Preludio a la Fundación, Isaac Asimov

 – ¿No puedes al menos suponer que yo haya aprendido algo de los errores de mis antecesores?
– No. La historia nos demuestra que nunca aprendemos nada de las lecciones del pasado

Preludio a la Fundación es la primera novela de la saga de Fundación, de Isaac Asimov. Cronológicamente antecede a la trilogía original de Fundación, aunque fue escrita varias décadas después.

También funciona como secuela a la saga de robots. De hecho, no recomendaría leer este libro sin haber leído primero los cuatro libros de robots. Si eres un lector recién llegado a Asimov y andas buscando que novela leer tras la trilogía de Fundación (que es el punto de inicio habitual) no continúes con sus precuelas. Lee robots primero. Las referencias a dicha saga son constantes.

¿De que va Preludio a la Fundación? Estamos en un lejano futuro, y la humanidad ha colonizado toda la galaxia, que se encuentra unificada en una unidad política, el Imperio. Dicho imperio ha durado miles de años, y parece que durará eternamente, aunque algunas voces afirman que ha entrado en un periodo de decadencia y estancamiento.

PreludeToFoundation

La historia empieza cuando un joven matemático, Hari Seldon, da una conferencia en la que explica su teoría de la psicohistoria. Él afirma que podría ser posible crear un modelo matemático de una sociedad y a partir de dicho modelo hacer predicciones sobre la evolución futura de la misma.

Seldon no afirma que esto sea posible, solo que podría serlo. Podría ser una teoría válidad sobre el papel, pero demasiado compleja para ser aplicada en la práctica. Pero la idea de que podría existir una herramienta capaz de predecir el futuro ya ha llegado a oídos de varios políticos, incluyendo al propio emperador.

Preludio a la Fundación narra la historia de como Seldon trata de resolver su duda. ¿Es factible la psicohistoria, o solo una teoría que nunca podrá ser puesta en práctica? Mientras tanto, diversas fuerzas conspiran para dominarle y usar su psicohistoria, desarrollada o no, en su propio beneficio.

¿Y que tal? Pues no esta mal. No es un libro que destaque, pero no desmerece de la saga. Volvemos a las reflexiones sobre la evolución social. Seldon está tratando de desarrollar una ciencia que anticipe el comportamiento de una sociedad, lo que le lleva a analizar el comportamiento de los distintos grupos sociales que va encontrando mientras trata de huir de los que le persiguen. Pero este análisis es más disperso que en otros libros de Asimov. En vez de centrarse en un tema, lanza varias pinceladas sobre temas diversos, sin profundizar.

Otro problema es que a veces no sabes muy bien hacia donde se dirige la historia. Muchas cosas parecen ocurrir porque si. Como suele pasar con Asimov, todos estos cabos sueltos acaban por cerrarse de manera lógica, pero al libro le falta algo para que consiga atraparte.

En resumen. Un libro con buenas ideas, pero al que le falta más cohesión. Muy disperso. Aún así, los personajes tienen carisma y la historia cuenta con reflexiones puntuales de interés.

Nota: Bien

Comprar Preludio a la Fundación en Amazon

La imagen que ilustra esta reseña representa el planeta Trantor, capital del Imperio Galáctico y escenario de la novela. Es una ilustración de Peter Elson y se titula Prelude to Foundation

En la arena estelar, de Isaac Asimov

En la arena estelar es el primer libro de la trilogía del Imperio, de Isaac Asimov. Y por desgracia tengo que calificarla de obra menor y prescindible.

La narración se centra en un punto en el que la humanidad ha colonizado miles de planetas. Los habitantes del planeta Tyrann dominan con puño de hierro al resto. Pero un grupo de héroes tratará de iniciar una rebelión. Para ello contarán con una presunta arma secreta que fue encontrada en la Tierra por el padre de uno de los protagonistas.

Nebulosa cabeza de caballo, donde transcurre la novela En la arena estelar

Tras leer la saga de Robots y la trilogía de Fundación, enfrentarse a esta novela es una decepción. Ninguno de los temas recurrentes de Asimov se encuentra aquí. En vez del habitual análisis incisivo sobre la sociedad humana y su relación con la tecnología nos encontramos con una novelita de aventuras espaciales. Lo cual no sería un problema, sino fuera porque como novela de aventuras es muy floja.

Personajes poco construidos que no despiertan ni la mitad de empatía que los protagonistas de la saga de robots. Y oye, cuando dos robots como Giskard y Daneel te resultan más simpáticos que un grupo de humanos, es que algo va mal. La trama es muy previsible, la historia de amor que nos incluye poco creíble y el desenlace es para coger el libro y prenderle fuego (lo comentaré en el spoiler, para quien le interese)

La decepción es tal, que he decidido saltarme la trilogía de Imperio y pasar a Fundación. Con lo cual mi plan de leer las tres sagas de Asimov (Robots, Imperio, Fundación) se reduce a Robots y Fundación.

Y es que en realidad este libro no tiene nada que ver con las otras dos sagas. Y por lo que he consultado, las otras dos novelas de imperio (Las corrientes del espacio y Un guijarro en el cielo) tampoco tienen demasiada relación, aunque compartan algunos detalles.

Nota: Insuficiente.

La imagen que ilustra esta reseña representa la nebulosa Cabeza de caballo, lugar donde transcurre la novela. Está sacada de Wikimedia Commons.

Spoiler Inside SelectShow

El marciano, de Andy Weir

Estoy atrapado en Marte. No tengo forma de comunicarme con la Tierra. Todos piensan que estoy muerto. Estoy en un habitáculo diseñado para durar treinta días.
Si el oxigenador se rompe, me asfixiaré. Si el purificador de agua se rompe, moriré de sed. Si el habitáculo pierde estanqueidad, explotaré. Si no ocurre ninguna de esas cosas, me quedaré sin comida y moriré de hambre.
Así que sí. Estoy jodido.

El marciano es el libro de ciencia ficción de moda de estos últimos años. De ser autopublicado por su autor debido a que ninguna editorial confiaba en que pudiera tener éxito, a ser adaptado al cine por Ridley Scott.

El marciano es un libro de supervivencia y ciencia. El protagonista, Mark Watney, es un astronauta que está en una misión de la NASA en el planeta Marte. La duración estimada es de un mes, pero a los pocos días ocurre una emergencia y tienen que volver. A Watney le dan por muerto y le dejan en el planeta rojo. Pero no está muerto, sigue vivo y ahora está atrapado en Marte. Con la nave para el regreso fuera y las comunicaciones rotas, tendrá que usar sus conocimientos para encontrar una forma de volver a la tierra. Si puede evitar morirse antes de hambre.

El libro está narrado en primera persona, como si fuera el diario en el que va registrando Watney sus peripecias. Este es el mayor acierto de la novela. El protagonista es un cachondo mental que afronta su situación con todo el buen humor que puede. Su situación es desesperada y está casi seguro de que morirá así pero bueno, ¿por que no tomártelo con algo de humor?

Marte desde la sonda Curiosity

La narración de Watney hará que nos alegremos cuando algo le salga bien y que nos cabreemos cuando Marte se empeñe en ponerle las cosas difíciles. En una historia de este tipo es básico que conectemos con el protagonista y esto es algo que la novela consigue de forma espléndida.

¿Defectos? Pues el libro tiene varios. El primero es que a veces resulta confuso. El autor ha tratado de ser fiel a la ciencia y a la ingeniería aeroespacial en todo momento. Esto es un punto a favor, el inconveniente es que a veces resultad complicado saber que está haciendo Watney exactamente. Las explicaciones pueden resultar demasiado técnicas y es fácil perderse.

Otro problema es que en la segunda mitad del libro se puede hacer un poco repetitivo. Tampoco es que Marte sea un escenario muy variado, la verdad.

Pero estos defectos son menores. Es bastante probable que el libro te enganche, gracias a la gran personalidad de su protagonista, y te lo leas en un par de días. Tampoco es un libro muy largo.

En general, una lectura muy recomendable, incluso para los no aficionados a la ciencia-ficción o a la temática espacial.

Nota: Notable.

Comprar El marciano en Amazon

La imagen que ilustra esta entrada fue tomada por la sonda Discovery: Curiosity’s Color View of Martian Dune After Crossing It

Robots e Imperio, Isaac Asimov

El trabajo de cada individuo es una contribución a la totalidad y de este modo se vuelve parte inmortal de ella. La totalidad de las vidas humanas, pasadas, presentes y futuras, forman un tapiz que existe desde hace miles de años y que se ha ido haciendo cada vez más hermoso. Una vida individual es como una hebra del tapiz, y ¿qué es una hebra comparada con toda la pieza?

Robots e Imperio es el cuarto libro en orden cronológico de la Saga del futuro de Asimov. Con él se cierra la saga de robots y sirve como nexo entre esta saga y la de las fundaciones.

La reseña empieza sin spoilers y al final destripo la novela, para quien ya la haya leído.

Los robots e imperio, portada de la edición francesa
Gladia, con sus dos robots, Daneel y Giskard.

Esta novela transcurre un par de siglos después de Los robots del amanecer. La primera consecuencia es que Elijah Baley no repite como protagonista en esta ocasión, pues por su edad ya está muerto. Si repiten otros personajes, como los espaciales Gladia y Amadiro, de mayor longevidad que un terrestre, y los robots Daneel Olivaw y Giskard Reventlov.

En este libro los protagonistas son estos dos robots. Daneel ocupa el papel de Baley pues tras trabajar con él ha comprendido el modo de pensar del detective, con lo que durante la novela tratará de usar el pensamiento especulativo propio de un humano. Giskard ocupará el papel ocupado por Daneel y dará la replica lógica a su compañero.

Los diálogos entre ambos robots es el mayor punto fuerte de la historia. Asimov refleja muy bien la forma carente de emoción que tendría un robot al hablar sin que resulte demasiado frio y plomizo.

En cuanto a Gladia, durante esta novela se debatirá entre su parte espacial y el apego adquirido hacía los terrestres tras conocer a Baley. Aunque los protagonistas son los robots, la trama avanza por los movimientos de Gladia, que visitará los tres planetas presentados hasta ahora, la Tierra, Aurora y Solaria. A fin de cuentas, los robots no pueden viajar de un sitio a otro si no lo hace su dueño. Por suerte los poderes mentales que Reventlov reveló tener en la anterior novela ayudarán a que Gladia esté dispuesta a abandonar la comodidad de Aurora.

El otro cambio es la magnitud del peligro al que se enfrentan los protagonistas. Ya no se trata de resolver un asesinato. Los colonos de la tierra se han ido expandiendo y en los planetas espaciales empiezan a temer esta expansión. Durante toda la novela está presente la posibilidad de una guerra a gran escala, si los dos robots no pueden evitarlo.

Robots e Imperio es un buen broche a la saga de robots, aunque baja algo el nivel respecto a la anterior. El final es bueno, pero no tiene toda la epicidad que podría haber tenido. Aunque parte del problema es que al ser una secuela de Fundación ya sabemos hacia donde nos dirigimos (si hemos leído Fundación antes, claro)

Otro problema es que la novela deja cabos sueltos y algunos bastante gordos. Aún así la unión entre la trama de robots y la de fundación es bastante coherente y original.

Nota: Bien.
Nota global de la Saga de Robots: Notable

Comprar Robots e Imperio en Amazon

Y ahora pasemos a los spoilers.

Spoiler Inside SelectShow

Los robots del amanecer, Isaac Asimov

Es usted un hombre realista, señor Baley, y eso me alegra. Las personas que creen en la justicia suelen llevarse muchas decepciones, y casi siempre son personas tan encantadoras que a uno le disgusta ver que eso sucede

Los robots del amanecer es el tercer libro en orden cronológico de la Saga del futuro de Asimov.  En cuanto al orden de publicación, fue publicado después de las trilogías de Imperio y Fundación.

Como estas reseñas las estoy haciendo siguiendo el orden cronológico de la historia voy a presuponer que no he leído Fundación. Aún así, como muchos inician la lectura de Asimov por Fundación, al final comentaré algunos detalles sobre el funcionamiento de este libro como nexo entre las distintas sagas.

Los robots del amanecer sigue el esquema de las anteriores novelas de robots, Las bóvedas de acero y El Sol desnudo. Ocurre un asesinato relacionado con las colonias exteriores de la Tierra y el detective Elijah Baley tendrá que resolverlo con la ayuda de su compañero, el robot humaniforme R. Daneel Olivaw.

En este caso el asesinato ocurre en el planeta Aurora. A la llegada del detective Baley el planeta se encuentra en un duro debate político. ¿Quién debe seguir el proceso de colonización de la galaxia? ¿Las personas de la robotizada y casi utópica sociedad de Aurora? ¿O los duros habitantes de la hiperpoblada Tierra?

Como en las anteriores novelas, detrás del asesinato existe un conflicto entre dos bandos que defienden distintos modelos de sociedad. La investigación consiste, al igual que antes, en analizar este conflicto para encontrar el motivo del asesinato. Y una vez encontrado el motivo, encontrar al culpable.

Los robots del amanecer fue escrito en la madurez de Asimov. Esto se nota en la mayor densidad de la historia y los diálogos. Este libro no tiene la frescura y originalidad de Bovedas de acero, pero resulta más profundo que El Sol desnudo. Leyendo vemos que aquí el punto de debate es, ¿Deja de evolucionar una sociedad acomodada? ¿Las dificultades y los problemas son necesarias como motor de avance social?

R. Giskard Reventlov

Otro aspecto de la trama es el sexual. Durante la novela se contrasta el modo de entender las relaciones sexuales de la sociedad terrestre (más parecida a la nuestra), con la visión del sexo de la sociedad individualista de Solaria y frente a ambas, la sociedad utópica y hedonista de Aurora. Esta parte está muy bien llevada, consiguiendo Asimov que entendamos todos los puntos de vista presentados, sin que ninguno de ellos resulte poco creíble o poco natural.

¿Qué me ha parecido? Pues una gran historia. Seguimos profundizando en las conflictos presentados en los dos anteriores libros y nos encarrilamos hacía un salto en la historia, el que será el siguiente paso en la colonización humana de la galaxia. El conflicto entre los distintos puntos de vista está muy bien expuesto y Asimov desarrolla aún más sus propios temas, como las leyes de la robótica.

Al igual que en sus otras obras maestras, en esta Asimov nos va dejando muchas pistas y detalles. Elementos a los que no daremos demasiada importancia, pero que serán retomados en un cierre por todo lo alto. Y dejándo la trama lista para el siguiente paso de toda esta gran historia.

Nota: Notable.

Comprar en Amazon

Y ahora, pasamos a la zona de spoilers. Leer solo si has leído Fundación.

Spoiler Inside SelectShow

Imagen del artículo: R. Giskard Reventlov. Ilustración de Mchandias, publicada con licenciaCC BY-NC-ND 3.0

El sol desnudo, Isaac Asimov

Las civilizaciones han tenido siempre una estructura piramidal. A medida que se asciende … se encuentra mayor posibilidad de felicidad. Pero a medida que se desciende … aumenta el número de desposeídos… En Solaria solo existe la cúspide, pues el lugar de los desposeídos está ocupado por los robots.

 

El sol desnudo es la segunda novela de la saga de robots de Isaac Asimov. Continuación directa de Las Bóvedas de acero, repiten los dos personajes protagonistas, el detective Elijah Baley y su compañero R. Daneel Olivaw.

La estructura del libro es muy similar, pero cambiamos de escenario. En el primero los detectives tenían que resolver el caso de un habitante de los mundos exteriores asesinado en la tierra. En este libro deben viajar al planeta exterior Solaria a resolver el primer caso de asesinato ocurrido allí en siglos.

De la hiperpoblada Tierra pasamos a un mundo con una población mínima. De una sociedad que odia los robots, pasamos a un mundo que los usa para casi todo. De unos terrestres que viven una vida espartana en condiciones de subsistencia, pasamos a unos solarianos que viven rodeados de todo tipo de lujos y comodidades.

Al igual que en su predecesora, Elijah Baley tendrá que tratar de encontrar la motivación detrás del crimen para poder resolverlo. Lo cual implica conocer a una sociedad extraña y muy distinta a la que él está habituado. Y abandonar las bóvedas de acero de la Tierra para enfrentarse a un mundo que vive en superficie, bajo un sol desnudo.

7237040726_35ff4db3d9_z

Este segundo libro no es tan interesante como el primero. En Las bóvedas de acero era sencillo establecer analogías con nuestra sociedad actual. En este caso la sociedad descrita resulta demasiado distinta a la nuestra, con lo que las reflexiones quedan más lejanas.

Aún así la descripción que hace Asimov de una sociedad robotizada es creíble y coherente. Las motivaciones de los solarianos y el choque cultural con el terrestre Elijah Baley están bien planteados.

Otro detalle interesante es que en varios momentos del libro se plantean de manera rápida algunos elementos que serán de gran importancia en novelas posteriores. Al que haya leído la saga de las Fundaciones le resultará familiar cierto párrafo (que comento en el spoiler)

Spoiler Inside SelectShow

En resumen, El sol desnudo es una vuelta de tuerca a lo ya planteado por Asimov en Las bóvedas de acero. No llega al nivel del primero, pero es digna continuación.

Nota: Bien.

Comprar El Sol Desnudo en Amazon

La fotografía que ilustra esta reseña se llama House of the Sun y pertenece a Daveynin

Bóvedas de acero, Isaac Asimov

La Tierra había tenido que volverse eficiente con el crecimiento de la población. Dos mil millones de personas, tres mil millones, incluso cinco mil millones podrían mantenerse en el planeta mediante un descenso progresivo de los niveles de vida. Cuando la población alcanza ocho mil millones, sin embargo, la escasez empieza a parecerse demasiado a morirse de hambre.

Como propósito de lectura para 2015 me he propuesto leer la historia del futuro de Asimov. Tras escribir su saga de robots y la saga de Fundación, Asimov se dio cuenta de que ambas historias podían ser unidas para conformar una gran saga global. Escribió nuevos libros uniendo las historias de robots, imperio y fundación, creando una gran historia conjunta compuesta por 14 libros. Mi objetivo es leerlos todos en el orden cronológico de la historia contada, que es distinto al orden en el que fueron publicados.

Bóvedas de acero es la primera novela de robots escrita por Isaac Asimov, sin contar la recopilación de relatos cortos “Yo, Robot”. La novela nos sitúa en un futuro en el que la humanidad ha empezado la colonización de los sistemas solares más cercanos.

Los humanos se dividen en dos grupos. Los que viven en la Tierra, sometidos a los rigores de un planeta hiperpoblado cuyos recursos están al límite de lo necesario para garantizar la subsistencia. Y los espaciales, colonos de los sistemas exteriores, que viven sin carencias de ningún tipo en planetas poco poblados.

Y después están los robots. Usados por los espaciales para evitar cualquier tipo de trabajo físico, rechazados en la tierra por el miedo a que estas máquinas dejen sin empleo a la gente.

En este ambiente se inicia la historia. Un embajador de los espaciales en la Tierra es asesinado y se destina a un detective terrestre a resolver el caso con ayuda de un nuevo robot desarrollado por los espaciales. ¿Quién y por qué razón ha cometido el crimen?

the_caves_of_steel_by_jrmalone-d32grla

Bóvedas de acero es un libro con elementos de novela de detectives, como el cliché de los dos policías opuestos en su naturaleza que se ven forzados a trabajar juntos. Pero ante todo es una novela de especulación social. Aprovechando la búsqueda de las motivaciones del desconocido asesino, Asimov plantea un análisis sobre la sociedad futura con claros paralelismos  al mundo actual.

El conflicto entre las regiones ricas frente a las regiones pobres. La influencia de la superpoblación en los recursos. La influencia de la tecnología sobre el mundo laboral. La problemática entre conservadores y progresistas sociales. El hecho de que la tecnología pueda mejorar nuestras vidas, pero a cambio de acabar con nuestras costumbres. Bóvedas de acero fue escrito en los años 50, pero lo que en él se trata sigue vigente 70 años después.

Todo con el estilo habitual de Asimov. Pocas descripciones y basándose en los diálogos para avanzar la trama. Bóvedas de acero es un libro ágil y rápido de leer. Aquí estamos para especular con sociedades futuras, no para describir exhaustivamente cada detalle de hipotéticos sistemas tecnológicos de siglos venideros.

Me ha encantado. Como punto de partida a la historia del futuro de Asimov, Bóvedas de acero pone unos sólidos cimientos sobre los que seguir contando la evolución de la humanidad. Como historia independiente, no deja cabos sueltos y cierra la trama de forma satisfactoria.

Muy recomendable si andas buscando una historia de ciencia ficción clásica sobre el futuro de nuestra sociedad.

Sobresaliente.

Comprar Bóvedas de Acero en Amazon

La imagen que ilustra esta entrada es © jrmalone y la he sacado de Deviant Art.

El fin de la eternidad

Isaac Asimov: El fin de la eternidad

El fin de la Eternidad es una novela de Isaac Asimov que trata sobre los viajes en el tiempo. Tras descubrirse como viajar por el tiempo, surge una organización llamada la Eternidad. Su función es vigilar el desarrollo de la humanidad e introducir cambios en la historia buscando optimizar el nivel de felicidad total de la sociedad.

El protagonista de la novela es un agente de la Eternidad que encuentra una motivación personal externa al plan de la misma. Lo cual le lleva a descubrir aspectos del funcionamiento de la organización que jamás habría imaginado.

El fin de la Eternidad no es una historia sobre un viaje en el tiempo, sino sobre la propia idea del viaje en el tiempo. Sobre las consecuencias de los mismos, sobre las repercusiones de cambiar la historia y sobre la utilidad práctica de los mismos. Es una historia sobre conceptos e ideas, más que sobre hechos concretos (como podría ser la trilogía cinematográfica “Regreso al futuro”)

Asimov es fiel a su estilo. Poco descriptivo, ajustando la narración a los conceptos e ideas a desarrollar. Nada de descripciones detalladas de las sociedades futuras o de la tecnología. No es este el objetivo.

Personalmente me ha encantado. El libro analiza el tema de los viajes en el tiempo y sus consecuencias desde casi cualquier perspectiva posible. Desde las consecuencias a corto plazo a las repercusiones a través de los siglos. Desde los efectos sobre una única persona hasta las consecuencias sobre la humanidad en su conjunto. Pasando por la propia necesidad en si de estos viajes. Lo cual te lleva a plantearte las implicaciones de lo narrado en cada momento.

Construido como un relato de misterio, Asimov deja caer ideas y hechos al inicio, para retomarlos más adelante. Es una historia redonda, en la que nada está al azar y en la que no queda nada sin explicar, justificar o aportar algo a la historia.

Muy recomendable.

Te gustará: Si te interesan los viajes en el tiempo y disfrutas con la ciencia ficción de conceptos.
No te gustará: Si prefieres historias más orientadas a la acción y te aburren las novelas con una carga filosófica o que traten sobre temas demasiado teóricos.

Comprar El fin de la Eternidad en Amazon

Cuatro películas de Ciencia Ficción de 2009

Una de aventuras: Star Trek 2009 (Mayo 2009)

Star Trek 2009

Star Trek llegó a primeros de Mayo de la mano de J.J.Abrams (Lost) con el objetivo de revitalizar una saga medio muerta a estas alturas. El resultado fue una película de acción futurista, con un argumento no demasiado complicado pero efectivo y una buena inversión en efectos especiales.

La película nos cuenta la historia de unos cadetes de la Flota Estelar en su periodo de entrenamiento dentro de la nave Enterprise, nave insignia de la Federación de Planetas. Está basada en la serie original de Star Trek, pero parte de cero, no siendo necesario haber visto nada de esta serie. De hecho, muchos fans de Star Trek la han criticado por ser una película demasiado poco “trekkie”

Básicamente sigue el esquema clásico de las películas de aventuras actuales. Es decir, escena de acción, escena cómica, escena de acción, escena cómica y así una y otra vez, intercalando de vez en cuanto alguna escena más dramática para dar una cierta profundidad argumental a la historia (Destacar la escena del “relevo del capitán”). Todo ello muy bien rodado, con unos grandes efectos especiales y unas actuaciones funcionales.

Recomendable.

Una de crítica social: District 9 (Septiembre 2009)

Disctrict 9

Esta película es, para mí, la película de ciencia ficción del año. Dirigida por el novato Neill Blomkamp cuanta la historia de una nave espacial que apareció de la nada sobre Johanesburgo, Sudáfrica. Los aliens que iban en su interior, aparentemente no demasiado inteligentes, fueron recluidos en una especie de gueto, para evitar problemas con los humanos. La historia comienza cuando se da la orden de trasladar a los aliens, llamados “bichos” en la película, a un nuevo destino, que no es otro que un campo de concentración.

Como podéis suponer, la historia traza muchos paralelismos entre la situación de los aliens y historias reales de racismo estatal en nuestro mundo como el Apartheid o la Alemania Nazi. Ayuda mucho a la verosimilitud de la historia que durante el planteamiento de la trama, la narración se haga en tono de falso documental.

Una vez hecho el planteamiento de lo que nos quieren contar, la estructura narrativa se vuelve más convencional, lo cual ha sido criticado por muchos. En mi opinión, el resto de la película tampoco desmerece, pues mantiene el nivel dramático y el abandono del documental permite acercarnos más a los personajes. Ademas, que demonios, las escenas de acción están muy bien hechas.

Como ya he dicho, dentro del género, mi película este año.

Muy recomendable

Una de bajo presupuesto: Moon (Octubre 2009)

Moon

Reconozco de antemano que esta película me defraudó bastante. Aún así, es una de las cintas dentro del género que más revuelo ha causado este año. Además hay que tener en cuenta que es la obra de un director primerizo, Duncan Jones, el cual promete.

Estamos ante una obra de bajo presupuesto dentro del subgénero de la “hard scifi”, es decir, ciencia ficción hiper-realista. La historia se centra en una instalación lunar dedicada a la extracción de Helio-3 (http://en.wikipedia.org/wiki/Helium-3) En ella habita un único operario, que controla que todo vaya bien, así como un robot llamado Gerty.

El operario tiene un contrato por 3 años, del que solo le quedan unas cuantas semanas para terminar. Y entonces pasa algo. Y nada mas puedo contar, para no reventar sorpresas.

La película en general está bien rodada pero, desde mi punto de vista, carece de ritmo narrativo y el guión es demasiado complaciente. Es decir, tiene muchos momentos en lo que se cuenta es demasiado poco creíble. Y hablando como estamos hablando, de “hard scifi”, esto es un punto muy en contra.

Aún así la película parece haber gustado mucho así que, si te atrae el argumento, prueba a ver si a ti te gusta. Aunque repito, a mí me parece totalmente prescindible. Eso sí, reconozco que por lo menos me hace esperar que dentro de unos cuantos años es posible que Duncan Jones me sorprenda con alguna pequeña maravilla que no he sabido ver en Moon.

Véase bajo su propia responsabilidad

Una de efectos especiales: Avatar (Diciembre 2009)

Avatar

Y finalmente pasamos a la película del año, en cuanto a repercusión. Sobredimensionada epopeya en la que unos malvados marines tratan de obtener el preciado mineral que se oculta entre los bosques de Pandora, habitados y defendidos por los indígenas Na’vi.

Hay que reconocer que los efectos especiales son apabullantes, sobre todo vista en 3D. De hecho, es imprescindible verla en 3D y al que piense lo contrario, solo decirle que no es una opinión mía, sino del James Cameron, creador del film. Como siempre que se pone detrás de una cámara, Cameron ha creado otro hito en el campo de los efectos especiales

¿Y la historia? Predecible y tópica. ¿Los personajes? Planos y estereotipados. En general me dio la sensación de que en todo momento sabes que va a pasar a continuación. Ok, vale, al menos es bonito ver como pasan las cosas, pero un poco de tensión argumental no habría venido más.

El caso es que la historia daba para más. Pero me deja la sensación de que Cameron prefirió no arriesgarse, usar una historia simple y funcional y marchando.

Recomendable, pero para verla en el cine y en 3D. Si no, tampoco os perdéis nada del otro mundo.