Whiplash: Música & Obsesión

Whiplash es una película de 2014 que narra la relación entre un estudiante de jazz y su profesor de música. Dirigida por Damien Chazelle, recibió tres premios Oscar. Montaje, sonido y actor de reparto (J.K. Simmons)

La historia empieza cuando Andrew Neiman (Miles Teller) se apunta a una escuela de jazz, con el objetivo de llegar a ser uno de los mejores baterías del mundo. Todo lo no relacionado con la música es secundario para él. En esta escuela conoce a Terence Fletcher (J. K. Simmons), un profesor de métodos agresivos y despóticos que le llevará al límite para poder así sacar todo su potencial a la luz.

whiplashposter_cafeycabaret

Empecemos por las cosas buenas. El trabajo realizado por Damien Chazelle es impecable. La manera de mover la cámara en las escenas musicales es soberbia y el montaje nos mete de lleno en la agresiva relación alumno-profesor. Nada que objetar por aquí.

Los actores también rozan la perfección. J.K. Simmons borda su papel de profesor déspota, que parece salido de una película de entrenamiento militar (tipo Chaqueta Metálica o el Sargento de Hierro). Miles Teller también crea a un alumno obsesionado, al que nada importa salvo ser el mejor.

Pero la película tiene una serie de problemas que me imposibilitaron disfrutarla. Primero, los dos personajes protagonistas son odiosos. El profesor es un maldito psicópata que insulta, grita y casi roza la agresión física. El alumno protagonista parece un tarado, de tan obsesionado que está.

Para mi la relación con la música debería ser de disfrute. Es cierto que si quieres ser un gran artista necesitarás mucho esfuerzo y dedicación. Pero es que en esta película lo que vemos es un acercamiento de sufrimiento y autodestrucción. ¿Quieres ser el mejor? Pues si no viene alguien a joderte vivo no lo serás.

Todo esto me sacaba de la historia. Y no solo por no compartir la visión que da el director sobre el aprendizaje de un artista, sino que también me impidió empatizar con los dos protagonistas. Ambos me parecían odiosos, lo cual hacía que perdiera mi interés por la historia. Por mi, como si mataban entre ellos.

Más problemas. Muchas de las cosas que veo en la pantalla no me parecían creíbles. Entiendo que el prota aguante los insultos y humillaciones del profesor, porque es un flipao sin sentimientos obsesionado con el ser el mejor a cualquier precio. Pero, ¿y el resto? ¿Es lógico que en una escuela haya un profesor que desprecie a sus alumnos de forma continua y la gente siga asistiendo a sus clases? Hay escenas que las ves y piensas, ¿pero como es que nadie se levante y le da tres hostias al profesor?

Y a todo esto hay que sumarle que la historia es muy previsible. Apenas tiene giros inesperados o sorpresas. La película sigue el esquema clásico de las historias de alumno-profesor. La única novedad es que en esta película tanto el alumno como el profesor dejan bastante que desear como personas.

En definitiva, ¿recomendaría esta película? Por su factura técnica y el trabajo de los actores diría que si, pues son excelentes. Pero por historia, desarrollo de personajes e ideas que transmite no puedo recomendarla.

Nota: Insuficiente

Complemento: ¿Y que tal es como película sobre jazz? No soy experto en este tipo de música, pero he estado mirando reseñas de amantes de este género musical (Ej: Not Jazz, La baqueta metálica) . La opinión unánime es que la película *no* representa bien al mundillo. Hablamos de un estilo musical en el que la improvisación tiene gran importancia. En el que los músicos deben estar cómodos para que las notas fluyan, más que concentrados en un interpretación exacta. La película da la imagen contraria. Aquí se trata de tocar como una máquina lo que pone la partitura, no dejar el más mínimo espacio a la improvisación y el virtuosismo se mide en el número de notas por segundo que seas capaz de tocar.

Pues no, eso no es jazz.

“Ex Machina”, dioses, hombres y máquinas.

Ex machina es una película de ciencia ficción dirigida por Alex Garland. Se trata de ciencia ficción realista, de esa que mientras la ves no te hace preguntarte si lo que estás viendo es posible, sino cuando será posible.

La historia empieza cuando un programador es elegido por sorteo para un encargo especial por parte del dueño de su empresa. La empresa se dedica a las búsquedas por Internet y controla casi todo el mercado. Vamos, que el protagonista trabaja en Google, aunque en la película no la llamen así, sino que le cambian el nombre. Para evitar demandas legales, supongo.

Que la empresa sea un emulo de Google no es un detalle menor. Hay varias referencias a lo que podría hacer una empresa de este tipo si quisiera. Y no es muy tranquilizador pensar que podrían estar haciéndolo.

ex-machina

El trabajo del protagonista consiste en interrogar a un robot dotado de una inteligencia artificial para determinar si se puede considerar que la inteligencia de dicho robot es equivalente a la humana. El proyecto es alto secreto, con lo que el programador tendrá que pasar unos días aislado con el robot y el dueño de la empresa en una casa que más bien parece un bunker.

A partir de aquí se construye un guión muy sólido basado en las conversaciones entre estos tres personajes. Alex Garland aprovecha los diálogos para plantear cuestiones como ¿que consideramos humano? ¿que sentimientos son inherentes a nosotros? ¿podríamos distinguir a una persona real de una máquina que nos imitara de forma casi perfecta?

Todo esto en mitad de un ambiente incómodo. La película está diseñada para transmitir desde el primer momento la idea de que algo raro ocurre. La música, el aspecto de la casa/bunker, la fotografía, o detalles en la manera de comportarse del dueño del lugar. Todo enfocado a transmitirnos que al programador no le han contado toda la verdad.

Ex machina es una gran película, que funciona tanto a nivel de película de ciencia ficción como a nivel de thriller psicológico. Muy recomendable.

 

Y si ya has visto la película:

Spoiler Inside SelectShow

 

 

Nuevo poster de El Despertar de la Fuerza

Disney celebró hace poco un evento anunciando sus próximas películas y aprovechó para mostrarnos un nuevo poster de Star Wars: El despertar de la fuerza. Supongo que ya lo habréis visto, pero en caso contrario, aquí esta.

Poster de El despertar de la fuerza

El cartel tiene una serie de detalles interesantes. El más llamativo es que el personaje interpretado por John Boyega (Finn) porte un sable de luz. Por otra parte, el personaje de Daisy Ridley (Rey), no lo lleva.

Con esto se sigue todo el juego de despiste que se está llevando con esta película. Tras los teasers vistos hasta ahora había la sensación de que Rey, la protagonista femenina, podría ser una jedi. Sobre el protagonista masculino, Finn, estaba la duda sobre si era un soldado de asalto o un rebelde disfrazado (más adelante comentaré sobre esto, en zona spoilers)

Pues bien, en el poster vemos a Finn con un arma jedi, y a Rey sin sable. Es decir, le han dado la vuelta al rumor. Lo que implicaría que él es jedi, mientras que ella no lo es. Para despistar más, a ella le han puesto un bastón que parece un sable de luz, pero que es eso, un simple bastón.

Pero esto no es oficial. En SithNET afirman que el hecho de llevar un sable de luz no implica ser un jedi. Puede estar llevándolo en la mano para dárselo a otra persona. Aunque la verdad, me parece que Finn está en una posición muy extraña para simplemente estar llevando el sable a alguien. Está en una posición de preparado para el combate, propia de alguien que sabe usar el sable de luz. Vamos, que yo apostaría a que es un jedi. Pero esto no está confirmado, ojo.

Y bueno, no llevar un sable de luz, no implica no ser un jedi. Tampoco van todo el día por ahí con el sable en la mano.

Otro de los detalles es la disposición de los personajes. Finn a la izquierda, sobre fondo luminoso. El villano de la historia, Kylo Ren, a la derecha, sobre fondo oscuro. Esto me parece otro punto a favor de la teoría de que Finn sea un jedi. Rey está en medio, como situada en un punto ambiguo. ¿Y Han Solo? Pues como apartado, como si todo esto de los jedis no fuera con él.

El último detalle menor es el aparato que se ve abajo a la derecha. ¿Qué es? Pues tiene toda la pinta de ser un evaporador de humedad como los que usaba Luke Skywalker cuando trabaja en la granja de sus tíos.

Evaporador de humedad en TatooineComo en los primeros teasers se ha visto un planeta desértico, muchos han pensado que podría ser Tatooine. De hecho, el segundo teaser empieza con la música asociada al planeta Tatooine. Binary Sunset es su nombre.

Vamos, que todo es para jugar al despiste. ¿Será el planeta Tatooine allá donde transcurrirá la nueva película?

Y ahora, paso a la zona de spoilers. Si no quieres saber nada sobre la trama de episodio VII, para aquí. Aunque ya te aviso, que lo que comento son especulaciones, aún no hay trama oficial.

Spoiler Inside SelectShow

 

Y eso es todo. De momento todo lo que estamos viendo tiene muy buena pinta, y parece que Disney no va a caer en la tontería de revelar demasiado antes de tiempo. Si quieres una análisis en más profundidad de lo que se sabe hasta ahora sobre Star Wars: El despertar de la fuerza, te recomiendo escuchar este programa de La Orbita de Endor

Pride

George MacKay y Faye Marsay en Pride

Si fuéramos normales, ahora es cuando nos besaríamos

Pride es una película inglesa de 2014. Cuenta la historia real de un grupo de gays y lesbianas que deciden recaudar dinero para ayudar a los mineros durante las huelgas contra el cierre de pozos decretado por Margaret Thatcher

La película es una de esas comedias basadas en un drama social que nos ofrece el cine inglés de vez en cuando. Si habéis visto películas como Full Monty o Billy Elliot, pues esa es la línea de Pride. De hecho, Billy Elliot está ambientada en la misma época.

El mayor defecto de Pride es que resulta muy predecible. La historia va de unos gays que quieren ayudar a unos rudos mineros galeses que nunca han visto a un gay en su vida (que ellos sepan, como dice uno de los protagonistas). Y al principio los gays tienen miedo a que los mineros les rechacen. ¿Os imagináis por donde irá el guión y cuales van a ser los giros de la historia?

Otro defecto, quizás, es que es una película muy blanca, no entra a profundidad en el drama real, tanto de los mineros como de los homosexuales. Esto no tiene porque ser un problema, claro, que aquí hemos venido a alegrarnos el día, que para eso es una comedia.

¿Puntos fuertes? Los actores. Casi todos los intérpretes resultan muy creíbles, con la excepción de un par de secundarios. Mis favoritos son George MacKay, que interpreta a un gay adolescente que aún no ha revelado su condición sexual a sus padres y Faye Marsay, que interpreta a una lesbiana punky. Aunque es una película coral, ellos son los personajes más protagonistas y son los que hacen que conectemos con la historia. Y los actores consiguen que les cojamos cariño y queramos saber como les van a ir las cosas.

Por otra parte es una historia divertida, entretenida y muy alegre. Sobre la temática gay, la trata con toda la naturalidad del mundo. Y para el que le puedan preocupar esas cosas, no contiene ninguna escena de sexo explícito. Y aunque lo pueda parecer, la palabra Pride (orgullo) no va solo por los homosexuales. Pero para entenderlo hay que ver la película.

Recomendable.

Nota: Bien/Notable.

Los vengadores 2, la Era de Ultrón.

Los vengadores 2, la Era de Ultrón es la continuación al gran éxito que fue Los Vengadores. Esta segunda parte añade más superhéroes, más escenas de lucha y presenta una trama que busca ser más profunda. ¿Es mejor que la primera? Para mi gusto, no. Da la impresión que han añadido tantas piezas al puzzle que empiezan a no encajar bien. ¿Qué tiene de malo esta película?

vengadores-era-ultron

Primero. Llega un momento en que hay tantos personajes que la película se vuelve poco manejable. Sobre todo en las batallas. Al tener que repartirse el tiempo para que cada héroe tenga su momento la acción queda muy salteada.

Segundo. Alan Silvestri ya no hace la música. Me encantó la BSO de la primera película, en esta segunda la música parece un refrito hecho sin muchas ganas.

Tercero. La sensación de repetición de esquemas. La imprescindible batalla final está chula, pero no podía parar de pensar en que estaba viendo lo mismo que en la primera parte pero cambiando chitauris por ultrones.

Cuarto. El malo. El guión desaprovecha mucho a Ultron. Podría haber resultado un enemigo profundo y con bastante trasfondo. Pero se queda en un malo grandilocuente que quiere destruir a todos porque alguien tiene que hacerlo, que esto es una película de superheroes. No tiene ni el carisma de Loki ni el trasfondo de Hydra.

Quinto. La sensación de película de transición. Hay una serie de momentos que no están para hacer avanzar la trama de lo que estamos viendo, sino para ir plantando la semilla de “Capitán América: Civil War” y “Vengadores: Guerra del Infinito”. Hasta hay una referencia a la futura película de “Pantera Negra”.

A pesar de todo, la película es entretenida. Las coreografías de batallas son soberbias y sigue teniendo el humor de su predecesora. Y por si fuera poco, antes de la película te ponen el teaser de Star Wars VII.

Nota: Bien.

Predestinación (2014)

Predestinación es una película australiana basada en un relato corto de Robert Heinlein. Es una historia de ciencia ficción, concretamente del subgénero de viajes en el tiempo.

Predestination-972600742-large
La película se inicia con lo que parece ser un agente de algún tipo de organismo gubernamental en una misión poco clara. Tras esta introducción, pasamos a un bar de New York en 1970. Un New York distinto, aterrorizado por un peligroso terrorista que ha provocado la muerte de cientos de personas. Una extraña persona entra el bar, pide un trago y se dispone a narrar su vida al camarero. Y hasta aquí se puede contar.

Predestinación es una película entretenida. Con una historia interesante y bien enlazada. Pero tiene varios problemas. Primero, la introducción es demasiado larga. Pasa mucho tiempo hasta que la trama empieza a avanzar.

Segundo, la historia del viaje temporal puede chirriar. Pero bueno. Esto es normal en este tipo de historias. Diría que exceptuando “Regreso al futuro” aún no me he encontrado una película sobre viajes en el tiempo que no me chirríe en algún aspecto.

Tercer problema, para el espectador avezado y acostumbrado a este subgénero, puede resultar previsible. Por el contrario,  el espectador que suela perderse con estas historias, difícilmente lo hará con esta.

Recomendables para amantes del género, o para el que quiera ver una historia de viajes por el tiempo que no de dolor de cabeza.

Por comparar con películas recientes de este tipo, Looper me gustó más.

Nota: Bien.

Cartel de la película sacada de la ficha de filmaffinity de la película.

Jodorowsky’s Dune

“Yo quería hacer una película que diera a la gente que tomaba LSD las alucinaciones que daba la droga, pero sin tomar la droga”
Alejandro Jodorowsky

A mediados de los 70, el productor de cine Arthur P. Jacobs le ofreció al cineasta chileno Alejandro Jodorowsky un cheque en blanco para hacer la película que él quisiera. Tras el éxito de las extrañas y surrealistas películas “El Topo” y “La montaña sagrada”, Jodorowsky se decantó por adaptar la novela Dune, a pesar de que ni siquiera la había leído.

El director reunió para esta película el elenco de artistas más transgresores que pudo encontrar. Se llegó a realizar el storyboard completo de la película. Pero al final no pudo ser. El guión resultante daba para una película de 8 horas, y con un presupuesto bastante alto. Además, en Hollywood no se fiaban de Jodorowsky. Pensaban que su cine era demasiado raro. Así que ningún productor quiso poner el dinero que faltaba y el proyecto se canceló.

Pero no todo fue un desperdicio. Del grupo reunido por el chileno surgieron nuevas obras. Dan O’Bannon y H. R. Giger se conocieron gracias a este proyecto. Años después crearían Alien. A partir de la colaboración con Moebius, se creó la saga de comics de ciencia ficción “El Incal”. Y muchas de las ideas de Jodorowsky se usarían en otras películas.

Jodorowsky’s Dune es un documental de 2014 que cuenta la historia de este proyecto. Muy interesante si te gusta la ciencia ficción de los 70 y 80, o eres aficionado a la figura de Jodorowsky. Este puede ser el mayor impedimento de la película, y es que el amigo Alejandro es un tipo bastante peculiar. A mi me cae bien y le aguanto sus locuras, pero a algunas personas siempre le pareció un vende humos pagado de si mismo. Si es tu caso, casi mejor alejarte de este documental.

Dicen que el Dune de Jodorowsky es la película más influyente de todas las que no han llegado a rodarse. Es posible. Y este documental tratará de convencerte de ello.

Notable.

Magia a la luz de la luna, de Woody Allen

Magía a la luz de la lunaMagia a la luz de la luna es la película de 2014 de Woody Allen. Nos cuenta la historia de una persona de mentalidad científica y racional que trata de desenmascarar a una joven espiritista y médium. La película está ambientada en la costa francesa, durante los felices años 20.

Con este punto de partida y siendo una película de Allen ya os podéis imaginar que pasará a continuación. Dos personas opuestas, que se llevan mal entre ellas, pero que se van conociendo poco a poco a base de discutir. Ya sabéis de que va esto.

Magia a la luz de la luna es una película normalita. Los actores están bien, el escenario es precioso y tiene algún diálogo que destaca. Simpática, sin más. Es de esas películas de Allen que se queda en obra menor, sin casi nada nuevo que aportar, pero que le permite seguir su ritmo anual.

En este caso Allen usa el conflicto entre el personaje racional y el personaje espiritual para centrarse en reflexiones sobre espiritualidad, religión, ateísmo y sentido de la existencia. Algunas de sus reflexiones son interesantes, pero todo suena a repetido, a que el director neoyorkino no estaba inspirado, ha puesto un par de personajes cliché y ha hecho un refrito de historias anteriores.

Un detalle sobre Emma Stone. Sale guapísima y encantadora en su personaje de Manic Pixie Dream Girl. Genial. Pero, ¿no podría Allen haber buscado una pareja más equilibrada en edad? Que Collin Firth le duplica en edad.

Nota: Bien, pero porque soy fanboy de Allen. Al nivel de Vicky Cristina Barcelona y por debajo de Blue Jasmine o Midnight in Paris.

Cartel sacado de Filmaffinity.

Los Vengadores: Infinity War

Marvel anunció hace poco que en 2018 se estrenará la primera parte de “Los Vengadores. Infinity War”.  Este anuncio ha entusiasmado a muchos fans, sobre todo a los que leíamos tebeos de Marvel allá por la primera mitad de los 90. ¿Qué tiene esta historia de especial?

Empecemos por el teaser. La clave es el ser que aparece al final del mismo, Thanos de Titan.

https://www.youtube.com/watch?v=Oc-xNIgf2HY

Thanos de Titan

Thanos de Titan es uno de los villanos más peligrosos del universo Marvel. Simplificando su historia, es una especie de dios mutante que se convierte en siervo de la Muerte tras lo cual su objetivo es realizar las mayores matanzas posibles. Como realizar genocidios a gran escala no es fácil, Thanos siempre ha tratado de buscar objetos de poder que le permitan alcanzar sus objetivos.

Una de las primeras ocasiones en la que Thanos intenta liarla parda usa un objeto de inmenso poder conocido como el cubo cósmico. Este cubo ya lo vimos en “Los Vengadores”, aunque en las películas recibió el nombre de “Teseracto”.

250px-CosmicCube
Thanos sostiene el cubo cósmico mientras la Muerte vigila. (Dibujo de Jim Starlin)

Un detalle sobre Thanos. Aunque suele evitar la confrontación directa siempre que pueda y suele reforzar sus habilidades mediante objetos de gran poder, su fuerza física es la suficiente como para resistir un combate contra Hulk o cualquier otro de los vengadores sin despeinarse. Vamos, que es una mala bestia.

2619096-detail
Thanos quitándose de en medio a Iron Man con una mano y Thor con la otra (Dibujo de Jim Starlin)

El guantelete del infinito

La historia más renombrada sobre Thanos es El Guantelete del Infinito. Fue un comic de seis episodios publicado a principios de los 90 y es en el que se basará la película. Un detalle, existe una historia titulada La Guerra del Infinito, justo el nombre de la película. Es la continuación de El Guantelete del Infinito. Supongo que en Marvel han pensado que “Infinity War” es más comercial que “Infinity Gauntlet”. Y no les falta razón, claro.

¿De que va esta historia? Pues de que Thanos consigue reunir seis gemas, las gemas del infinito, que si son portadas por una única persona te confieren la omnipotencia. Tal cual. No es que te hagan muy poderoso o superfuerte. Te hacen omnipotente.

El guantelete del infinito es una historia sobre como un dios absoluto, omnipotente y omnisciente usa su capacidad para arrasar todo el universo. Y esta es la historia que nos contarán en las pantallas.

Supongo que muy cambiada, pues la historia que se cuenta en el comic no creo que resultara muy bien trasladada de forma muy literal al cine. Pero el argumento de base es el mismo.

Infinity_Gauntlet_1

Y ahora me gustaría hablar de otros dos personajes que aún no hemos visto en la gran pantalla y que yo apostaría a que veremos dentro de poco. Uno de ellos es Mefisto, al que podemos ver arriba a la izquierda en la portada que he puesto arriba. Adam Warlock es el otro

Mefisto, el príncipe de las mentiras

Mefisto es la representación en viñetas que hace Marvel del diablo. Es un personaje que aparece de forma recurrente para tratar de corromper las almas puras y bondadosas de los superheroes. En el guantelete del infinito juega un papel muy importante. Tratando de hacerse con el poder supremo, se dedica a “asesorar” a Thanos bajo la idea de “¿para que sirve el poder absoluto si no disfrutas de su absoluto abuso?”

Mefisto tentando a Thanos (Dibujo: Ron Lim/George Perez)
Mefisto tentando a Thanos (Dibujo: Ron Lim/George Perez)

¿Qué me hace pensar que veremos a Mefisto en la gran pantalla? Pues resulta que Mefisto es un demonio y el superheroe Marvel que se dedica a luchar contra los demonios es el Doctor Extraño. ¿Y de quién hay película anunciada para 2016? Pues del Doctor Extraño.

Adam Warlock

Pero si hay un personaje ligado a Thanos, ese es Adam Warlock. Ambos son los personajes fetiches del guionista y dibujante Jim Starlin, con lo que es muy habitual tenerlos juntos. Ya sea enfrentándose el uno al otro como colaborando para detener a un mal aún mayor.

Adam Warlock (Dibujo de Jim Starlin)
Adam Warlock (Dibujo de Jim Starlin)

Adam Warlock es un personaje con un trasfondo mesiánico que suele actuar como defensor del universo ante graves amenazas para el mismo. Vamos, que no es un superheroe que vaya por ahí evitando atracos y luchando contra villanos terrenales. Solo actúa cuando todo el universo se encuentra amenazado. Aunque poderoso, suele trabajar maquinando en la sombra, dejando que sean otros se enfrenten de forma directa a la amenaza que corresponda.

Este personaje fue creado en las páginas de los 4 fantásticos y era un ser artificial. Durante su desarrollo se encontraba dentro de una crisálida. Y esta crisálida la hemos visto en Guardianes de la Galaxia. Hecho confirmado por la propia Marvel.

Crisálida de Warlock en los comics (dibujo de Jack Kirby) y en el cine
Crisálida de Warlock en los comics (dibujo de Jack Kirby) y en el cine (imagen de Moviepilot)

Así que resumiendo. La fase 3 de Marvel acabará con la Guerra del Infinito, que será una recreación de la saga del Guantelete del Infinito. Para estas películas tendremos seguramente a Adam Warlock y yo apostaría porque también tendremos a Mefisto.

A Marvel se le podrán criticar muchas cosas, pero con sus versiones cinematográficas lo están haciendo de la mejor forma posible.

Interstellar, de Christopher Nolan

Interstellar es una película de Christopher Nolan estrenada en 2014. La tierra está sufriendo una catástrofe ecológica y la única solución parece estar en buscar otro planeta habitable.

En esta película Nolan se pone grandilocuente hace ciencia ficción seria y emotiva. Los referentes de 2001: Odisea Espacial y Contact están claros. Pero ni Nolan es Kubrick ni es Carl Sagan, para bien o para mal. La película resulta grandiosa por momentos, emotiva en muchas ocasiones, aunque tropieza en su resolución y en ciertas partes roza el ridículo. Aún así, es todo un espectáculo, eso no se puede negar.

En el desarrollo de la película ha colaborado el astrófisico Kip Thorne, experto en teoría gravitatoria, teoría relativista, agujeros de gusano y en hacer apuestas con Stephen Hawkings sobre agujeros negros. En la película aparece un robot llamado Kipp, como homenaje.

A favor: Diseño de producción y argumento

Cartél de la película InterstellarCon un astrofísico colaborando en el guión era de esperar que la película tenga un aspecto realista. El diseño de las naves, del espacio visible y de lo que vemos es impecable. Varios de los fenómenos astrófisicos que aparecen en la película están recreados de forma pausible, no resultando por ello menos espectaculares. Aquí podéis leer un artículo sobre el realismo del agujero negro que aparece en el trailer.

El movimiento de las naves y su funcionamiento también busca ser realista. Los acoplamientos, la generación de gravedad por rotación o las maniobras de asistencia gravitatoria están presentes. Es ciencia ficción que respeta a la ciencia. Esto es un punto a su favor. Y en el espacio no hay sonido, para quien nos gustan estos detalles.

Y mencionar que los robots que aparecen ayudando a nuestros protagonistas son maravillosos. Al estilo del robot de la película Moon o del ordenador HAL9000 de 2001, tenemos a unos aparatos muy humanos sin necesidad de tener aspecto humanoide. Un logro.

El argumento es original. Muchas películas de exploración espacial caen en el tópico “llegamos a un planeta desconocido y nos atacan monstruos alienígenas cada vez más horribles”. Aquí se ha tratado de dar una visión realista de como sería una exploración espacial en busca de planetas habitables. Con los cambios necesarios que exige una película para que no nos aburramos viendo a científicos revisando datos y más datos, pero el planteamiento resulta realista. Los protagonistas no son una panda de idiotas irresponsables, como en Prometheus.

La película también tiene una fuerte carga emocional. No solo es una película sobre el espacio, también es una película sobre el amor y la familia. Y a pesar de que la mezcla podría haber resultado ridícula, funciona durante la mayor parte del tiempo.

Y Anne Hathaway sale guapísima.

En contra: Nolan, no te flipes tanto. Que esto no se entiende.

Cartel de IntelestellarUn problema que tienen los guiones de Nolan es que hay cosas que suceden porque si y lo tenemos que aceptar. Caballero Oscuro es una gran película, pero si nos paramos a pensar en como puede hacer el Joker todas las cosas que hace sin que nadie se da cuenta, nos daremos cuenta que no tiene mucho sentido. Pero la película funciona, gracias a la fuerza de su historia.

Aquí hay momentos que son muy difíciles de asimilar. El problema está en que gran parte de las cosas que ocurren tienen motivaciones basadas en las leyes de la astrofísica. Y cuando nos dicen cosas como “hay que usar el empuje gravitatorio antes de llegar al evento de sucesos estabilizando el motor para que las fuerzas de marea no nos destrocen” las posibilidades de que te quedes con cara de poker son muy altas.

Hay muchas cosas que no se explican, que se dan por supuesto. Si no sabes que demonios es un evento de sucesos, como funciona la dilación temporal relativista o que carajo son las fuerzas de marea, pues es tu problema.

La película podría haber aprovechado para explicar por encima estos conceptos. Pero se limitan a mencionarlos y punto. Ok, se supone que los protagonistas tienen formación científica y entienden estas cosas, por lo que no haría falta explicarlas. Pero de la misma forma que en Origen tenemos al personaje de Ellen Page para que vaya recibiendo explicaciones de la trama y nos enteremos de algo, creo que habría sido buena idea si se hubiese utilizado al personaje de Matthew McConaughey para esto.

Es decir, si no sabes algo de física relativista va a haber momentos en los que no entiendas que está pasando. Y si sabes, también te va chirriar lo que ocurre. Porque la película cae muchas veces en el “tecnoblabla“.

Otro problema que tiene es que se abusa la música de Zimmer para crear emoción y tensión. Si necesitas hacer uso de la música así, tal vez tendrías que haber revisado el guion para ver como crear esas emociones sin necesidad de subir tanto el volumen de la banda sonora.

Conclusión

Que si, que vale la pena. No es una obra maestra y me deja la sensación de que podría haberlo sido. Algo que me pasa mucho con Nolan. Pero la película es impactante, emotiva, sorprendente y no te dejará indiferente.

Si te gustan las películas de viajes espaciales, es de obligatorio visionado.

Nota: Notable.

Y ahora paso a los spoilers.

Spoiler Inside SelectShow

Carteles obtenidos en la web oficial de Interstellar