El sabueso de los Baskerville, Arthur Conan Doyle

El sabueso de los Baskerville es la tercera novela sobre Sherlock Holmes, escrita por Conan Doyle en 1902. El famoso detective es contratado para investigar el asesinato de un noble. La causa aparente de la muerte es el ataque de un misterioso sabueso infernal, proveniente de una antigua maldición familiar.

Es un libro corto, rápido y agradable de leer. La narración de Doyle es ágil, la historia es entretenida y ¿qué decir de los personajes? La pareja formada por Holmes y Watson funciona a la perfección y su carisma es innegable.

El mayor problema que tiene este libro leído hoy en día es su predecibilidad. Como toda novela de misterio, tiene sus giros y sorpresas. Para un lector de principios del siglo XX es posible que no viera venir estos giros. Pero somos lectores del siglo XXI. Hemos leído novelas mucho más complejas. Hemos visto películas de una complejidad endemoniada. Es cada vez más difícil pillarnos por sorpresa.

640px-DartmoorTors001
Páramo de Dartmoor, donde transcurre la novela.

El sabueso de los Baskerville hay que ponerlo en su contexto. El misterio que nos plantea no es irresoluble. Hace 100 años todo era más sencillo y este libro lo es. ¿Es esto un problema? Al contrario. Voy a comparar este libro con otro libro de misterios que leí hace poco, La verdad sobre el caso Harry Quebert. La novela de Joël Dicker es más imprevisible, cierto. Pero a cambio es menos creíble. Y no nos permite jugar tanto a los detectives como nos permite El sabueso de los Barkerville.

La historia que nos cuenta Doyle es creíble. Otras historias actuales, como la de Harry Quebert, tienen tantos giros y elementos oscuros implicados que no son en absoluto creíbles. Te da igual, porque sabes que solo es una novela. Pero esa sensación de veracidad, de que realmente podría haber pasado, que tiene la aventura de Holmes se agradece.

Por otra parte, al no ser la trama tan compleja y al no basarse en la introducción continua de nuevas sorpresas, nos permite jugar a tratar de deducir por nosotros mismos quien es el responsable de la muerte del señor Baskerville.

Un auténtico clásico. No se lo recomendaría a aficionados “hardcore” a la literatura de misterios. Por un lado, porque es posible que a estas alturas les parezca simple. Y por otro lado, porque es seguro que cualquier aficionado a la literatura de misterios ya lo habrá leído.

En realidad, es lectura recomendada para cualquiera. Incluidos lectores jóvenes y adolescentes.

Comprar El Sabueso de los Baskerville en Amazon

Fuente de la imagen, Wikipedia: Tores de Dartmoor