Mi primera vez con la absenta.

¿Qué os parece el título de esta entrada? Promete ¿eh?

Bueno, todo empezó el sabado pasado. Como recordareis, el jueves fuimos a la oveja negra, el viernes no me acuerdo de nada de interés y así llegamos al sábado.

La historia empieza así. Mis tres amigas me informán que están en la Plaza del Sol, que me pasara por allí que iban a ir a la fiesta de una amiga de E. Bueno cuando llego las veo en el suelo, rodeadas de un grupo de treintañeros vestidos con gorritos de duendes del bosque. También había un tio vestido de blancanieves, borracho y más caliente que cualquiera de los asistentes al festival de cine erótico de Barcelona, al que por cierto no fui.

¿Qué pasaba aquí? Resulta que un amigo del hermano de S se casaba y le habían organizado una despedida de soltero. Como todo el mundo sabe la mejor manera de que tu novia no esté recelosa de la despedida de soltero que vas a hacer es irte a otra comunidad autónoma a hacerla. Al parecer al pobre novio le despertaron sus amigos, le disfrazaron de blancanieves y le metieron en un avión con destino a Barcelona

Queridos amigos mios que leeis esto. En mi despedida de soltero quiero que hagais lo mismo, pero vistiendomé de Nerón y llevandome a Roma. Gracias por adelantado.

Tras estar con blancanieves y los enanitos borrachos, nos fuimos a una fiesta de estudiantes. Una cosa, cuando en Barcelona os diga, vivo en tal calle, preguntad a que altura. En Barcelona las calles pueden ser de varios kilómetros. De hecho, en el ensanche (L’eixample) todas son de varios kilómetros como descubrimos con cansancio.

Una vez que llegamos a dicho sitio donde nos esperaba una amíga que conoció E en Edimburgo hace 4 años. Bueno ella y otras 30 personas más. Si señores, una fiesta en una casa donde cabían 30 personas con total comodidad. Eso es una buena fiesta y lo demás son tonterías.

Bien, me bebí un par cubatas de la botella que llevabamos, que por cierto era de Cacique comprada por mí de motu propio, ya que si dependo de estas tías moriré a base de Velero. Después estuve socializando un poco y finalmente voy a por otro cubata. Y entonces la vi a ella. Allí, en la mesa, sola, verde y con su etiquetita de 70% de contenido en alcohol. Absenta. En mis hombros aperecieron un demonio y un angelito diciendome pruebalá y sigue con el ron respectivamente. Pero tras echarlo a suerte, absenta sí, absenta no, absenta sí, absenta no, fue que sí.

La absenta entra por tu boca, baja hasta tu estómago y una vez que ha llegado allí notas como todo el esófago arde. Después notas instantaneamente los efectos del alcohol sobre tu cerebro y estás , habiendo bebido un dedo, como si hubieras bebido tres cubatas.

Tras eso imaginaos, llamadas a la gente de Sevilla, berborrea y todo ese tipo de cosas. También tu cerebro empieza a hacer cálculos. Si con un dedo de absenta obtienes el mismo efecto que con tres cubatas , ¿cuanto dinero me ahorro con una botella?

Y que paso después. Nada. Nada señores, directamente nos fuimos. ¿Por qué, mis extrañados lectores? Habiamos quedado el domingo a las 10 de la mañana, para hacer un viaje a Cadaqués, tierra de pescadores y de Dalí y al Cabo de Creus, el territorio más al este de toda la península. Obviamente, conducía yo.

Por cierto, esa noche dormimos en la casa de las niñas, ellas, yo y tres enánitos que habían perdido de vista a Blancanieves.

Pregunta de trivial: ¿Sabíais que en Barcelona no venden vasos de tuvo de plástico en los supermercados?

En próximas entregas:
Cadaques y el pulpo asesino.
– Cap de Creus y Calamaro
– La furgoneta de bricomanía
– Trabajando en el lugar donde se produjo el bukake de Torbe en Barcelona
– Más cosas cuando al señor S. le salga de los cojones mandármelas

Barcelona, Un més y cuatro dias. 21 grados, nublado. La tripulación bebe cosas que no debiera.

4 comentarios en “Mi primera vez con la absenta.”

  1. J&B Malo, Whiskey malo. Viva el cacique 500, el brugal, el pampero y demás derivados de la caña de azucar

    El Velero no deriva de la caña de azucar…

  2. Borrachos!!!

    ¿Quién coño es el Señor S.?

    S-toy rallado.

    Es que no me cuadra eso de que se marchara el 1 de Octubre y siga escribiendo entradas. Tampoco me cuadra que lleve desde Febrero y se hospede ahora contigo.

    Como diría Homer. S.: Me pieeeeeeeeeerdo.

  3. Hombre, señor Eduardo, veo que vuelve a tener internet. Me alegra verle por aquí.

    A ver que me explique. El señor S es un amigo de mi antiguo curro en Sevilla. Estuvo aquí 4 dias. Sigue escribiendo entradas porque me las envía por correo y yo las pongo. Todavía tiene un par de dias pendientes de enviarnme.

    Por cierto, en esta entrada, el hermano de S, se refiere a la señorita S, no al señor S. Creo que voy a tener que empezar a poner los nombres completos 😛

    Jejeje, ¿alguna duda más?

    Un abrazo

Los comentarios están cerrados.