Crónica de una muerte anunciada

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo

Así empieza Crónica de una muerte anunciada, libro de Gabriel Garcia Marquez. Lo tenía una de mis compañeras de piso y como no tenía nada que leer, pues me lo he leído.

El libro, basado en hechos reales, cuenta la muerte de Santiago Nasar, asesinado por dos gemelos que buscan vengar el honor de su hermana. El título refleja la realidad de que todo el pueblo de donde eran Santiago y sus asesinos tenían conocimiento, o sospecha, de lo que iba a suceder. La muerte de Nasar estaba anunciada.

El libro no está escrito de forma lineal, sino como si fuera una especie de documental. García Marquez va contando lo que los habitantes del pueblo recuerdan del hecho, muchos años después de que sucediera. Igualmente también usa el sumario del crimen para contarnos lo sucedido hace décadas en el pueblo.

La narración está organizada como capas de cebollas. Primero se nos cuenta que hizo Santiago Nasar su último día, después averiguamos porque le mataron, después quien, seguidamente que hicieron los asesinos, las reacciones en el pueblo, etc. Cada capítulo añade una capa más a la historia y nos da más información sobre los hechos.

La prosa de García Marquez es excelente, para algo es premio nobel, detallada y rica, pero sin resultar artificialmente recargada. Eso sí, usa terminos sudamericanos que tal vez puedan despistar a los «peninsulares», pero en general se lee bastante bien.

Bastante recomendable. Además es cortito, no llega a las 150 páginas, se puede leer en un par de tardes.