Resumen Barcelona: Sangre de Toro y el coche

Dios Baco
Baco en todo su explendor

Llevo tiempo sin escribir sobre mi vida en Barcelona, así que voy a hacer un resumen rápido. Como podeis comprobar por la fecha y la hora, escribo esto un viernes a las una de la madrugada. Es que la gente está de exámenes y hoy no sale nadie, así que me he quedado frikeando un poco.

Bueno, el sábado pasado descubrí lo que podemos llamar la trampa de la diagonal. Esta consiste en que entras en la calle que cruza Barcelona de punta a punta y que se llama Diagonal y ya no puedes salir. Si señores, en la Diagonal se entra, pero no se sale, excepto en puntos muy concretos. Vamos, que acabé en la otra punta de la ciudad y lógicamente, me perdí. Iba a la calle Aragó y tarde lo mismo que si hubiera ido a Aragón. Y después tardé la friolera de 1 hora, ¡una maldita hora! en encontrar aparcamiento. Mi racha de llegar y aparcar se ha acabado.

Ese viernes el plan era cenita en la casa de nuestros amigos vascos que, como buenos vascos que son, tienen buena mano para la comida. El caso es que yo llevé cuatro botellas de vino y claro, cojí un ciego enorme. Acabé borrachísimo, me puse a llorar un poquito, según me contaron, que yo no me acuerdo y me llevaron a la cama para que no molestara. Y los muy caraduras se bebieron el vino que quedaba. Malditos.

Por cierto, el vino que compré era un vino catalán conocido como Sangre de Toro, lo cual no deja de ser un nombre curioso para un vino de esta tierra. En la etiqueta pone que tiene ese nombre porque los antiguos romanos, unos tios grandes, llamaban el Toro al dios Baco. Por cierto según me contaron, tengo la sorprendente habilidad de, estando totalmente borracho, coger una botella de vino, levantar el brazo como si estuviera escanciando sidra, moviendo la botella en círculos y, mientras sigo hablando mirando al frente, servirme una copa sin verter ni una sola gota. Pues claro, soy un Sacerdote de Baco de nivel 8, ¿qué os pensabais?

Por cierto, os habreis fijado que vuelvo a poder poner imágenes en las entradas. Como ya estoy matrículado ya tengo el internet un poco menos restringido y vuelvo a tener acceso a ftp.

Mañana, nueva entrada con: Els Castells, examen de catalán y las ventajas de tener tetas en la busqueda de pisos.

Barcelona, dos meses y 18 días. 17 grados, voy a la uni en camiseta. La tripulación anda un poco mareada

5 comentarios en “Resumen Barcelona: Sangre de Toro y el coche”

Los comentarios están cerrados.