El Teorema de Napoleón y su discusión con Laplace

Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado
– Napoleón Bonaparte

Para algunos Napoleón fue un ególatra ansioso de poder que trató de subyugar a toda Europa. Para otros fue un hombre ilustrado que consiguió cimentar la base de los estados europeos actuales. Así, por ejemplo, el código civil francés actual se basa en el código civil introducido por Napoleón en 1804. Aparte, Napoleón era un gran aficionado a la ciencia y a las matemáticas

Hoy vamos a contar dos anécdotas sobre Napoleón. La primera, su discusión con Laplace y la segunda, algo menos conocida, el teorema que lleva su nombre

Laplace y la variable Dios

Retrato de Laplace

Laplace era un matemático francés que fue ministro de Interior de Francia y que sería nombrado conde durante el gobierno napoleónico. Conocido por muchas aportaciones a las matemáticas, una de ellas fue la escritura del libro «Mecánica celeste», un tratado de astronomía tan completo a dicha materia como lo fue el «Principia Mathematica» de Newton a la física. También es conocido por ser uno de los principales defensores del determinismo científico, esto es, que todo puede ser determinado y predicho por la ciencia.

Algunos sectores más conservadores de Francia criticaron a Laplace por no incluir ninguna referencia a Dios en su Mecánica Celeste. Un día, conversando con Napoleón, el emperador le preguntó por la ausencia del creador y Laplace le respondió con la siguiente frase:

«Señor, no he necesitado esa hipótesis».

La respuesta gustó mucho a Napoleón, que se la contaría a otro gran matemático, Lagrange, que también era un protegido del emperador y que respondería a Napoleón con otra frase: «No necesitar a Dios es una bella hipótesis, explica además muchas cosas»

El teorema de Napoleón

Como dijimos antes, Napoleón era muy aficionado a las matemáticas y de hecho, existe un teorema que lleva su nombre. El teorema no es realmente suyo, sino de un matemático italiano, Lorenzo Mascheroni, que le dedico un libro de geometría a Napoleón y este, agradecido, ordenó traducir el libro al francés y con lo que quedaría asociado dicho teorema a su persona

El teorema es muy sencillito y lo voy a contar no de forma matemática, sin ecuaciones. Si queréis, podéis ir a por un papel y un lápiz, pues se basa de un teorema de geometría.

Cojamos un triángulo cualquiera. Pintemos en cada uno de sus lados un triángulo equilátero (los tres lados iguales). Calculemos ahora los centros de esos tres nuevos triángulos. Pues bien, el teorema nos dice que el triángulo resultante de unir esos tres puntos es también equilátero.

El teorema también es aplicable si dibujamos los triángulos hacia adentro

Representación gráfica del teorema de napoleón

Y este es el teorema de Napoleón y su relación con Laplace.

Fuentes

Sobre la discusión con Laplace
Sobre el teorema de Napoleón (Fuente original para la imagen del teorema)
Biografía de Laplace

5 comentarios en “El Teorema de Napoleón y su discusión con Laplace”

  1. A Napaleón le perdió ser demasiado racional y no contar con la irracionalidad de los demás.

    Para mi, fue un genio con muy malas meneras.

    Siempre me ha resultado curioso como en la actualidad, a quienes tienen ciertas convicciones religiosas, poco menos, se le pone de ignorantes y echando la vista atrás se puede ver cómo los grandes cerebros de la história fueron creyentes, unos en mayor medida que otros.

    “No necesitar a Dios es una bella hipótesis, explica además muchas cosas” Y las que la ciencia no explicaba, las explicaba Dios. Y asi, el 100% de las dudas resueltas ¡eso si que era vivir a gusto!

    Por último, la geometría, las matemáticas y la visión espacial, sin duda, guardan gran relación con la estrategia militar y quizá de ahí la afición del Emperador.

  2. Napoleón era una persona muy culta y muy aficionada a la lectura. Sobre su genio militar dijo una vez que él no había inventado nada, sino que se limitó a aplicar lo que había leído en cientos de libros

  3. Esta frase: Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado
    – Napoleón Bonaparte

    Y la de la cabecera de tu blog ya valdrían la pena para hacerce una «filosofía» entera…

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.