Bioshock

“¿Cómo olvidar la primera vez que uno ve Rapture? Es increíble lo que el Hombre puede hacer cuando se libra del gobierno y de Dios”

Bill McDonagh

Bioshock es un videojuego de 2008 que hace poco fue publicado en una edición remasterizada para equipos modernos. Suele estar considerado como uno de los mejores videojuegos de la historia, por su mezcla de jugabilidad, ambientación e historia.

Es un juego al que le tenía muchas ganas pero que, por una o por otra razón, no he podido probar hasta ahora y me gustaría comentar que me ha parecido. Porque, bueno, desde luego que es un juego bastante especial

Argumento del Bioshock

¿Acaso un hombre no tiene derecho al sudor de su propia frente?

Andrew Ryan

Es posible que ya sepas de que va esto pero, en caso contrario, ¿de que va el Bioshock? Pues bien, el juego se ambienta en una ciudad submarina, Rapture, que es una especie de utopía randyana de ultra liberales que buscan crear una ciudad perfecta sin dios, ni estado, ni marxismo.

Podéis escucharlo de la voz del creador de Rapture, en la magnifica introducción del juego: Ver en Youtube

Como es de esperar, porque si no tendríamos juego, algo salió mal. Sin entrar en muchos detalles, en Rapture se hicieron determinados experimentos genéticos que se les fueron de las manos a sus creadores y eso provocó que la utopía se convirtiera en una pesadilla llena de mutantes que hacía agua por todos lados. Literalmente.

Y aquí estás tu, alguien que ha llegado de casualidad a esta ciudad en ruinas. Por suerte, un amable superviviente, Atlás, se comunica contigo por radio para intentar ayudarte a salir de ahí. A cambio de que tu le ayudes a rescatar a su familia, que aquí nadie da nada a cambio de nada.

Destacar que las referencias a la filosofa Ayn Rand son bastante claras. El nombre del fundador de Rapture, Andrew Ryan, es bastante parecido. Y la persona que se ayuda, Atlas, se llama como el título del libro más conocido de Ayn Rand, La rebelión de Atlas.

Así que blanco y en botella. Los referentes filosóficos de Bioshock están bastante claros. Indicar que el juego es una crítica a esta filosofía, pues lo que vemos es a una ciudad basada en ellos que ha colapsado del todo.

De todas formas, es muy divertido matar mutantes mientras escuchas por megafonía que «el mayor problema de nuestra sociedad es el altruismo, pues el altruismo es lo que permite que los parásitos prosperen a costa del trabajo de los hombres libres»

Pero a esto, ¿cómo se juega?

“Imagina que pudieras ser más listo, más fuerte, más sano. ¿Y si pudieras tener poderes increíbles, como encender fuego con la mente? Eso hacen los plásmidos por el hombre”

Atlas
Bioshock ingame

Vale, la ambientación está muy chula y ya volveré a ella más adelante. Pero estamos hablando de un videojuego así que, ¿a esto como se juega?

Pues Bioshock en esencia es un juego de pegar tiros en primera persona (shooter, para los gamers) Mientras avanzamos por Rapture intentando encontrar una salida nos asaltarán muchos de los antiguos habitantes de la ciudad, horriblemente mutados. Y claro, habrá que rellenarles de plomo para que nos dejen en paz.

Pero la mayor gracia del juego es que nosotros mismos podremos aplicarnos algunas de esas modificaciones genéticas para darnos poderes especiales como lanzar fuego, rayos eléctricos, nubes de insectos, hacer telequinesis y muchas cosas más.

Además de poderes especiales también tendremos tónicos genéticos, que nos dan habilidades permanentes. Por ejemplo, hacer más daño, movernos mas sigilosamente, tener más capacidad para sortear los sistemas de defensa de la ciudad, aumentar nuestra vida máxima.

Y no solo eso, sino que también podremos ir aplicando mejoras a nuestras armas, aumentando su capacidad para cargar munición, reduciendo el retroceso o mejorando su cadencia de fuego.

Todo esto le da una componente estratégica muy interesante al juego, que hace que no sea un simple ir palante y disparar a todo quisqui, sino que nos hará pensar en como desarrollar nuestras habilidades, como si de un videojuego de rol se tratase. ¿Nos centramos en la lucha a corta distancia? ¿En potenciar nuestros poderes? ¿En mejorar nuestra habilidad con las armas de fuego? ¿Buscamos el equilibrio?

Entiendo que a día de hoy esto de hacer un juego de disparos con opciones de personalizar nuestro personaje no es algo tan poco frecuente, pero cuando Bioshock salió si que era algo muy poco común.

Genial, si, pero con fallas

Big daddy bioshock

“Supongo que los escépticos pensarán que se puede pintar un cuadro sin mancharse la bata”

Sander Cohen

“Supongo que los escépticos pensarán que se puede pintar un cuadro sin mancharse la bata”

Sander Cohen

Vale, pero no es oro todo lo que reluce. La jugabilidad es original y sorprendente pero me ha dejado la sensación de que a pesar de la amplitud de opciones, el juego acaba haciéndose algo repetitivo.

Mi mayor problema es que creo que el repertorio de enemigos es bastante escaso. Tienes unos cuantos tipos de mutantes (splicers es como los llaman en el juego). Y además, a los Big Daddys (las criaturas de la imagen que ilustra esta sección). Que son mucho más peligrosos y difíciles de matar.

Algo parecido ocurre con los escenarios. A nivel visual son muy variados, pero a nivel de diseño arquitectónico de niveles, son muy parecidos. Un pasillo por aquí, una plaza por allá, habitaciones varias. Supongo que son los problemas inherentes a querer diseñar un escenario más o menos realista.

Al principio el juego tiene una cierta complicación y nos obliga a estrujarnos el coco para ver como usar nuestras armas, modificaciones y coberturas. Pero creo que al poco se le pilla el truco y los splicers pasan a ser una pequeña molestia no demasiado difícil de manejar. Respecto a los Big Daddys si, son mucho más duros, pero en cuanto descubres la combinación de armas y ataques necesaria para hacerles morder el polvo, vencerlos se va volviendo rutinario.

Vamos, que los combates y los tiroteos acaban volviéndose repetitivo más pronto de lo esperable.

Otro problema que le veo es que el juego es demasiado lineal, teniendo muy pocas decisiones que tomar. La única posibilidad es ir hacia donde nos van diciendo y poco más. Desde luego, esto no es un Fallout. He leido a algunos diciendo que esto es una referencia a uno de los temas filosóficos del juego. Puede ser. «Un hombre libre, un esclavo obedece». Pero tal vez estamos sobreanalizando y esta linealidad es una decisión de diseño jugable para hacer el juego más manejable. Como sea, creo que es un pequeño defecto más.

Ojo, esta crítica la hago desde el punto de vista de que este juego es considerado una obra maestra absoluta del género. Así que estoy siendo especialmente exigente en mi reseña. Soy como ese profesor tocapelotas que te llama a revisión para decirte que te ha puesto un sobresaliente, pero que quería echarte la bronca por no haberte esforzado un poco más, pues eres alumno de matrícula.

Que por cierto, por lo que he leido parece que el Bioshock 2 si que alcanza la perfección a nivel jugable, aunque por desgracia no sorprenda tanto a nivel de argumento.

La ambientación

Rapture

“No era imposible construir Rapture en el fondo del mar. Era imposible construirla en ningún otro lugar”

Andrew Ryan

Pero lo mejor de este juego, sin duda, es la ambientación. Ya desde el inicio la excelente introducción nos hace ver que esta ciudad sumergida, Rapture, es algo muy especial. El diseño de la ciudad subterranea es genial, con su estilo art-decó propio de la primera mitad del siglo XX. Y se nos presentan distintas zonas, con diferente aspecto cada una, por lo que nunca llega a hacerse repetivo.

Si acaso podría criticar que me gustaría que hubiera más ventanales o zonas desde los que ver la ciudad en toda su plenitud. Aún así, la continua presencia de agua por todas partes consigue que no nos olvidemos que estamos en una ciudad submarina.

Por todo el juego tendremos una serie de diarios en audio de los antiguos habitantes que nos irán contando lo que ocurrió en la ciudad. La mayoría de estos diarios son bastante interesantes y ahondan en los temas del juego. También dan personalidad a varios de los villanos intermedios y finales del juego, aumentando la «personalidad» de la experiencia.

Creo que al final esto es lo que más se queda una vez acabado el juego. Más que recordar alguna momento especialmente divertido o tenso, más que admirar la mecánica de personalización. Lo que te deja Bioshock es a Rapture y a sus habitantes.

Conclusiones

“Un hombre libre elige. Un esclavo obedece”

Andrew Ryan

En definitiva, que Bioshock es un juegazo. Puede que tenga problemas que le alejen de la excelencia a nivel jugable, pero su ambientación es magnifica y su historia te atrapa desde el inicio hasta el final.

Creo que como juego no ha envejecido nada y sigue siendo perfectamente disfrutable hoy en día. Y además, tenemos la edición remasterizada. Su mayor pega es la linealidad y una cierta repetición de momentos (pero, ¿qué videojuego que dure más de un par de horas no está libre de este inconveniente?)

Pero compensa de sobras sus defectos. Altamente recomendable.

Página de Bioshock en Steam: Acceder