Festival de cine de Sevilla, 2011

Resumen de las películas que vi en el festival de cine de Sevilla. Al final, por cuestiones personales, solo pude ver la mitad de las películas que tenía pensada ver. Las que finalmente puede ver, son:

Los muertos no se tocan nene.

Película que estrenó el festival, basada en una novela del guionista Rafael Azcona y protagonizada por un reparto coral de caras conocidas del cine español. La película trata de seguir la línea de clásicos guionizados por Azcona como El verdugo, El cochecito y El pisito y aunque las comparaciones son odiosas, se acerca bastante.

Basicamente nos encontramos ante una comedia constumbrista, ambientada en la España de los sesenta, rodada en blanco y negro, que nos cuenta el revuelo formado en una familia ante la inminente muerte del bisabuelo. Y no solo en la familia claro, también en el vecindario, los amigos del club taurino, etc.

Resulta una comedia muy simpática, con grandes personajes, bien rodada y bien contada. La única pega es que carece de un hilo conductor fuerte, simplemente vemos cosas que van pasando sin que la historia se dirija, ni lo intente, a ningún punto concreto. Pero al menos te lo pasas bien por el camino.

Recomendable

The artist

Esta fui a verla con bastante recelo. Se trata de un director de cine francés que en un ataque de locura decidió hacer una película muda, al estilo de los años 20. Trás recibir las lógicas negativas de los productores, finalmente sacó el proyecto adelante, con notable éxito de crítica y público en todo festival por donde ha ido pasando.

La película está muy bien y tras las reticencias iniciales el hecho de que se muda, deja de importante, pues el guión y la actuación de los personajes está ajustada al máximo, para poder contarte la historia que te quieren contar sin necesidad de palabras. Por otro lado la historia elegida, la vida de dos actores de cine de la época del mudo, hace que la extravagancia de hacerla muda no lo sea tanto.

Divertida, emotiva, con un aspecto visual y una fotografía cuidadas al detalles y unas interpretaciones de quitarse el sombrero, incluyendo la del perrito del protagonista que, de hecho, fue premiada a la mejor interpretación perruna en Cannes. Bueno, y el actor protagonista también fue galardonado, pero el que importa es el perrete.

Muy recomendable

Le Havre.

Película del finés Aki Kaurismäki, un clásico de los festivales. Cuenta la historia de como un chico inmigrante es acogido en un barrio humilde en la ciudad portuaria de Le Havre, en Francia. Como hilo conductor, un limpiabotas afable y mordaz, querido por casi todo el barrio. La película mezcla drama y comedia, aunque se inclina clarísimamente más al lado del drama, buscando más la risa que la lágrima.

En mi opinión, a esta película le pasa algo. El principal problema, creo, es que te cuesta mucho identificarte con los protagonistas. El niño inmigrante apenas habla y el limpiabotas protagonista es gracioso, te ríes con él, pero se pasa media película con cara de palo, como si en el fondo nada le importase. En cuanto a la historia, tiene momentos en los que te ries bastante, pero no dejan de ser una sucesión de gags, sin una trama sólidad que lo sustente.

Tampoco ahonda mucho en los temas sociales que trata, como la inmigración o la pobreza, supongo que por el miedo a caer en el drama fácil, algo que el guión parece tratar de evitar en todo momento. Todo esto hace que la película te deje una sensación de que podría haber sido mucho mejor, pero finalmente se quedo a medio camino.

Bien, vale, se puede ver.

Fuente de las imágenes
– Cartel de Los muertos no se tocan nene, obtenido en: ciudadesdepelicula.com
– Cartel de The Artist, Wikipedia
– Cartel de Le Havre, Wikipedia