Recapitulando Barcelona: El trabajo

Este año he estado trabajando de una forma muy peculiar: Como teletrabajador

La experiencia me ha gustado. Me da bastante libertad de tiempo y horarios. Se cobra menos, pero te lo ahorras en desayunos en el bar y en transporte. Además puedes dormir más.

Inconvenientes. Que echo de menos los viernes en el taki. El teletrabajo te hace tender al aislamiento, la verdad.

Realmente, tras pensarlo mucho, me gustaría poder trabajar como autónomo, sin trabajar directamente para una empresa de informática, las muy conocidas cárnicas, pero se que es difícil. Además, tengo un coche que pagar. Supongo que en Sevilla lo intentaré estos primeros meses y después, ya veremos.