Nebraska

Nebraska es la nueva película de Alexander Payne, director de Entre copas. Cuenta la historia de un anciano con principio de demencia y un pasado de alcoholismo que cree haber recibido un premio de un millón de dólares. Su familia trata de convencerle de que el supuesto premio es un timo. Pero al no conseguirlo, su hijo decide acompañarle en coche al sur de los EEUU a recibir el hipotético premio.

Película independiente norteamericana. En blanco y negro, cuenta una historia sencilla en tono de comedia dramática. La parte cómica pesa más, con personajes geniales como la cínica esposa del protagonista. Tiene momentos tristes, pero nunca llega a dejar el tono alegre, concediendo una gran ternura a esas escenas en las que la situación parece torcerse más de la cuenta.

El guión es sencillo, una sucesión de personajes y anécdotas propias de la América profunda. Sin estridencias ni giros inesperados. Su fuerza está en los diálogos. Las conversaciones entre padre e hijo, o los casi monólogos de la mujer del protagonista. Los actores están todos magníficos, estando su protagonista, Bruce Dern, nominado al Óscar.

Recomendada si te gusta el cine independiente americano, o las historias familiares.

Notable.