Juan Antonio Cebrián, hasta siempre

Normalmente no me hago eco de la muerte de personas famosas, pero hoy tengo que hacer una excepción, porque es una muerte que realmente me ha dado mucha pena.


Cebrian con cazadora
Una pena, uno de los mejores profesionales de la radio, y de los más cercanos. Descansa en paz.¡Fuerza y Honor!Vídeo homenaje:

Y la canción que ya no escucharemos más en la radio:

2 comentarios en “Juan Antonio Cebrián, hasta siempre”

  1. Grande, grande, Enorme Cebrián.

    Como he escuchado, y me parece que le define perfectamente, uno de los poquísimos renacentistas actuales. Todo un ejemplo para los comunicadores (¡quién llegara a transmitir la mitad de la mitad de lo que llegaba a irradiar, contagiar y marcar su espíritu a través de su voz!).

    Más que un presentador, más que un comunicador, un tremendo (y de estos también hay poquísimos) creador, un visionario, una persona con FUERZA, mucha fuerza, un saltador de obstáculos, una persona capaz de sobreponerse y superar las adversidades con INCREÍBLE y casi mágica capacidad, aptitud y actitud. También es (me gusta más que fue) ejemplo en eso.

    Una mente prodigiosa, un poco conocido y valorado historiador, pero sin embargo uno de los más vastos conocedores de la historia en nuestro país, un erudito fuera del tópico, y, sin duda, el mejor divulgador actual de historia en España, y quizá no hayan muchos que lo igualen en muchos países.

    Veo que me extiendo, y podría seguir escribiendo, pero no sé cuando pararía. Son muchas noches…son muchas horas de gozo, de misterio, de disfrute, de chascarrillo, de sonrisa, de descubrimiento, de enriquecimiento y crecimiento, de admiración, de charlas en torno al programa, de HUELLA y de VIDA, de mi vida igual que la de otros muchos oyentes, que te sentimos amigo en alguna ocasión.

    La verdad, Ángel, es que a mí tampoco me resultan cómodos ni necesarios este tipo de post, pero como te ha ocurrido a ti, no me he podido resistir, tantos años y momentos pueden.

    Hasta siempre Juan Antonio, estás vivo, en tu voz, en tu hijo, en tus libros, en tu huella (de nuevo) grande, enorme.

    Gracias, gracias, gracias. A ver si Google saca algo para conectar con el cielo (va por ti).

Los comentarios están cerrados.