Batasuna reilegalizada

Hete aquí que iba a escribir una entrada sobre la libertad de expresión y las distintas varas de medir. Es decir, si un militar dice algo que incomode al gobierno se le sanciona (Recordemos que a efectos prácticos los militares no tienen derecho de libertad de expresión y que sus discursos pasan por censura previa), pero a un grupo pro-terrorista ilegalizado que justifica el asésinato y la segregación ideológica hay que respetarlo.

Pues bien, pues nada la Audiencia Nacional ha prohibido la asamblea de los proterroristas, ha extendido la supresión de actividades hasta 2008 y ahora soy yo el que se calla la boca.