los protagonistas.

Nebulosa cabeza de caballo, donde transcurre la novela En la arena estelar

Tras leer la saga de Robots y la trilogía de Fundación, enfrentarse a esta novela es una decepción. Ninguno de los temas recurrentes de Asimov se encuentra aquí. En vez del habitual análisis incisivo sobre la sociedad humana y su relación con la tecnología nos encontramos con una novelita de aventuras espaciales. Lo cual no sería un problema, sino fuera porque como novela de aventuras es muy floja.

Personajes poco construidos que no despiertan ni la mitad de empatía que los protagonistas de la saga de robots. Y oye, cuando dos robots como Giskard y Daneel te resultan más simpáticos que un grupo de humanos, es que algo va mal. La trama es muy previsible, la historia de amor que nos incluye poco creíble y el desenlace es para coger el libro y prenderle fuego (lo comentaré en el spoiler, para quien le interese)

La decepción es tal, que he decidido saltarme la trilogía de Imperio y pasar a Fundación. Con lo cual mi plan de leer las tres sagas de Asimov (Robots, Imperio, Fundación) se reduce a Robots y Fundación.

Y es que en realidad este libro no tiene nada que ver con las otras dos sagas. Y por lo que he consultado, las otras dos novelas de imperio (Las corrientes del espacio y Un guijarro en el cielo) tampoco tienen demasiada relación, aunque compartan algunos detalles.

Nota: Insuficiente.

La imagen que ilustra esta reseña representa la nebulosa Cabeza de caballo, lugar donde transcurre la novela. Está sacada de Wikimedia Commons.

Spoiler Inside SelectShow

Robots e Imperio, Isaac Asimov

El trabajo de cada individuo es una contribución a la totalidad y de este modo se vuelve parte inmortal de ella. La totalidad de las vidas humanas, pasadas, presentes y futuras, forman un tapiz que existe desde hace miles de años y que se ha ido haciendo cada vez más hermoso. Una vida individual es como una hebra del tapiz, y ¿qué es una hebra comparada con toda la pieza?

Robots e Imperio es el cuarto libro en orden cronológico de la Saga del futuro de Asimov. Con él se cierra la saga de robots y sirve como nexo entre esta saga y la de las fundaciones.

La reseña empieza sin spoilers y al final destripo la novela, para quien ya la haya leído.

Los robots e imperio, portada de la edición francesa
Gladia, con sus dos robots, Daneel y Giskard.

Esta novela transcurre un par de siglos después de Los robots del amanecer. La primera consecuencia es que Elijah Baley no repite como protagonista en esta ocasión, pues por su edad ya está muerto. Si repiten otros personajes, como los espaciales Gladia y Amadiro, de mayor longevidad que un terrestre, y los robots Daneel Olivaw y Giskard Reventlov.

En este libro los protagonistas son estos dos robots. Daneel ocupa el papel de Baley pues tras trabajar con él ha comprendido el modo de pensar del detective, con lo que durante la novela tratará de usar el pensamiento especulativo propio de un humano. Giskard ocupará el papel ocupado por Daneel y dará la replica lógica a su compañero.

Los diálogos entre ambos robots es el mayor punto fuerte de la historia. Asimov refleja muy bien la forma carente de emoción que tendría un robot al hablar sin que resulte demasiado frio y plomizo.

En cuanto a Gladia, durante esta novela se debatirá entre su parte espacial y el apego adquirido hacía los terrestres tras conocer a Baley. Aunque los protagonistas son los robots, la trama avanza por los movimientos de Gladia, que visitará los tres planetas presentados hasta ahora, la Tierra, Aurora y Solaria. A fin de cuentas, los robots no pueden viajar de un sitio a otro si no lo hace su dueño. Por suerte los poderes mentales que Reventlov reveló tener en la anterior novela ayudarán a que Gladia esté dispuesta a abandonar la comodidad de Aurora.

El otro cambio es la magnitud del peligro al que se enfrentan los protagonistas. Ya no se trata de resolver un asesinato. Los colonos de la tierra se han ido expandiendo y en los planetas espaciales empiezan a temer esta expansión. Durante toda la novela está presente la posibilidad de una guerra a gran escala, si los dos robots no pueden evitarlo.

Robots e Imperio es un buen broche a la saga de robots, aunque baja algo el nivel respecto a la anterior. El final es bueno, pero no tiene toda la epicidad que podría haber tenido. Aunque parte del problema es que al ser una secuela de Fundación ya sabemos hacia donde nos dirigimos (si hemos leído Fundación antes, claro)

Otro problema es que la novela deja cabos sueltos y algunos bastante gordos. Aún así la unión entre la trama de robots y la de fundación es bastante coherente y original.

Nota: Bien.
Nota global de la Saga de Robots: Notable

Comprar Robots e Imperio en Amazon

Y ahora pasemos a los spoilers.

Spoiler Inside SelectShow

Los robots del amanecer, Isaac Asimov

Es usted un hombre realista, señor Baley, y eso me alegra. Las personas que creen en la justicia suelen llevarse muchas decepciones, y casi siempre son personas tan encantadoras que a uno le disgusta ver que eso sucede

Los robots del amanecer es el tercer libro en orden cronológico de la Saga del futuro de Asimov.  En cuanto al orden de publicación, fue publicado después de las trilogías de Imperio y Fundación.

Como estas reseñas las estoy haciendo siguiendo el orden cronológico de la historia voy a presuponer que no he leído Fundación. Aún así, como muchos inician la lectura de Asimov por Fundación, al final comentaré algunos detalles sobre el funcionamiento de este libro como nexo entre las distintas sagas.

Los robots del amanecer sigue el esquema de las anteriores novelas de robots, Las bóvedas de acero y El Sol desnudo. Ocurre un asesinato relacionado con las colonias exteriores de la Tierra y el detective Elijah Baley tendrá que resolverlo con la ayuda de su compañero, el robot humaniforme R. Daneel Olivaw.

En este caso el asesinato ocurre en el planeta Aurora. A la llegada del detective Baley el planeta se encuentra en un duro debate político. ¿Quién debe seguir el proceso de colonización de la galaxia? ¿Las personas de la robotizada y casi utópica sociedad de Aurora? ¿O los duros habitantes de la hiperpoblada Tierra?

Como en las anteriores novelas, detrás del asesinato existe un conflicto entre dos bandos que defienden distintos modelos de sociedad. La investigación consiste, al igual que antes, en analizar este conflicto para encontrar el motivo del asesinato. Y una vez encontrado el motivo, encontrar al culpable.

Los robots del amanecer fue escrito en la madurez de Asimov. Esto se nota en la mayor densidad de la historia y los diálogos. Este libro no tiene la frescura y originalidad de Bovedas de acero, pero resulta más profundo que El Sol desnudo. Leyendo vemos que aquí el punto de debate es, ¿Deja de evolucionar una sociedad acomodada? ¿Las dificultades y los problemas son necesarias como motor de avance social?

R. Giskard Reventlov

Otro aspecto de la trama es el sexual. Durante la novela se contrasta el modo de entender las relaciones sexuales de la sociedad terrestre (más parecida a la nuestra), con la visión del sexo de la sociedad individualista de Solaria y frente a ambas, la sociedad utópica y hedonista de Aurora. Esta parte está muy bien llevada, consiguiendo Asimov que entendamos todos los puntos de vista presentados, sin que ninguno de ellos resulte poco creíble o poco natural.

¿Qué me ha parecido? Pues una gran historia. Seguimos profundizando en las conflictos presentados en los dos anteriores libros y nos encarrilamos hacía un salto en la historia, el que será el siguiente paso en la colonización humana de la galaxia. El conflicto entre los distintos puntos de vista está muy bien expuesto y Asimov desarrolla aún más sus propios temas, como las leyes de la robótica.

Al igual que en sus otras obras maestras, en esta Asimov nos va dejando muchas pistas y detalles. Elementos a los que no daremos demasiada importancia, pero que serán retomados en un cierre por todo lo alto. Y dejándo la trama lista para el siguiente paso de toda esta gran historia.

Nota: Notable.

Comprar en Amazon

Y ahora, pasamos a la zona de spoilers. Leer solo si has leído Fundación.

Spoiler Inside SelectShow

Imagen del artículo: R. Giskard Reventlov. Ilustración de Mchandias, publicada con licenciaCC BY-NC-ND 3.0

El sol desnudo, Isaac Asimov

Las civilizaciones han tenido siempre una estructura piramidal. A medida que se asciende … se encuentra mayor posibilidad de felicidad. Pero a medida que se desciende … aumenta el número de desposeídos… En Solaria solo existe la cúspide, pues el lugar de los desposeídos está ocupado por los robots.

 

El sol desnudo es la segunda novela de la saga de robots de Isaac Asimov. Continuación directa de Las Bóvedas de acero, repiten los dos personajes protagonistas, el detective Elijah Baley y su compañero R. Daneel Olivaw.

La estructura del libro es muy similar, pero cambiamos de escenario. En el primero los detectives tenían que resolver el caso de un habitante de los mundos exteriores asesinado en la tierra. En este libro deben viajar al planeta exterior Solaria a resolver el primer caso de asesinato ocurrido allí en siglos.

De la hiperpoblada Tierra pasamos a un mundo con una población mínima. De una sociedad que odia los robots, pasamos a un mundo que los usa para casi todo. De unos terrestres que viven una vida espartana en condiciones de subsistencia, pasamos a unos solarianos que viven rodeados de todo tipo de lujos y comodidades.

Al igual que en su predecesora, Elijah Baley tendrá que tratar de encontrar la motivación detrás del crimen para poder resolverlo. Lo cual implica conocer a una sociedad extraña y muy distinta a la que él está habituado. Y abandonar las bóvedas de acero de la Tierra para enfrentarse a un mundo que vive en superficie, bajo un sol desnudo.

7237040726_35ff4db3d9_z

Este segundo libro no es tan interesante como el primero. En Las bóvedas de acero era sencillo establecer analogías con nuestra sociedad actual. En este caso la sociedad descrita resulta demasiado distinta a la nuestra, con lo que las reflexiones quedan más lejanas.

Aún así la descripción que hace Asimov de una sociedad robotizada es creíble y coherente. Las motivaciones de los solarianos y el choque cultural con el terrestre Elijah Baley están bien planteados.

Otro detalle interesante es que en varios momentos del libro se plantean de manera rápida algunos elementos que serán de gran importancia en novelas posteriores. Al que haya leído la saga de las Fundaciones le resultará familiar cierto párrafo (que comento en el spoiler)

Spoiler Inside SelectShow

En resumen, El sol desnudo es una vuelta de tuerca a lo ya planteado por Asimov en Las bóvedas de acero. No llega al nivel del primero, pero es digna continuación.

Nota: Bien.

Comprar El Sol Desnudo en Amazon

La fotografía que ilustra esta reseña se llama House of the Sun y pertenece a Daveynin