La enfermedad del SIDA y el virus VIH

SIDA. Esta enfermedad es considerada la mayor plaga de la actualidad y uno de los más grandes desafíos científicos a los que nos enfrentamos. Sobre esta enfermedad se oyen muchas cosas, incluso que no existe.

Parte del desconocimiento viene de la rápida evolución que ha tenido. Por comparar, la enfermedad de la gripe lleva con nosotros desde hace más de 2.400 años. Mientras que el SIDA fue detectado por primera vez en 1981. Y, a día de hoy, ¿qué es lo que sabemos?

¿Qué es?

Virus del sida
El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es la enfermedad causada por el retrovirus VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). Es importante hacer la diferencia, porque una persona puede ser portadora del virus pero no enfermar de SIDA, si recibe la medicación adecuada.

El VIH, es un organismo que para reproducirse necesita infectar otras células. Una vez infectadas, usa los mecanismos de reproducción de dichas células para sacar copias de si mismo. En el proceso, las células infectadas son destruidas.

El principal problema con el VIH es que en poco tiempo es capaz de integrar su información genética en nuestro ADN. De aquí radica la dificultad para eliminarlo.

El VIH ataca a los linfocitos-T, pertenecientes a nuestro sistema defensivo. Al avanzar la infección nuestro sistema defensivo se viene abajo y queda deprimido, es decir, inutilizado. Es entonces, al estar sin defensas, cuando se dice que tenemos el SIDA.

Técnicamente, el SIDA no mata. Lo hacen las llamadas enfermedades oportunistas. Al estar sin ningún tipo de defensas, las infecciones que un cuerpo sano sería capaz de rechazar son mortales en el caso de una persona con SIDA.

Esta es una de las causas por la cual al principio existió tanta confusión respecto al SIDA. Los enfermos mostraban una mezcla de síntomas de varias enfermedades. Esto despistaba a los médicos. Finalmente se comprobó que los enfermos tenían todos el sistema defensivo deprimido hasta que en 1984 se aisló el virus VIH, confirmándose la naturaleza vírica de la enfermedad.

Por cierto, existen una serie de personas, poquísimas, que por alguna mutación, aunque se infecten de VIH no desarrollan la enfermedad. Estas personas son claves para buscar una cura, pues de averiguarse la razón de su inmunidad y de poder reproducirla en otras personas, estaríamos mucho más cerca de un cura.

¿Cómo se contagia? ¿Se puede evitar?

Por suerte, es relativamente sencillo evitar el contagio de VIH. Al menos mas sencillo respecto a otros virus. ¿Os imagináis que el VIH fuese tan contagioso como el virus de la gripe?

Veamos las fuentes de infección:

  • Sexual: La más conocida. Puede ser evitada mediante el uso de preservativos en las relaciones sexuales
  • Parental: Una madre infectada contagia el VIH a su hijo. Actualmente existen tratamientos que evitan el contagio.
  • Sangre: A través de jeringuillas u otros instrumentos que puedan haber estado en contacto con sangre. A día de hoy tanto en hospitales como en negocios de piercings o similares se usan herramientas de un solo uso. En hospitales se realizan controles de sangre.

Como triste anécdota, indicar que el gran escritor y divulgador Isaac Asimov murió de SIDA tras infectarse con el VIH en una operación de corazón.

Evolución de infecciones parentales
Evolución del número de contagios por vía parental en EE.UU.

Importante. Destacar una cosa: Un beso o un abrazo a una persona infectada no contagia el SIDA. Y un apretón de manos mucho menos.

Actualmente, la mayoría de contagios se producen en el tercer mundo, donde no hay ni conocimiento por parte de la población, ni medios para evitarlo.

En el primer mundo se está produciendo un gran crecimiento de infecciones en mujeres jóvenes heterosexuales. Según los expertos, es como si se hubiese perdido el miedo a la enfermedad, haciendo que se descuide el uso de precauciones.

¿Cómo se combate?

Mediante el uso de antiretrovirales. Estas medicinas son capaces de bloquear la reproducción del VIH. ¿Cómo lo hacen? Poniendo obstáculos en el ciclo de vida del virus.

El VIH para reproducirse realiza varios pasos: Fijación a la célula, penetración, transcripción del ARN, etc. Cada antiretroviral bloquea uno de los pasos. Se usan tratamientos combinados para bloquear la mayor cantidad de pasos posibles. A este tipo de tratamiento se les conoce como TARGA: Terapia Anti Retroviral de Gran Actividad.

¿Por qué bloquear todos los pasos? ¿No sería suficiente con bloquear un solo paso? En teoría sí. El problema es que el virus muta muy fácilmente. Supongo que sabréis que las vacunas de la gripe no valen de un año para otro. Pues con el VIH pasa algo similar. Nuevas mutaciones del virus hacen inútiles los medicamentos.

Debido a ello se usan múltiples medicamentos. Si el VIH muta y se hace inmune a uno de los retrovirales, el resto lo seguirán bloqueando, al menos durante un tiempo. Tarde o temprano el tratamiento debe ser totalmente modificado, para adaptarlo a las mutaciones del virus.

Mientras una persona reciba el tratamiento no desarrollará el SIDA, aunque siga teniendo el VIH en sangre. Podrá llevar incluso una vida relativamente normal.

Por cierto, el precio de la terapia TARGA ronda los 500 Euros mensuales. En España lo paga el estado, así como en otros paises con sanidad pública.

Evolucion de la mortandad por sida
Evolución de la mortalidad por SIDA y de la aparición de la enfermedad en EE.UU. En 1993 se empieza a usar la terapia TARGA

¿Y no tiene cura?

A lo mejor estáis pensando lo siguiente. Bueno, si se puede evitar que se reproduzca, ¿no acabarán por morir todos los virus? Eso sería lo lógico. De hecho, una persona bajo tratamiento puede llegar a una situación en la que no se les detecten virus en sangre. Aparentemente, habrá quedada limpia.

Pero solo aparentemente. El virus tiene la capacidad de quedar en estado latente, oculto y dormido en sitios donde no pueden ser detectados. Estos sitios se les conoce como reservorios VIH. Por ejemplo, se esconden en los tejidos linfáticos y cerebrales.

Si a los pacientes aparentemente sanos se les suprime el tratamiento, el VIH sale de su escondite y, en pocos días, el paciente desarrollará la enfermedad.

El problema es que, a día de hoy, podemos evitar que se reproduzca, pero no destruirlo, debido a la facilidad que tiene para integrarse en nuestro ADN. De hay que se una enfermedad crónica, pero sin cura.

¿Hay novedades?

VIH imagen renderizada

Si, cada pocos días se avanza un poco más. De las últimas noticias que he escuchado, las más interesantes son las siguientes:

El hombre que se curó del sida por un trasplante de médula
La primera noticia habla de una persona, portadora de VIH, que recibió un trasplante de médula espinal de una persona inmune y, gracias a ello, se curó. El problema, es el enorme precio de la operación, 250.000 dólares, que la operación es extremadamente peligrosa y, sobre todo, que la mutación necesaria para que el donante pueda curar la enfermedad es rarisima, lo que limita enormemente el número de donantes.

Sin embargo, se ve como una posibilidad para curar el VIH mientras terapias genéticas

La molécula que bloquea la reproducción
En este caso se trata de una medicina que bloquea el proceso de multiplicación del virus, pero interactuando con nuestro propio cuerpo, no con el virus. Esta medicina, tendría el mismo efecto que los antiretrovirales, pero no estaría afectada por la mutabilidad del virus.

Mediante ella se podrían simplificar los tratamientos actuales, aunque no curaría la enfermedad.

La vacuna española
Es una vacuna contra el SIDA que se está investigando actualmente en España. Lo que haría esta vacuna es fortalecer las defensas de nuestro cuerpo frente al VIH, permitiendo defenderse del mismo sin necesidad de un tratamiento TARGA. No evitaría la infección, ni mataría al virus, pero si evitaría desarrollar la enfermedad.

Pues yo he oído que el VIH no existe. Y que es un negocio

A veces se dice: “No se ha desarrollado una vacuna o una cura porque no sale rentable a las farmacéuticas” Aquí se obvian dos cosas.

Primero, que la investigación científica es muy compleja y no por poner mucho dinero sobre la mesa vas a encontrar una cura. De hecho, respecto al VIH se ha avanzado enormemente en pocos años.

Segundo, que entidades públicas también investigan buscando una cura. Y a estas entidades si que les vendría bien encontrar una cura pues, para los estados, estas enfermedades no son un negocio.

También axisten personas que dicen que el VIH no existe y que el SIDA lo causan los antiretrovirales. Bueno, pues una simple prueba:

Que cojan muestras de VIH y se la inyecten. Si el VIH no existe, no debería pasar nada. Una vez hecho esto, que no tomen ningún tipo de medicación. Si los antiretrovirales causan la enfermedad, mejor ignorarlos. Si es cierta su teoría de que el VIH no causa el SIDA sino que lo provocan los antiretrovirales, no debería pasarles nada. ¿A que no se atreven?

Estadísticas de incidencia del SIDA
Incidencia del SIDA por países. Destacar el sur de África, con más del 15% de la población infectada

Indice y referencias

La idea para este artículo me vino tras oír una interesante charla sobre el SIDA en el podcast de Solo 24 Horas. Con lo cual, si os gusta este artículo, recomiendo escucharlo

Las gráficas están sacadas de: Medscape: HAART and Prevention of HIV Transmission

Las novedades sobre el SIDA son todas “vía menéame”:
Se necesitan voluntarios para un ensayo de una vacuna contra el sida española
El curioso caso del hombre que venció al VIH
Diseñan la molécula que bloquea la multiplicación del virus del sida