Fundación y Tierra, Isaac Asimov

Fundación y Tierra es la última novela de Asimov dentro de su ciclo de historias del futuro. No es la última que escribió, ya que las dos precuelas de Fundación se publicaron después. Pero si es la que ocupa el último lugar dentro de la cronología de la historia.

En esta novela se unen de forma satisfactoria y definitiva las dos sagas, Fundación y Robots. Un rápido vistazo al índice de capítulos nos indica que en esta novela aparecen los planetas Aurora, Solaria y Tierra, que fueron escenarios de las novelas robots. Recordemos que esta fue uno de los objetivos que se marcó Asimov a la hora de continuar con la saga de las Fundaciones.

Golan Trevize y sus compañeros siguen su búsqueda del planeta Tierra. En su viaje hasta el mismo encontrarán los antiguos planetas de los espaciales, lo que les dará pistas de lo que pasó con ellos. Si recordáis, en Robots e Imperio quedó un cabo suelto respecto a uno de los dos planetas espaciales. Ese asunto se resuelve aquí.

Fundación y tierra, portada del libro. Se ve a un astronauta subido a una antigua estatua

Mientras buscan la Tierra, Golan Trevize tendrá tiempo de conversar con Bliss, la representante de Gaia. Estas conversaciones tratan sobre como debe articularse la sociedad. ¿Ha de primar la libertad individual sobre el funcionamiento del grupo? ¿O el bien del grupo debe de estar por encima del individuo? Asimov no toma partido previo por ninguna postura, sin que ninguno de los dos personajes esté por debajo a nivel de argumentación (Aunque ya sabemos por la anterior novela que la opción defendida por Bliss será la que tomará la Galaxia)

Fundación y tierra. Ideas presentadas

También se nota una preocupación por los temas medioambientales que hasta ahora no había tenido Asimov en sus historias. Entre las novelas antiguas y estas el químico James Lovelock desarrolló la hipótesis de Gaia. La influencia de dicha hipótesis en esta obra es evidente.

En general creo que se puede apreciar bastante las evolución de Asimov en sus ideas si comparamos los primeros libros con estos últimos. Si miramos los libros escritos en los años 50 se nos presenta la energía nuclear como símbolo de progreso y como la solución a todos los males. En estas novelas posteriores es el uso de la energía solar la que define a una sociedad como más avanzada

Estos son los dos pilares de la historia. Recorrer los antiguos escenarios de la saga de Robots y ver en que quedaron sus antiguas sociedades y como afectaron al planeta en que habitaban. Mientras tanto Golan Trevize y Bliss discuten sobre el modelo óptimo de sociedad. Trevize defiende un modelo más individual, mientras que Bliss se decanta por una sociedad más colectiva.

Estamos, por tanto, ante una historia clásica de Asimov sobre tipos de sociedad. Como suele ser habitual en él, ambas opciones se presentan como válidas, con sus pros y sus contras.

Para rematar el libro, un cierre que une todas la historias y la semilla de lo que podría haber sido una continuación, de haber tenido Asimov tiempo para escribirlas.

Un último detalle para acabar. Este libro funciona como novela independiente, pero se apreciará mejor si se ha leído de forma previa las historias de robots. Si solo has leído Fundación y quieres continuar la historia, recomiendo leer la saga de robots antes de ponerte con Fundación y Tierra.

Nota: Notable

Si quieres leer mis otras reseñas sobre las sagas de las Fundaciones de Asimov, o buscas una guía para saber en que orden leer estos libros, puedes leer mi artículo: Guía de lectura de las Fundaciones

Comprar Fundación y Tierra en Amazon

La imagen que acompaña esta reseña es de Michael Whelan. Representa a Golan Trevize visitando un antiguo planeta, ya deshabitado. Fue usada como portada del libro en alguna de sus ediciones.