El Mandaloriano, este es el camino

El Mandaloriano es la primera serie en imagen real sobre el universo Star Wars. Ha sido creada por Jon Favreau y protagonizada por un Pedro Pascal que aparece en todo momento con el casco puesto. Tras ver la primera temporada creo que esta seríe indica cuál es el camino a seguir por series de este tipo.

La serie nos cuenta las aventuras de «Mando», un cazarrecompensas. Mando acepta un extraño encargo respecto a una mercancía sobre la que parece haber mucha gente interesada, imperiales incluidos. Entre medio, vemos otros encargos del Mandaloriano. En este sentido la estructura recuerda un poco a la seguida por la veterana serie Expediente X. Los capítulos iniciales y finales de la temporada narran una historia común y los intermedios son «la misión del día»

Otra decisión acertada respecto a la estructura de El Mandaloriano es que los capítulos no tienen una duración fija, sino que duran lo que tengan que durar. Hay que capítulos que apenas sobrepasan la media hora mientras que otros superan los 45 minutos. Entiendo que en la época de las emisiones televisivas los capítulos de una serie tenían que tener una duración fija. Pero era un poco absurdo mantener esta restricción en las series actuales.

En una galaxia muy, muy lejana

El mandaloriano

Mandalorian se ve Star Wars y respira Star Wars por todos lados. Star Wars clásico. El diseño de producción es uno de sus puntos fuertes y la reutilización de elementos de la trilogía clásica es continua. Aunque en mucha menor cantidad, también se cita alguna cosa de las precuelas (como una pequeña referencia a los gungans o droides que recuerdan a los vistos en esas películas). En general todo está bien puesto, y solo algunas cosas chirrían porque se note demasiado que están ahí por meter la referencia (como algún que otro ataque sufrido por el Mandaloriano en el desierto)

En general todo está muy bien hecho y pinta formidable en pantalla. Creo que aquí han sido inteligentes manteniendo un perfil bajo. Esto es una historia de un mercenario, no de una guerra galáctica. Hay algún que otro tiroteo con bastantes implicados, pero no tenemos grandes batallas que hubieran forzado demasiado el presupuesto para efectos especiales. Han preferido poco y bien a mucho y que quede regular.

Otra cosa que hace bien la serie es explicar la situación política. No se vosotros, pero ya aún no tengo demasiado claro como está la Galaxia en la nueva trilogía. Aquí te ponen un diálogo rápido al principio para ponerte en situación. Se ha creado una nueva república. El imperio está roto pero aún mantiene el poder en algunos lugares. Y grandes zonas de la Galaxia son «terreno de nadie». Y ya está, marchando.

El Mandaloriano, western en la galaxia

Se ha dicho mucho que esta serie recuerda a un spaghetti western. Y no seré yo quien diga lo contrario. El uso de exteriores desérticos, las historias de mercenarios al filo de la ley, los tiroteos y hasta el aspecto del protagonista evoca por todos lados a las películas de Sergio Leone y otros grandes del género. Hasta tenemos un capítulo que respira a «Los siete magníficos«

Esto es bueno, por supuesto. El toque western encaja con Star Wars. Yo creo que en una galaxia tan grande se puede tocar cualquier género. Pero lo mismo una sit com nos hubiera resultado demasiado extraño. Pero las historias fronterizas de vaqueros son algo que ya estaban presentes en las primeras películas, sobre todo en el inicio de Una Nueva Esperanza. Este tono aquí hace que esta historia nos resulte aún más familiar.

Destacar ahora la música, compuesta por Ludwig Goransson. La banda sonora también tiene esos toques de western que acompañan a toda la serie. El tema principal podríamos ponerlo en una peli clásica de vaqueros y seguramente no desentonaría lo más mínimo.

Personajes

The mandalorian cara dune

No voy a indicar uno a uno cuales son los personajes que conforman la serie, solo decir que este es el otro gran punto fuerte de la serie. El Mandaloriano no tiene un gran argumento, las cosas como son. En el fondo todo se reduce a ir de un sitio a otro recogiendo cosas, matando a los malos y a la siguiente misión. Si, hay una trama que une el inicio con el final, pero tampoco es nada del otro mundo.

La clave son los personajes. Que aunque no se nos dan demasiados detalles sobre ellos si se nos dice lo justo para que nos caigan bien, para que les comprendamos y para que veamos que bajo su apariencia inicial de clichés hay algo más.

Yo me quedaría con el duo protagonista, El Mandaloriano (Pedro Pascal) y la cazarrecompensas Cara Dune (interpretada por una enorme Gina Carano). De ambos personajes se nos cuenta poco, pero se nos dejan caer los suficientes datos como para que queramos saber más de ellos. Además la química entre ambos es genial. Sin que se nos cuente demasiado vemos que son amigos y que se conocen desde hace mucho, aunque con las rencillas y ese cierto poso de desconfianza que siempre deja la profesión de cazarrecompensas.

El resto de personajes están menos definidos, pero todos tienen un detalle, una manera de hablar, de moverse o de mirar que les hace escaparse del simple cliché. Me gusta sobre todo el personaje interpretado por Giancarlo Esposito (el actor que hacía de Gus Fring en Breaking Bad)

El mandaloriano y las series de imagen real de Star Wars

Había un cierto miedo con que iba a hacer Disney con estas series de imagen real. Primero se habló de usar a los personajes de las películas clásicas. Y de hecho sigue confirmada la intención de realizar una serie sobre Obi Wan. Siempre he pensado que un riesgo que se corren con estas cosas es sobrecomplicarlo todo. Al expandir las historias de los personajes tienes que añadir cada vez más y más giros, más y más revelaciones. Y al final todo acaba siendo tan rocambolesco que cae en el ridículo.

Además tenemos el problema de la nueva trilogía. Si hacemos una serie sobre Leia o Han Solo tendremos la limitación de que la historia debe acabar en la situación ya vista en el Episodio VII. Esto ata la libertad creativa a la hora de contar historias.

Para El Mandaloriano han usado a un personaje nuevo. Pueden hacer lo que quieran con él. Además la historia transcurre alejada del núcleo de las historias del universo Star Wars (salvo por un único detalle, que comentaré en spoilers). Así que no deberían tener que preocuparse por contar algo que contradiga a las películas.

Spoiler Inside SelectShow

Por otra parte, Star Wars se ambienta en toda una galaxia, y ya empezaba a resultar un poco cansado que todo lo que ocurriera en esa galaxia pareciera girar en torno a la familia Skywalker.

El Mandaloriano ¿si o no?

Pues por mi, si. Es una serie que sabe cual es su sitio y lo que quiere contar. Y eso lo cumple sin problemas. Tal vez podría haber sido una serie más ambiciosa, pero creo que lo que hace que funcione es precisamente el mantener un perfil más bajo que las películas, más de serie.

Así que no es la serie del año, pero divierte, nos da una ración de aventura galáctica de calidad y nos deja con ganas de más.

Este es el camino.

True Detective y la Llamada de Cthulhu

True Detective es una serie de HBO que tuvo bastante éxito en su momento y que ha llegado a trascender y a seguir dando que hablar varios años después de su estreno. Me refiero a su primera temporada, claro. Las que siguieron son otra historia. Es una serie que me llamó bastante la atención por como introduce los Mitos de Cthulhu en la trama de una manera bastante distinta a la que estamos acostumbrados a ver en juegos de mesa, rol u ordenador.

Para quien no lo haya visto (mal haces), un breve resumen sin desvelar ningún giro o sorpresa. Esta serie nos cuenta como dos detectives investigan una serie de asesinatos rituales en dos momentos temporales distintos (1995 y 2012). Estos rituales parecen estar relacionados con una secta cuyo líder es alguien llamado «El rey de Amarillo» y hablan de un lugar místico llamado «Carcosa»

El rey de Amarillo y Carcosa

Para el que no conozca la mitología lovecraftiana estas palabras no les dirán nada. Pero da igual. Pueden ver la serie como otra historia más de policías enfrentándose a sectas malvadas. Que los malos hablen de El Rey de Amarillo en vez de hablar de Baal, Khali o Baphomet no tiene más importancia.

True detective rey de amarillo
True Detective, HBO

Pero claro, para él que conozca algo de la mitología de Cthulhu todos estos nombres tienen un significado distinto. Carcosa es la ciudad más allá de nuestra realidad donde habita uno de los primigenios más conocidos, Hastur el innombrable. El Rey de Amarillo es uno de sus avatares. También es el nombre de una impía obra de teatro, cuya representación completa provocaría la apertura de un portal por el que Hastur llegaría a nuestra realidad, pudiendo hacer todas esas cosas que los primigenios hacen cuando están en nuestra realidad.

Por cierto, estas historias no fueron desarrolladas por Lovecraft, sino por un escritor previo, Robert W. Chambers. Lovecraft las menciona en su relato El Que Surrura en la Oscuridad. Después serían retomadas e integradas de forma definitiva en los Mitos por August Derleth, el principal sucesor del escritor de Province.

Con todo esto en mente, la interpretación de True Detective cambia bastante. Yo no estamos a un grupo de asesinos locos. Estamos ante unos tipos que realizan asesinatos rituales siguiendo la representación que marca la obra del Rey de Amarillo. Y que el objetivo de estos asesinatos no es otro que el de finalizar con esta obra para así poder abrir el portal a Carcosa y que Hastur llegue a la tierra.

O no. O son simples locos que creen todas esas cosas. De la misma forma que si en una película se nos presentan a unos adoradores del diablo, esto no quiere decir que esa ficción asuma que el diablo existe.

la Llamada de Cthulhu y el nivel de horror

La Llamada de Cthulhu es uno de los juegos de rol más conocidos. Seguramente sea junto a Dungeons and Dragons de los pocos juegos de rol que empezó su andadura en el inicio de esta afición y que aún sigue en plena forma hoy en día.

En las partidas de La Llamada de Cthulhu nuestros personajes se enfrentarán a horrores primigenios y monstruos capaces de hacer enloquecer a cualquiera con su mera presencia blasfema.

Carcosa la llamada de cthulhu
Módulo para La Llamada de Cthulhu basado en El Rey de Amarillo

Es bastante habitual que en una partida de La Llamada de Cthulhu nos acabemos enfrentando a algo sobrenatural más tarde o más temprano. No ya un primigenio (que también), pero como mínimo nos aparecerá un «simple» zombi o algún hechicero capaz de realizar magia de algún tipo.

Pongo lo de «simple» entre comillas porque aunque el zombi es el ser más mundano en este tipo de historias, la mera visión en el mundo real de alguien levantándose de su tumba sería más que suficiente para provocarnos pesadillas el resto de nuestros días.

¿A donde quiero ir? Pues a que en La Llamada de Cthulhu el nivel de horror sobrenatural es bastante alto. No solo en este juego, en cualquier otro juego basado en los Mitos ocurre lo mismo. Por ejemplo en Eldritch Horror o en Arkham Horror LCG.

Pero, ¿y si planteáramos una partida de Cthulhu al estilo de True Detective?

True Detective y la Llamada de Cthulhu

Imaginemos la partida. Han ocurrido una serie de asesinatos rituales que los jugadores tienen que investigar. Hasta aquí lo normal. ¿Cuántas partidas de La Llamada de Cthulhu empiezan así? Incontables.

La diferencia es que en una partida normal sabemos que al final algo pasará. Que si el rastro de asesinatos nos lleva a Innsmouth nos acabaremos encontrando con profundos. Que si la investigación nos lleva a la espesura de un bosque, a buen seguro nos toparemos con algún tipo de secta capaz de levantar a los muertos o de invocar terribles criaturas.

Hasta las partidas de iniciación incluidas en el manual del juego incluyen este tipo de horrores. Y es normal, porque las historias de Lovecraft son así. Los horrores cósmicos están aquí y si nos atrevemos a rasgar el velo de la realidad se nos mostrarán en toda su terrible presencia.

Pero, ¿no sería interesante una partida de La Llamada de Cthulhu en la que lo sobrenatural no esté? Solo se mencione. Que es lo que hace True Detective. Nuestros intrépidos aventureros perseguirían a un grupo de sectarios que están realizando horribles rituales en nombre de Hastur, Cthulhu, Dagon o quien sea. Pero sin que se llegara a mostrar nada horrible, solo insinuarse.

Una partida así sería muy interesante como inicio a una campaña larga. Imaginemos, la historia empieza cuando nuestros jugadores tienen que investigar unos asesinatos en los que las víctimas están marcadas con un extraño símbolo. Todo esto les lleva a descubrir unos locos que adoran a Shub-Niggurath (por ejemplo)

Y jugamos una serie de partida de investigación con un tiroteo o redada final. Pero sin hechiceros, sin zombis, sin retoños oscuros ni nada por el estilo. Nuestros personajes podrían pensar que ese tal «Shub-Niggurath» no es más que una locura o un antiguo mito anterior a la llegada de los europeos a América.

Cultistas del juego de cartas Arkham Horror.
Cultistas del juego de cartas Arkham Horror.
Ya dan bastante miedo de por si, sin necesidad de horrores cósmicos pululando

Después pasamos a la segunda parte campaña, dando un salto temporal de 5 o 6 años. Por ejemplo, podemos hacer que en una información sobre un caso de corrupción se revele que un político estaba desviando algo de dinero a un hermético grupo religioso llamado «Hijos de Sunigura.». Esto pondría en alerta a nuestros personajes. ¿Sunigura es una forma de ocultar el nombre de Shub-Niggurath? ¿Tendrá este caso relación con la antigua secta? ¿Nos arriesgamos a tirar del hilo sabiendo que gente de poder y dinero está detrás de todo esto?

La idea es mantener siempre el perfil bajo. Que los jugadores hagan que sus personajes se planteen, ¿esto es real? ¿Existe el ser al que estos tipos adoran? A veces la locura no es ver algo, es simplemente pensar que esto pueda existir. También podemos explorar la infiltración de estos cultos en capas alta de la sociedad.

Creo que una campaña así podría ser interesante, tanto para jugadores novatos con poco conocimiento de Lovecraft como para jugadores veteranos que busquen un enfoque diferente. El mayor problema es que una partida de este tipo generase frustración. En una partida de La Llamada esperas encontrarte horrores sobrenaturales más tarde o más temprano. De la misma forma que en Dungeons & Dragons esperas que haya combates y mazmorreo. Y a los jugadores hay que darle lo que buscan, al menos en cuanto al tono de la historia.

¿Cómo lo veis? ¿Pensáis que True Detective sería una buena base para una partida de Cthulhu? ¿Os resultaría interesante una campaña de Cthulhu en la que no tuviéramos contacto con lo sobrenatural al menos hasta muy al final del todo?

Star Trek Discovery, impresiones tras media temporada.

Star Trek Discovery es un nueva serie de Star Trek, estrenada tras el éxito de las nuevas películas. La última serie de Star Trek fue Enterprise, que se canceló debido a sus malos datos de audiencia.

Con Discovery los productores tratan de acercarse al público que nunca se habría planteado ponerse a ver una serie de Star Trek. Una opción lógica, sabiendo que los fans de toda la vida iban a ver la serie si o si. Así que tenemos un formato más adaptado a los gustos actuales.

Es decir, Discovery presenta una trama general para toda la temporada, unas historias más oscuras y menos optimistas y un diseño de producción excelente. Para el que nunca le gustó Star Trek porque «es una serie de un señor calvo hablando a una pantalla» aquí tenemos acción, efectos especiales, explosiones, batallas espaciales y klingons con malas pulgas.

¿De que va Star Trek Discovery?

La serie transcurre a modo de precuela de la serie original y de las películas. El antiguo imperio Klingon está roto en varias facciones. Pero uno de sus líderes tratará de unificarlos para lanzar un ataque contra la Federación de Planetas.

En el inicio de esta guerra, una oficial, la comandante Michael Burnham, cometerá un crimen que la apartará de la flota estelar, pero recibirá una segunda oportunidad a bordo de la U.S.S. Discovery, nave capitaneada por el capitán Gabriel Lorca.

Así que en este caso el protagonista no es el capitán de la nave de turno, sino una tripulante de segunda categoría, la susodicha Michael Burnham.

Star Trek Discovery - Michael Burham

Producción y guión

Dicen que la primera impresión es la que cuenta y esta es una serie que entra por los ojos. Los efectos especiales están al más alto nivel. El aspecto de la nave, las batallas en el espacio, la credibilidad de los alienígenas así como los decorados y escenarios son de una calidad excelente.

Los productores han puesto mucho dinero en esta serie y se nota. Aún no he visto ninguna escena en la que algo quede cutre. Vale, el aspecto de los Klingons no me gusta demasiado, pero es porque me resultan feos y demasiado distintos a los klingons clásicos, pero no porque estén mal hechos.

En cuanto a las historias, la serie sabe mantener un equilibrio entre la acción, aventura y batallas con los conflictos morales y de ciencia ficción clásica habituales en Star Trek.

Tenemos combates a muerte y reflexiones sobre si realmente todo vale en una guerra. Batallas entre naves y un episodio de bucles temporales. La serie trata de gustar al espectador no iniciado, dándole acción, pero sin dejar de renunciar al «espíritu trek»

Personajes de Star Trek Discovery

Aún tenemos pocos capítulos para valorar a los personajes, pero de momento la tripulación me resulta más carismática que la de la anterior serie, Enterprise.

La protagonista Michel, es una humana criada en Vulcano. Esto le provoca un conflicto entre lógica y emociones que viene muy bien a una historia que transcurre durante una guerra. Además es una criminal que ha recibido una segunda oportunidad, pero que no está segura de merecer. Esto aporta más matices emocionales al personaje, alejándolo del clásico personaje perfecto que suele protagonizar las series trekies.

Respecto a los secundarios, destacan el capitán Lorca, una persona ambigua del que no sabremos nunca a ciencia cierta si es un despiadado cabrón o alguien muy jodido emocionalmente. El científico Saru es el alíen de la serie. Pertenece a una especie obsesionada por la supervivencia y hace buen contrapunto frente a los más impulsivos y arriesgados Lorca y Michael.

El resto de secundarios están bien pero son eso, secundarios. Destaca el ingeniero Stamets, que tiene un arco argumental muy interesante, y la cadete Tilly, que debería ser el personaje cómico pero que resulta insoportable, aunque la van «suavizando» según avanzan los capítulos.

Como punto en contra, en el puente de mando aparecen varios personajes de aspecto interesante cuyo diálogo hasta ahora se ha reducido a un mero «Si, señor». Espero que nos cuenten algo más sobre ellos en capítulos posteriores.

Star Trek Discovery - Puente

Problemas de guión

Pero no todo van a ser virtudes. Star Trek Discovery no acaba de tener un guión demasiado pulido. Cae mucho en los golpes de efecto y en «esto tiene que pasar, así que pasa y punto». Hay decisiones de los personajes que son contradictorias con comportamientos previos. O hechos que nos obligan a suspender la incredulidad con demasiada frecuencia.

Por poner un ejemplo. Los personajes suelen comunicarse vía conferencia holográfica. Pero de vez en cuando algunos prefieren viajar de forma física. Y casi siempre que esto ocurre, ¡pum!, personaje que es capturado o atacado. Te da la sensación de que el guión exige que a dicho personaje le ocurra algo malo, así que de repente nos olvidamos de que existe la «espacio conferencia»

Esto no sería demasiado problema si no fuera porque casi todos los capítulos tienen un par de situaciones así. Y vale, es ficción y la ficción exige hacer concesiones en favor de que la historia pueda avanzar. Pero cuando tienes que hacer muchas concesiones ya te empiezas a mosquear.

Otra cosa que también puede resultar molesta es el hecho de que los Klingons hablen en klingon subtitulado. Que por una parte es lógico, pero puede llegar a resultar cansino. Además hablan marcando mucho las sílabas, como si escupieran las palabras, lo que acaba por resultar muy monótono y dificulta la capacidad de interpretación de los actores.

Star Trek Discovery - Nave

Estos son los viajes …

Resumiendo, Star Trek Discovery es una serie con bastante acción, visualmente impactante y que seguramente guste a todo aficionado a la ciencia ficción «de naves espaciales». Nos olvidamos un poco de la habitual exploración de series trek anteriores y nos centramos en una guerra. Menos filosofía y más Space Opera.

Yo de momento seguiré viéndola cuando se estrene el resto de la temporada. Algo que no llegué a hacer con The Expanse, la apuesta del canal SyFy para sustituir a la maravillosísima Battlestar Galactica, y que yo dejé a medias.

En fin, larga vida y prosperidad a las series espaciales.

[star_rating val=3]

Person of Interest, primera temporada

Person of Interest es una serie de crímenes en la que un informático y un ex militar se unen para evitar asesinatos. Está creada por J.J.Abrams y John Nolan, hermano del director de cine Christopher Nolan y su guionista habitual.

Esta serie me la habían recomendado en varias ocasiones pero siempre la fui dejando. El que finalizara con unas críticas por todo lo alto y la temática de «agentes informáticos» que tienen me convenció para verla. De momento solo he visto la primera temporada y aprueba con nota. Y eso que todas las reseñas afirman que cuando la serie se pone bien es a partir de la tercera temporada.

Estás siendo observado

Person of Interest toma como punto de partida la existencia de una máquina creada por el gobierno USA que espía todas nuestras comunicaciones. Usando estos datos junto con otro tipo de información, como las cámaras de videovigilancia, la máquina es capaz de predecir atentados terroristas, objetivo para el cual fue construida.

Pero su diseñador, el informático Harold Finch (interpretado por Michael Emerson, conocido por hacer de Ben Linus en Perdidos), descubre que la máquina también es capaz de predecir crímenes comunes. Los que mandaron construir la máquina se niegan a usarla para detener estos crímenes, pues tienen miedo a que salga a la luz.

Así que Finch modifica el algoritmo de predicción para que le envíe a él los crimines «irrelevantes». Y contrata a un ex-asesino del ejército USA para resolver los crímenes. Este personaje, John Resse, es interpretado por el actor Jim Caviezel (conocido por hacer de Jesucristo en La Pasión)

Person of Interest, primera temporada

Tenemos otro número, mr Reese

Todo esto es el punto de partida de la serie, lo que he contado se explica en el primer capítulo, por si alguien está leyendo esto y cree haber leído demasiado. La mecánica de esta primera temporada es la habitual de un procedimental policíaco. Es decir, cada capítulo, un caso. La máquina le comunica a Finch una persona que está a punto de ser asesinada o de convertirse en un asesino y este envía al señor Resse a evitar el crimen.

Cada capítulo es una sucesión de giros de guión y de acción frenética. Un detalle que hace distinta a Person of Interest de otras series policíacas es que aquí tratan de resolver los crímenes antes de que ocurran. Y que lo único que saben es que la persona señalada por la máquina estará involucrada, pero de ninguna forma pueden saber si será el asesino o el asesinado. El juego que da esto a la hora de crear intriga está muy bien aprovechado, con grandes momentos de ¡Oh, vaya, jamás habría esperado esto!

Por otra parte la acción es trepidante, pero exige una gran suspensión de la incredulidad. El ex-agente Resse es una máquina de combate, capaz de salir sin despeinarse de un edificio rodeado por una docena de paramilitares armados con fusiles de asalto. Y Finch es un hacker casi milagroso, que entra en cualquier sistema informático, de comunicaciones o de vigilancia en segundos y sin esfuerzo.

Person of Interest

Puedo sentirlo. Mirándonos. Escuchándonos. No hay sitio donde esconderse

En este sentido la serie hay que tomársela como quien ve una serie de superhéroes. Asumes que los protagonistas son capaces de casi todo y ya está. Person of Interest no es una serie realista. Tampoco trata de serlo. Eso sí, como informático puedo decir que todo lo relacionado con los hackeos tiene un mínimo de base. Las cosas que hace Finch no se pueden hacer tan rápido, ni de forma tan sencilla, pero no se dicen tonterías al estilo de CSI y su infame «Voy a crear una interfaz gráfica en Visual Basic para obtener su IP»

Y Resse es casi invencible, pero como lo son los agentes especiales de la ficción, como Jason Bourne o James Bond. A este tipo de personajes ya estamos muy acostumbrados.

La serie no es solo una sucesión de casos independientes, sino que también hay un grupo de personajes recurrentes que poco a poco van tomando peso. Además se nos ofrecen pequeños flashbacks del pasado, para contarnos de donde han salido los protagonistas. Aquí se nota la mano de J.J.Abrams. Ojo, estos recuerdos del pasado son mucho más escuetos y menos presentes que en Perdidos, donde eran «marca de la casa». Hay capítulos que ni siquiera los incluyen.

De momento solo he visto la primera temporada, pero según se por otras reseñas, al llegar a la tercera temporada Person of Interest se «serializa». De capítulos sueltos la serie pasa a tener una trama única que continúa de un episodio a otro, para finalizar en la quinta temporada. Por lo que he leído en cuanto la serie toma un argumento continuado mejora bastante. Pero la primera temporada ya es bastante buena por si misma.

Aún así, si no te ves con ganas de empezar con una serie de 22 capítulos por temporada, en este artículo te indican los mejores capítulos de cada temporada: Person of Interest: Los capítulos que debes ver

Bastante recomendable.

Jessica Jones, la serie

Krysten Ritter como Jessica Jones

Jessica Jones es una serie de 13 capítulos basada en el comic «Alias», creado por Brian Michael Bendis para la línea MAX de comics adultos de Marvel.

En la serie tenemos a Krysten Ritter en el papel de Jessica Jones y a David Tennant en el papel de Killgrave, el malo. La historia nos cuenta el enfrentamiento entre Jessica, una detective privada con superfuerza, y Killgrave, un villano con un poder de control mental que es capaz de conseguir que cualquier persona haga lo que él le diga, suicidio incluido.

La serie tiene un tono oscuro y adulto, en la línea de la serie Daredevil. Buena parte de la trama está llena de referencias al acoso sexual y a la violación. En el fondo es la historia entre una víctima de violación (Jones) y su violador y acosador (Killgrave)

 

Jessica Jones, sus carencias

Krysten Ritter como Jessica Jones

La serie empieza bien, pero tiene graves problemas que la dejan un producto que tenía potencial, pero que se queda en algo mediocre.

El principal problema es la duración. La serie se hace laaaarga y repetitiva. Son 13 capítulos, pero la historia no daba para más de 8. Hay varias tramas que no aportan casi nada a la historia (la de la abogada, la de la vecina, la del marido infiel, o la del club de autoayuda). Algunas de estas tramas se podrían haber quitado por completo y la serie habría ganado en ritmo.

Otro problema grave es el final. No voy a contar que ocurre (obvio), pero es bastante insatisfactorio. Me dejó la sensación de que los guionistas no sabían muy bien como cerrar la historia así que lo hicieron de cualquier manera y a otra cosa. Nada épico, nada inesperado, nada creíble. Un buen final debería ser el cierre lógico de todas las tramas, la unión de lo que hemos ido viendo. La guinda del pastel. Y el final de Jessica Jones es tan insulso que se podría haber incluido en cualquier capítulo y no habríamos  echado mucho en falta.

También falla en credibilidad, que se resiente en bastantes momentos. Todo lo que se lía durante la serie y parece que el mundo ni se entera de lo que ocurre. El villano habla por la radio, tenemos asesinatos varios sin explicar, hasta hay una escena en la que la policía analiza pruebas de que algo ha ocurrido. Al día siguiente a nadie le importa, salvo a los protagonistas. Los hechos no dejan huella en la ciudad.

Y por acabar con los defectos, los efectos especiales dejan mucho que desear. Por suerte no se usan mucho, pero cuando Jessica usa sus poderes el resultado resulta bastante pobre.

Jessica Jones, las virtudes

David Tennant como Killgrave

Pero la serie también tiene sus cosas buenas. Los actores principales están magníficos. Krysten Ritter borda su papel de detective cínica y de vuelta de todo. ¿Alguna actriz que sea mejor que ella poniendo cara de asco? David Tennant crea a un gran villano, a medio camino entre el puro sadismo y el creerse alguien encantador.

El tono detectivesco también está bastante bien. Y es que Jessica Jonnes no es una historia de superheroes. Es una historia de género negro algo peculiar en la que sus protagonistas tienen poderes. La serie podría haber sido muy parecida si Jessica Jones *no* tuviera superfuerza, pues apenas hay momentos en los que estos poderes sean necesarios para que avance la historia.

En cierto modo, Jessica Jones es una historia de gente normal contra un supervillano. Hay varios protagonistas con poderes sobrehumanos, pero al ser el poder de Killgrave un poder de control mental, la superfuerza apenas sirve de nada.

Conclusiones

La serie se queda en un buen punto de partida, pero que no acaba de funcionar debido al exceso de capítulos, lo que a partir de un determinado momento la convierte en una historia repetitiva, que avanza a base de golpes de efectos muy forzado y que incluye grandes cantidades de relleno.

Solo la recomendaría si eres muy fan de los actores protagonistas o para completistas de series de Marvel. Si no es tu caso, puedes ignorarla sin perderte nada de importancia.

[star_rating val=2]

Babylon 5, la serie.

Babylon 5, la serie de televisión

Babylon 5 es una serie de televisión emitida durante los años 90 y que a día de hoy se considera una de las mejores series de ciencia ficción jamás emitida. Algunos  dicen que la mejor. Para mi no lo es, pondría a Battlestar Galactica por encima. Pero tiene la suficiente calidad como para que merezca la perla verla hoy en día, casi 25 años después de su estreno.

Babylon 5, la serie de televisión

La serie podemos considerarla como algo a medio camino entre Star Trek y Galactica. Comparte con Star Trek el estar ambientada en un futuro en el que la humanidad convive con una gran cantidad de especies de alienígenas. Y con Galactica comparte un tono más oscuro, así como la predominancia de temas religiosos y políticos, junto con una trama a largo plazo.

Podríamos decir que Babylon 5 no habría sido posible sin haber existido Star Trek, mientras que Galactica no habría sido posible sin haber existido Babylon 5.

Pero lo que tiene de especial Babylon 5 es que su creador, J. Michael Straczynski (JMS a partir de ahora) la creó desde un inicio como una historia completa. Esto es algo que muy pocas series de televisión pueden decir. Babylon 5 son 4 o 5 temporadas (después explicaré lo de «4 o 5») cuya trama principal y mayoría de subtramas estaban planteadas desde el inicio. Y lo estaban de verdad, no como otras series ambientadas en islas misteriosas cuyos creadores afirmaban tener el final pensado desde el principio, pero ya vimos que no.

Tal era la planificación previa de la historia,  que JMS llegó a crear unas subtramas a las que llamó «puertas traseras». Estas subtramas estaban pensadas como salidas coherentes para los personajes en el caso de que algún actor abandonara la serie antes del final. De hecho, uno de los protagonistas tuvo que abandonar la serie por motivos médicos en la segunda temporada. Y no solo su marcha no altera el curso de la serie, sino que la subtrama que explica su salida está tan bien encajada que resulta difícil pensar como habría sido la serie sin la marcha de este personaje.

Argumento de Babylon 5

Bueno pero, ¿de que va esta serie? El año es 2258. El lugar es Babylon 5, una estación espacial que funciona a modo de territorio neutral, embajada y puesto comercial. Comandada por la humanidad, en ella residen los embajadores de las principales razas de la galaxia. Por un lado tenemos a los Mimbari, que estuvieron en guerra con los humanos en años recientes y que por alguna razón desconocida decidieron rendirse y firmar la paz justo antes de destruirnos por completo. Después tenemos a los imperialistas Centauri y a los Narn, una antigua raza esclava de los Centauri entre los cuales aún sigue presente un amargo rencor.

Babylon 5: La serie de televisión

Para acabar, está el embajador de la raza Vorlon. Los Vorlon son una raza antiquísima y muy poderosa que hasta este momento se había mantenido apartada en su región del espacio. Pero un buen día decidien enviar un embajador a Babylon 5. Y cualquiera les dice que no. Embajador que, por cierto, mantiene oculta su verdadera apariencia dentro de una especie de armadura completa.

Además de estas cuatro raza principales, más la humana, existen una multitud de razas alienígenas de segunda fila, agrupadas en la Liga de Mundos no Alineados.

Ese es el escenario, como tramas principales podríamos mencionar dos. Una, los conflictos políticos internos de la tierra y como afectan estos a Babylon 5. Y otra segunda trama, una creciente amenaza oculta que poco a poco va dando la cara, y que parece ser la razón por la que los Vorlon enviaron a un emisario a la estación.

Aparte tenemos otra serie de subtramas. Una de las más destacable la que se centra en el Psi Corps, la organización que engloba a los psíquicos del planeta Tierra. Otra subtrama importante es descubrir la razón por la que los Mimbari decidieron dar por finalizada la guerra cuando estaban a punto de ganar de forma absoluta. Las tensiones entre Narns y Centauri también tendrán bastante peso en algunos capítulos.

Virtudes y defectos

¿Y los valores artísticos de Babylon 5? Lo primero es que estamos en una serie de señores disfrazados de marcianetes. Aunque tratan de ser realistas, algunos quedan un poco ridículos. Nada que la trama pueda arreglar. Por ejemplo, uno de los personajes que más ridículos puede parecer al principio es Londo Mollari. Sin embargo, según avance la historia dejará de parecerlos un personaje en absoluto burlesco.

Londo Mollari
No era sencillo tomarse en serio a este personaje

Los efectos especiales son algo más problemático. Son de la época en la que empezó a usarse el CGI y ahora se ven muy desfasados. Sobre todo en algunas escenas en las que usan muchísimo CGI porque en esa época era lo último y quedaba muy espectacular y visto hoy habría envejecido mejor si hubieran usado una maqueta estática o un fondo pintado. En las escenas de batallas espaciales los efectos especiales han resistido algo mejor el paso del tiempo, con lo que al menos estas no se resienten demasiado vistas hoy.

Sobre los actores, la mayoría son de un nivel medio para la televisión. No esperéis grandes interpretaciones. En general todos parecen un poco sobreactuados. Los que mejor lo hacen son Peter Jurasik, que consigue que nos tomemos en serio al extravagante embajador Londo Mollari, y Mira Furlan («la francesa de Lost») compone a base de miradas a una alienígena bastante creíble. El resto cumple, sin mas.

Sobre otros aspectos como banda sonora, decorados y demás, nada especial. No están mal, pero tampoco destacan demasiado. Restricciones de presupuesto, supongo. Como ya he dicho, aquí el punto fuerte es la trama.

Estructura y temporadas

Ahora toca explicar lo que comenté antes de las 4 o 5 temporadas. La serie tiene 5 temporadas. La trama original escrita por JMS se desarrolla a lo largo de las primeras 4 temporadas. Debido al éxito de esta cuarta temporada la serie se prorrogó por una temporada más, en la que se cuentan historias nuevas, no planificadas de antemano. Muchos fans de la serie consideran que el bajón de esta quinta temporada es bastante notable. Yo de momento solo he visto las 4 temporadas principales, por lo que no puedo opinar. Lo que si es cierto es que tras esta quinta temporada la serie se canceló. Y que al final de la cuarta temporada tenemos un capítulo de cierre de tramas, que no deja cabos sueltos.

Así que ya sabéis. Cuatro temporadas principales y una quinta «de contenido extra». También hay un capítulo piloto a modo de telefilme que sienta las bases de la historia. Yo no lo he visto, porque tiene críticas reguleras debido a que entre este capítulo y la serie se cambiaron actores, maquillajes y varios aspectos. Por tanto, ver este episodio piloto puede resultar confuso. En los primeros capítulos te vuelven a contar lo necesario para meterte en la historia, así que se puede obviar.

Valoración

¿Es recomendable ver Babylon 5? Si, pero solo para muy fans de este tipo de ciencia ficción, con múltiples razas extraterrestres y sus dosis de batallas espaciales. Si te gusta el género es casi imprescindible, pero si no eres muy aficionado, seguro que se te atragantará.

Babylon 5

 

Un detalle importante es que debido a su estructura de «una historia en 4 temporadas», la primera es puro planteamiento. Es una queja habitual sobre esta serie, que hasta la segunda temporada no empieza lo bueno. Aunque es cierto que lo bueno empieza después, la primera temporada está ahí para sentar las bases de la historia, plantear a los personajes y plantar determinadas «semillas» que serán retomadas mucho más adelante.

Aún así, si te estás planteando ver la serie y quieres llegar pronto a la «chicha», en esta web te indican una serie de capítulos de la primera temporada que eran simple relleno, realizados por otros guionistas distintos a JMS y que te podrías saltar:
http://skippable.tumblr.com/post/86951088257/babylon-5

Como resumen, decir que me ha parecido una gran serie, aunque con algunos puntos que a día de hoy quedan un poco desfasados, como los capítulos en los que la serie intenta poner un tono cómico o romántico. También indicar que durante la cuarta temporada me dejó la sensación de que sufre un gran bajón, pues una de las tramas principales se resuelve y tras esto la historia pierde en intensidad.

Valoración final: Notable.

The Expanse. Ni fu ni fa.

The Expanse es una serie de ciencia ficción dura estrenada a finales de 2015 en el canal SyFy. Ambientada dentro de doscientos años, narra la expansión de la humanidad por el sistema solar.

La situación de partida es la de una Tierra unificada con un gobierno de las Naciones Unidas. Marte es una unidad política independiente y mantiene una situación de guerra fría con la Tierra. Por otra parte están las colonias mineras del cinturón de asteroides. Estas colonias pertenecen a la Tierra, pero existe un movimiento político que lucha por separarse.

The Expanse, serie de SyFy

En este escenario se nos plantean tres tramas. La primera, la lucha entre el gobierno terrestre y grupos terroristas del cinturón de asteroides. La segunda, la investigación que lleva a cabo un detective para encontrar a la hija de un millonario desaparecida en la colonia de Ceres (el mayor de los planetas enanos del cinturón de asteroides). Y la tercera, la vida de unos mineros espaciales que se verán involucrados en el conflicto entre Marte y la Tierra mientras operaban por los gigantes gaseosos.

Estas tramas en principio son independientes. Pero bueno, ya sabéis como funcionan estas cosas, según avanzan los capítulos se van conectando entre ellas.

Bueno, ¿y que tal la serie? Pues deciros que he dejado la primera temporada a medias. Tal vez la termine más adelante, pero no puedo decir que me haya enganchado. La trama no me parece gran cosa. Tal vez ya he visto y leído mucha ciencia ficción a estas alturas, pero la historia de colonias terrestres que se enfrentan a la Tierra ya me suena a vista. Obras que he descubierto en 2015, como las historias de robots de Asimov o Babylon 5, ya tratan este tema.

The Expanse, serie de SyFy

Otro problema es el clima de dramatismo que tiene la historia, que no acaba de encajar. Los personajes hablan con frases trascendentes, todo tiene un toque de «atento, que lo que estamos contando es un drama impresionante». Pero no tiene el nivel de épica necesario. Se ha dicho que el canal SyFy lleva años tratando de repetir el éxito de BSG: Galactica (algún día tendré que hablar de ella). The Expanse va en esa línea. Se nota que quiere ser Galactica. Pero no llega, la historia contada no es tan trágica, ni las situaciones tan emocionales. Creo que un ambiente algo más desenfadado y menos grave habría ayudado a esta serie.

Tampoco me convencen mucho los actores. Muchos de ellos se limitan a poner cara de tios duros y a hablar bajito. Si habéis visto «Kung Fury», deciros que uno de los actores principales de The Expanse me recuerda en su forma de hablar a su protagonista. Y teniendo en cuenta que Kung Fury es una parodia, pues mal vamos. Todos los personajes me parecen iguales y no empatizo con ninguno. Solo destacaría a la actriz que hace de ingeniera de la pequeña nave minera.

TheExpanse_mineros

¿Algo que alabar? Bien, los efectos especiales son sobresalientes. La serie nos muestra colonias espaciales, batallas entre naves y escenas en gravedad cero, así como todo tipo de tecnología futurista. Y todo queda esplendido en pantalla.

También me gustan los pequeños detalles sobre tecnología futura. Los móviles, ordenadores, drones y demás objetos cotidianos que usan parecen todos muy realistas como versión futura de los que tenemos ahora. Es cierto que si lo piensas un poco, seguro que dentro de 200 años la tecnología habrá avanzado muchísimo más al ritmo al que vamos.

En conclusión, solo la recomendaría para aquellos que seáis muy aficionados a la ciencia ficción de corte realista. Tal vez a vosotros os convenzan. Por mi parte, seguiré esperando a que Jonathan Nolan termine la serie sobre Fundación que está preparando.

Imágenes sacada de la página oficial de The Expanse.

Pablo Olivares, un pequeño homenaje

Pablo OlivaresHace poco escuché una entrevista a Javier Olivares, creador de El Ministerio del tiempo. Para quien no lo sepa, la serie fue creada por él y por su hermano Pablo, que murió de ELA antes de que se llegara a estrenar. Escribió los últimos guiones de la serie paralizado, usando un ratón ocular.

Mientras la serie aún estaba en fase de ser vendida a una cadena de televisión, un productor les ofreció emitirla, pero cambiando algunas cosas para hacerla más «multi-target». Javier se lo contó a Pablo y le dijo que lamentaba ser tan duro, pero que con su enfermedad, o aceptaban la oferta o no llegaría a verla en televisión.

Pablo Olivares dijo que prefería morir sin ver estrenada El Ministerio del Tiempo, antes que verla de una forma distinta a la que él había creado. Y así fue, murió antes del estreno, y sin saber que la serie fue un éxito tal y como fue concebida.

«He hecho morir a tantos personajes con dignidad que sólo espero poder hacer lo mismo conmigo»

Foto obtenida de Pablo Olivares (wiki mdt)

Perdidos, diez años después

En Septiembre de 2014 se cumplieron 10 años del estreno de la serie Perdidos. Esta serie marcó un punto de inflexión en el modo de hacer series. Perdidos fue una serie de una gran calidad en su producción, con unos guiones complejos y una trama que seguía de un capítulo a otro. No es la mejor serie que se ha hecho, pero muchas series no serían como son si no fuera por su influencia.
También marcó el punto de inicio de la actual popularización de las series. Muchas personas empezaron a descargarla de Internet para seguirla al ritmo USA. Para muchos fue la primera serie que siguieron en VOSE. Y en España fue la primera serie, y creo que la única, cuyo capítulo final se estrenó en cines y en coordinación con la emisión en EEUU. La gente quería seguir la serie al ritmo USA para evitar los temidos spoilers. Esta palabra también se puso de moda con Perdidos.

Si Los Soprano fue «El Padrino» de las series de televisión actuales (el salto de calidad), Perdidos fue «La Guerra de las Galaxias» (la popularización de una nueva forma de hacer series)

Diez años han pasado. ¿Merece la pena ver Perdidos a estas alturas?

Logo de Perdidos

4 Razones para ver Perdidos

1. Perdidos engancha como pocas.
La estructura de un capítulo de Perdidos solía ser: Inicio con revelación sorprendente, parte intermedia en las que los personajes tratan de resolver algún problema o misterio, final con un giro inesperado. Esta estructura de empezar y acabar con fuerza está pensada para que tras ver un capítulo tengas la necesidad de ver otro, y otro, y otro más. La frase «empecé a ver Perdidos y me ví la primera temporada en un fin de semana» era habitual entre los fans.
Los sucesivos misterios que nos van mostrando hacen que sigas viendo la serie para saber más. La primera temporada es una sucesión continua de misterios uno tras o otro. A partir de la segunda temporada empezamos a resolver dudas. Y estas dudas dan lugar a nuevos misterios cada vez más retorcidos.

Esta sensación de «maldición, quiero saber que va a pasar ahora» ha sido conseguida por muy pocas series con la intensidad que consiguió Perdidos.

2. Perdidos tiene personajes inolvidables
Si preguntas cual es el personaje favorito de Juego de Tronos la mitad de las respuestas te dirán que es Tyrion Lannister. Barney Stinson será el elegido si la pregunta es referida a Como conocí a vuestra madre. En Perdidos recibirás un amplio abanico de personajes. Sawyer, el tipo duro de buen corazón. Jack, el heroe con pies de barro. John Locke, el cazador místico. Kate, la «Lara Croft» del grupo. Desmond y sus visiones. El cabronazo de Benjamin Linus. Perdidos es una serie coral, con muchos personajes carismáticos.

Cada capítulo estaba centrado en un personaje. El capítulo nos cuenta su vida antes de llegar a la Isla (Flashblack) y lo que le ocurre en la Isla. Esto hace que veamos que todos los personajes tienen algo que ocultar y nos hace entender muy bien sus motivaciones. Los personajes de perdidos no son estereotipos irreales, son personas bien definidas a las que llegamos a conocer tan bien que ya nos basta una simple mirada para saber que están pensando.

Esta es otra de los puntos que enganchan de Perdidos. No solo nos hace querer saber que está pasando en la Isla. También queremos saber que les pasará a estos personajes que llegaremos a querer como si fueran amigos nuestros en la vida real.

3. Perdidos tiene una banda sonora impresionante
La banda sonora de Michael Giaccino es soberbia. Las correrías de nuestros «losties» por la Isla están siempre acompañadas de la música más adecuada en cada momento. Sea una escena de misterio, una escena de acción, un momento de romanticismo, o el descanso de los personajes al final del capítulo tras un duro día, todos ellos están reforzados por unas melodías sensacionales que acrecienta la emotividad que transmite la serie.
¿Cómo olvidar esa música que sonaba cada vez que los protagonistas se adentraban en la profundidad del bosque?

No solo la música de Giaccino destaca. Perdidos usó canciones pop para momentos puntuales. Por ejemplo, esa maravillosa escena que da inicio a la segunda temporada en la que suena «Make you own kind of Music»

La mayoría de las series tienen una BSO que se limita tapar momentos de silencio y que se olvida una vez hemos terminado de ver el capítulo que corresponda. La excepcional labor de Giaccino permanace.

4. Perdidos es una serie muy bien hecha
En su momento el capítulo inicial de Perdidos fue el episodio más caro jamás hecho para la televisión. Perdidos no escatima en gastos. Si hay que usar un avión de verdad y reventarlo, se hace. Si hace falta irse a Hawai a rodar en impresionantes escenarios reales, se hace (Por cierto, la Isla de Perdidos es la misma donde se rodó Parque Jurásico)
Las escenas de exteriores cada vez que los «losties» se van de exploración son abrumadoras (y más con lo dicho en el punto anterior sobre la música).Los efectos especiales usados en determinados momentos, como las apariciones del monstruo, también son perfectos.

También tenemos los flasbacks. La historia no se cuanta solo en la Isla, también antes de ellas. Con lo que tenemos que sumar una buena cantidad de escenarios extra que solo se usan en uno o dos capítulos. Estas localizaciones tampoco desmerecen. Perdidos nunca da la sensación de que algo es cutre porque no tenían presupuesto para hacerlo mejor. Toda la produción está realizada al detalle.

Es cierto que a partir de la quinta temporada se nota un cierto recorte en los presupuestos que hace que algún efecto especial tenga una apariencia un poco más de andar por casa. Pero en lineas generales la nota es de sobresaliente.

Y dos razones para no verla

Pero no todo es perfecto. Hay dos razones de peso para no ver Perdidos.

1. Perdidos es una serie de su tiempo
Gran parte del placer de Perdidos era comentar los capítulos. Especular con los misterios. Jugar a ser un detective. Recuerdo que cuando finalizaba un episodio me iba a Internet a ver que se decía en los foros. ¿Qué significaban esos símbolos? ¿Qué era la isla? ¿Y el monstruo? ¿Es ese personaje quien dice ser, o está mintiendo?
Hoy eso no es posible. Si vamos a Internet a comentar los capítulos, seremos recibidos con una lluvia de spoilers. La mayor parte de los misterios se resolvieron, buscar sobre ellos implicaría reventarnos las sorpresas que depara la serie.

Este encanto de discutir con amigos y conocidos sobre lo que habíamos visto ya no está. Esas discusiones por toda Internet tras cada episodio ya no volverán.

Tal vez podemos verla con alguien que también se acerque por vez primera, pero aún así seguirá sin ser lo mismo. Para disfrutar al máximo de Perdidos había que verla en el momento en el que se emitió.

2. Perdidos tiene un final cutre
Si preguntamos cual es la mejor temporada de Perdidos, habrá varias candidatas. Si preguntamos cual es la peor, casi todos nos dirán que la última (seguida de la cuarta, que coincidió con la huelga de guionistas)
El problema de Perdidos es que una vez vista en su conjunto queda claro que los guionistas no tenían pensado el final. Es cierto, trataron de explicarlo todo. Y se nota que sacarón su agenda de «asuntos pendientes» para tratar de dar un aspecto de coherencia.
Pero no. El final se puede resumir en un «esto es así porque sí». La última temporada es una gran cagada. Creo que los guionistas cayeron en el error de querer sorprender a toda costa. Tenían una forma lógica de cerrarlo todo, pero le quisieron dar una vuelta de tuerca que nadie esperase y al final lo cerraron de forma incoherente.

Soy de los que piensan que la serie podría haber acabado tras una cuarta temporada. Tras el soberbio capitulo final de la tercera la serie estaba en una situación perfecta para ser rematada de forma magistral en una cuarta y última temporada. Pero la cuarta temporada no hizo sino seguir avanzando y liando más la historia. Un error. La quinta dio una nueva oportunidad de cerrar bien la historia. Y de nuevo en la sexta prefierieron darle más vueltas innecesarias a todo.

Con lo cual si nunca has visto Perdidos y te planteas hacerlo, preparaté a un final decepcionante. Aunque quien sabe, tal vez habrás escuchado tantas veces que el desenlace es infecto que hasta te sorprenda por no resultar tan malo como esperabas.

Y que demonios, el último capítulo es emotivo, emocionante y con una música maravillosa de Giaccino. ¿Qué más se puede pedir?

La sexta y sus series de culto

La Sexta lleva un par de días anunciando el estreno de su programa Series de Culto en el que podremos ver series de gran éxito en los USA, tanto de crítica como de público. Estas series son: Me Llamo Earl, Entourage, The Office y Larry David. Personalmente tengo ganas de ver tanto Me Llamo Earl como The Office

Igualmente por las tardes están poniendo Como conocí a vuestra madre y The Unit. Desde aquí recomendaros Como conocí a vuestra madre, una comedia «tipo Friends», para entendernos.

La Sexta está haciendo una campaña publicitaria por todo lo alto, casi tanto como hicieron en su momento con Shark, su otra serie estrella. Ángel Martín, el Gran Wyoming, Buenafuente promocionan las series, afirmando que La Sexta si que pone buenas series y buena televisión, no como la competencia.

Pues bien, señores de la sexta,  permitamén que les diga: ¿Ustedes son tontos o que les pasa? ¿Cómo pueden comprar estas series, hacer tanta propaganda de las mismas y después, ponerlas a la 1 y media de la madrugada? Mucho decir en los anuncios «Nosotros tenemos televisión de calidad, si no las ves es cosa tuya» y después haceis esto.

Si no vemos estas series es cosa vuestra, por programarlas a las 1 y media. La gente trabaja. O estudia. Nadie se va a quedar despierto hasta las 2 y pico de la madrugada para ver una serie.

Y después se quejan de que la gente se baje las series de Internet.