Ojo de Halcón, de Fraction y Aja

Ok. Esto pinta mal
– Clint Barton

Aprovechando el estreno de la serie de Ojo de Halcón en Disney+, me he estado leyendo el material en el que se basa la serie. La colección de 22 números con guion de Matt Fraction y dibujo principal del español David Aja, publicada por Marvel en 2012.

¿De que va está serie? Pues nos pretende contar «¿Qué hace Clint Barton cuando no está con los Vengadores?» Así que estamos ante un historia más costumbrista y con los pies en la tierra que la habitual historia de superhéroes.

Y es que la trama es bastante sencilla. Clint Barton vive en un edificio de New York, junto a un buen montón de vecinos normales. Un grupo de mafiosos quieren hacerse con el edificio, con lo que empezarán a acosar a los vecinos para echarles del mismo. Y claro, esto a Barton no le gustará demasiado.

Además aparece la «joven vengadora» Kate Bishop para echar una mano al bueno de Barton e, incluso, para tener su propia aventura secundaria en Los Angeles durante el último tramo de la serie.

Y también tendremos la aparición de algún que otro secundario más, principalmente las antiguas parejas de Ojo de Halcón, aunque su presencia en la serie apenas pasa del cameo o del «pasaban por allí»

Ojo de Halcón, el dibujo de David Aja

Creo que la mayor virtud de este tebeo es el dibujo, de un genial David Aja, que se llevó varios premios de la industria por esta obra. Destaca el número #11, que es un número mudo en el que Aja tiene que dar el do de pecho a la hora de narrar una historia sin recurrir al texto.

El estilo de David Aja no es el clásico dibujo superheróico de seres casi divinos en poses imposibles, sino que es más «estilo europeo», naturalista y de pie de calle. Es un estilo de dibujo que a mi me gusta ver cada vez más en el comic «pijamero» (como, por ejemplo, el dibujo de Gabriel Walta para La Visión de Tom King) Y que además, encaja como un guante con el tipo de historia que nos están contando. Lo mismo no vería a David Aja dibujando una guerra intergaláctica, pero es perfecto para una historia como esta.

Ojo de halcon escena muda

Decir que no siempre dibuja él, sino que cada tres o cuatro números tiene algún dibujante sustituyéndole. Plazos de entrega, supongo. Estos cambios no son demasiado bruscos, pues los dibujantes elegidos suelen tener un estilo similar. Aunque bueno, creo que algo de bajón de la calidad si que se nota en esos números. Un bajón acentuado por la sensación de que esas historias no dibujadas por Aja son un poco «de relleno». O que, al menos, abandonan la trama principal.

Ojo de Halcón, el guion de Matt Fraction

Y ahora vayamos al guion. En principio la historia es interesante, los diálogos están bien escritos y la trama engancha. Pero tiene un problema que me lastró un poco la lectura. Y son los continuos cambios temporales.

La historia no está contada de forma cronológica, sino que va saltando entre presente, pasado y momentos futuros (con escenas del tipo «te preguntarás como he llegado aquí»). Este recurso no es malo por si mismo pero creo que en esta historia sobra.

Si tuviéramos una serie de investigación policial o algo del estilo de Rashōmon pues lo vería bien. Pero como dije antes, la trama de Ojo de Halcón es sencilla y la sensación que me da es que Matt Fraction escribe el guion así para darle algo de complejidad a una historia que en realidad no lo necesita.

Y es que como dije antes, el tono de la historia es costumbrista, por lo que esta estructura de guion no encaja demasiado bien. Además, es que Fraction ni se preocupa de situarnos de forma clara con carteles del tipo «Hace una semana». No. Tenemos que averiguar en que momento temporal estamos por pistas del dibujo. Por ejemplo, a Clint en un momento dado le pegan una paliza que hace que lleve la cara llena de tiritas. Hay un momento en el que adopta un perro. Pues tenemos que situarnos en el tiempo en función de si vemos a Clint con perro o con tiritas.

Como he dicho, demasiado confuso para una historia que no lo necesita.

Kate Bishop, invitada de lujo

Después tenemos a Kate Bishop, la «Ojo de Halcón» de los Jovenes Vengadores. Durante la primera mitad de la serie hace de perfecto contrapunto a Barton. Pero en un determinado momento abandona a nuestro protagonista y se traslada a Los Ángeles, donde vivirá una aventura independiente

Ojo de halcon kate bishop

Y esto ahonda con el problema anterior. A partir de ese momento la serie va intercalando las historias de Bishop con las de Barton. Haciendo que la historia principal se detenga y generando, a mi parecer, un problema de ritmo.

Y no me interpretéis mal, la historia de Kate Bishop en Los Ángeles es interesante. Pero me da la sensación de que esta trama de la joven arquera estaba pensada como serie limitada independiente, y que al final se incluyó aquí por motivos editoriales.

Aún así, esta parte es bastante entretenida y tal vez no la habría leído si no se hubiera incluido dentro de la serie principal.

Conclusiones

Voy cerrando. La colección Ojo de Halcón de Matt Fraction, David Aja y otros dibujantes es una buena serie que destaca sobre todo por su gran dibujo. Su estilo costumbrista la hace recomendable incluso para los no aficionados a los superhéroes. Incluso puede que guste más a los que no estén tan metidos en el mundo de los tipos en mallas. Pero creo que determinadas decisiones narrativas y de guion la lastran y la alejan de la perfección.

Nota: Notable

Comprar Ojo de Halcón de Fraction y Aja (versión integral)